fbpx

Stranger Things: ¿Por qué la nostalgia es efectiva en televisión y cine?

El tráiler de la cuarta temporada de Stranger Things demuestra que amamos la nostalgia y que consumimos productos que apelen a este sentimiento.

Fotograma de la serie 'Stranger Things 4'

Foto: Netflix

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Stranger Things: Why Nostalgia is Effective in Television and Movies?

Stranger Things estrenará su cuarta temporada. En el 2016, Netflix lanzaba esta serie que fue uno de los mayores éxitos del streaming hasta la fecha. Para el año siguiente, la aplicación lanzaba su segunda temporada, mientras que para la tercera hubo que esperar hasta el 2019. Ahora bien, ¿qué explica que, años después, surja una cuarta entrega que cause tantas expectativas?

Stranger Things y la nostalgia

Pues bien, lo primero que se destaca es el elemento de la nostalgia. Stranger Things tiene un gran acierto, que es la recreación de una atmósfera pasada. La frase “todo tiempo pasado siempre fue mejor” parece vivir en estas historias, especialmente en un contexto pandémico, donde recordamos épocas del pasado con añoranza.

Justamente, en Stranger Things se hace referencia a una vuelta a la infancia, donde somos capaces de imaginarnos cosas, tanto divertidas como temerosas. De esta manera, al ver Stranger Things no solamente vemos una trama ficcional, sino que también reconocemos una especie de representación de nuestra propia vida.

Es decir, la música, la ropa, la estética e incluso los diálogos pueden recordarnos al momento del pasado. Si empatizamos con los personajes, no solamente es porque la narrativa esté bien realizada, sino que también ocurre porque nos vemos reflejados en ellos. De esta manera, la serie busca ser un refugio para nuestra mente y nuestro entusiasmo.

Así, la nostalgia no solamente aparece con las caracterizaciones de época, sino también con la introducción de elementos del pasado en el presente. O sea, existen películas o series que surgieron exitosamente en un momento determinado, sin evocar sentimientos nostálgicos en aquel entonces, pero sí lo hacen ahora tras el paso de los años.

Lee también: Los 5 mejores documentales sobre celebridades para ver en Netflix

Ejemplos de nostalgias "exitosas" en la actualidad

Un ejemplo claro ocurrió con Spider-Man. La trilogía clásica de Sam Raimi generó un furor a comienzos de los 2000 a raíz de su propia producción y no de los sentimientos del pasado. A medida que el tiempo pasó y los actores envejecían, los deseos de los fanáticos de un hipotético regreso se materializaban eufóricamente en las redes sociales.

Incluso, algo parecido ocurría con la saga de The Amazing Spider-Man, que salió a comienzos de la década de los 2010 como un reinicio del personaje anterior. Es decir, si la saga protagonizada por Tobey Maguire representaba la infancia de muchos jóvenes, la de Andrew Garfield significaba el regreso a la adolescencia.

Por eso, Spider-Man: No Way Home fue un verdadero éxito en taquilla. El regreso de antiguos personajes hizo que muchos acudieran a la pantalla grande para vivir, ya en la adultez, algunas de las sensaciones experimentadas en la infancia y la adolescencia. Y, si bien no fue lo mismo, la aparición de los actores originales emocionó al público.

Pues bien, Spider-Man: No Way Home no fue el único caso, ya que la oferta de contenidos actual está “plagada” de referencias nostálgicas. Por ejemplo, la saga de Star Wars siempre invocó al pasado, tanto en sus películas como en sus series. Un caso ocurrirá con Kenobi, la futura serie de Disney Plus que buscará “llegar” al público que creció con las precuelas.

Del mismo modo, también se aprovecha la nostalgia “secundaria”, algo que estamos viendo en Animales Fantásticos. En este caso, no se utilizan a los actores originales, pero sí se crea una historia nueva dentro de un universo cinematográfico ya conocido. Entonces, queda una pregunta en el aire: ¿las personas acuden a ver estas películas o series por lo nuevo que tienen por ofrecer? ¿O únicamente para ver las referencias a producciones anteriores?

Por ejemplo, Animales Fantásticos 3 fue muy sólida en cuanto a su narrativa y a las propias escenas de acción. Sin embargo, su efectividad en el público parece estar más ligada a las referencias sobre las películas originales que a las nuevas propuestas. Por eso, el reencuentro de los actores principales, en el documental especial de fin de año, causó tanta emoción en los fans, incluso más que las nuevas películas. Y ahí está el principal problema de la nostalgia.

Si todas las producciones deben tener necesariamente una referencia al pasado para lograr el éxito, esto limita la generación de nuevas historias independientes. Así, los autores se ven “obligados” a recurrir a los mismos gags y fórmulas que sirvieron en el pasado, evitando construir nuevas tramas 100% originales.

Por último, es posible que este efecto de la nostalgia se vea en unos años con el Universo Cinematográfico de Marvel. Cuando ya no queden historias por explorar, no debería sorprender que la franquicia se tome un “descanso” y hagan un reboot. Dicho de otra manera, nuevas historias, pero basadas en los universos originales de los superhéroes.

De esta forma, se explica por qué hubo un furor tan grande por Stranger Things ante el estreno del tráiler de su cuarta temporada. Su construcción efectiva de una época antigua genera muchas sensaciones entre los espectadores, motivo por el cual se convirtió en la producción más exitosa de Netflix. Y tú, ¿la verás cuando la lancen?