fbpx

Colombia: ¿Qué son la cláusula Petro y cláusula Fico?

Con la aparición de la 'cláusula Petro' y la 'cláusula Fico', los colombianos han mostrado cierto temor a que alguno de los dos candidatos llegue a la Casa de Nariño. ¿Qué piensan los empresarios de esta situación?.

Gustavo Petro y Federico Gutierrez

Fotos: TW-petrogustavo, TW-FicoGutierrez

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Colombia: What Is The Petro Clause?

El pasado 30 de enero, el abogado Ramiro Bejarano trajo a la memoria de todos los colombianos una polémica que se gestó en 2018, cuando el hoy candidato de la izquierda a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, hacía lo propio contra el actual primer mandatario, Iván Duque.

El también columnista redactó un artículo de opinión que se publicó en el periódico El Espectador, en el que puso sobre la mesa la llamada ‘cláusula Petro’. De acuerdo con Bejarano, "se ha puesto en marcha la estrategia sucia de incluir una estipulación en los grandes contratos que se vienen suscribiendo, por medio de la cual las partes, dizque en ejercicio de la autonomía de la voluntad, pactan que el contrato solo empezaría a ejecutarse si Petro resulta vencido en las elecciones presidenciales, o que se deje sin efectos si llegare a convertirse en presidente”.

Por el otro lado, está una cláusula que ataca directamente a un posible gobierno de Federico Gutiérrez, candidato de la derecha, y que según el senador de izquierda Gustavo Bolívar, podría también afectar las inversiones extranjeras en el país. De acuerdo con Bolívar, la ‘cláusula Fico’ (apodo con el que se le conoce a Gutiérrez), regula la inversión internacional en Colombia, pues muy pocos estarían interesados en depositar su confianza en este país si la violencia continúa.

“Mientras que en Colombia siga la inseguridad, ellos no pueden invertir. Uno de ellos (un inversionista) que reside hace 25 años me dijo que, si ganaba ‘Fico’, ellos no invertirán. El partido de gobierno (Centro Democrático que daría su apoyo a Fico) le apuesta a otras situaciones, no le apunta a la paz sino a la guerra”, explicó Bolívar en conversación con la emisora Caracol Radio.

De esta forma, Colombia empieza a balancearse en un peso económico, en el que, en caso de ganar Petro, el temor de la negociación interna sería altísimo, según algunos abogados y expertos, mientras que un triunfo de Gutiérrez, tal como lo mencionó Bolívar, traería una crisis similar pero en las negociaciones provenientes del exterior.

“Más allá de un gobierno”

Sin embargo, en medio de esta polémica de gobiernos, políticos, partidos y miedos, lo cierto es que una cosa son las estrategias del temor que puede usar uno u otro bando con el fin de hundir a sus contradictores, en este caso, usando la economía como fortín, y otra real lo que vislumbran los empresarios e inversionistas, que a fin de cuentas tienen la potestad para decidir si generan empleo o inversión en un país.

Precisamente, esto fue lo que explicó Ricardo Triana, director ejecutivo del Consejo de Empresas Americanas (CEA) en Colombia, manifestando tajantemente que los empresarios, en este caso los estadounidenses, “invierten para el país y no en un gobierno, en un Estado como tal, y eso tenemos que celebrarlo, porque esas empresas creen en el país independientemente de todo”.

El líder de esta organización que acobija a más de 111 empresas norteamericanas con sede en Colombia, recalcó en su conversación con Portafolio, que los empresarios de ese país están creyendo en Colombia “como institución”, pues “aún con todos los problemas e incertidumbres que se están generando, ellos siguen invirtiendo a largo plazo, que para ellos son 50 años”.

Este argumento podría verse apoyado, en caso de que gane Gustavo Petro, con otros países en los que la izquierda es gobierno, como lo es Chile. En marzo de 2022, Gabriel Boric asumió como presidente del país austral, y desde entonces, contrario a lo que creía la oposición, su relación con los empresarios e inversionistas ha venido mejorando.

Tras su visita a Argentina, en donde recordó el fortalecimiento en las relaciones económicas con ese país, con el cual Chile tiene la “mayor relación comercial en América Latina, más de 5 mil millones de dólares” invertidos, Boric ahora ha empezado a ganar también el beneplácito de los principales gremios empresariales chilenos, con los que no tuvo una buena relación al comienzo de su mandato.

A principios de abril, Boric anunció un nuevo plan con el cual poder tener una recuperación económica y laboral en Chile tras la pandemia por covid-19, estrategia que no fue ajena a gremios como la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) y la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

“Coincidimos con el plan anunciado por el gobierno que pone énfasis en la recuperación del mercado laboral, que (…) aún no alcanza los niveles previos a la crisis sanitaria”, manifestó el presidente de la Sofofa, Richard von Appen, por medio de un comunicado de prensa.

Por su parte, Juan Sutil, presidente de la CPC, mostró todo su apoyo al Gobierno, asegurando que como gremio tienen “que ser muy responsables de apoyar también cuando se actúa con responsabilidad y dentro de la medida de lo posible”.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Podrá Gustavo Petro emular los sistemas de pensión europeos en Colombia?

No obstante, uno de los problemas que más preocupa en este momento, no solo al empresariado chileno y colombiano, sino al de toda la región, es el tema de la inflación; aunque esta es una problemática, que, teniendo en cuenta lo visto actualmente en el mundo, no incide solamente en la responsabilidad de los mandatarios locales en Latinoamérica.

Situaciones como la Guerra en Ucrania están afectando seriamente a la economía mundial, teniendo en cuenta que, según el Consejo Internacional de Granos, tan solo Rusia y Ucrania acaparan el 22 % de las importaciones de trigo en todo el planeta. Además, Rusia siendo uno de los países más exportadores de fertilizante (tan solo en 2019 tuvo un volumen de 9 mil millones de dólares), ha hecho que los precios de este material se eleven más del 40 % en los últimos dos meses.

Esto ha originado una crisis alimentaria que, por supuesto, también afecta a América Latina. Entonces, ¿seguirá el miedo por Petro o Fico en Colombia, aun viendo la realidad económica que afecta no solo a este país sino a todo el planeta?