fbpx

Estas son las consecuencias de la cuarentena en Shanghái

Las medidas anticovid en China han dejado a la ciudad más rica del país enclaustrada. Estas son las diferentes consecuencias que tiene el cierre de Shanghái.

Personal medico tomando pruebas COVID

Foto: Gobierno de EE.UU.

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: These are the Consequences of the Quarantine in Shanghai

El coronavirus ya lleva conviviendo con nosotros más de 2 años y en muchos países parece ser historia. Cada día se levantan las restricciones sanitarias o son más y más ignoradas. Sin embargo, ahora China está atravesando un periodo de encierro y de medidas duras para disminuir el contagio vivido en el país.

Incluso, luego de varios meses, se registraron las primeras muertes relacionadas con la COVID-19 en China. Se trata de tres adultos mayores que empeoraron su situación luego de ingresar al hospital. Los medios locales identifican a 2 mujeres y a un hombre, de entre 89 y 91 años, quienes tenían problemas de salud previos relacionados con enfermedades coronarias, diabetes y presión alta.

Aunque las muertes relacionadas al coronavirus parecen pocas en una ciudad de más de 25 millones de habitantes, las muertes no relacionadas a la COVID-19 sí han aumentado. El Instituto Peterson para la Economía Internacional (PIIE) aseguró que el número de personas negativas para coronavirus que han fallecido ha aumentado, debido a que las autoridades les han negado el tratamiento.

El lunes de esta semana, en solo Shanghái, se reportaron más de 22 mil casos nuevos, en donde más del 10% eran casos asintomáticos.

Desde marzo, las autoridades chinas han decretado una cuarentena estricta en la ciudad de Shanghai, una metrópoli de más de 26 millones de habitantes. Encierros prolongados, prohibición de salir de los apartamentos, baja provisión de alimentos y hasta sacrificio de mascotas han creado un verdadero problema de salud y de ambiente político.

Lee también: ¿Qué beneficios económicos traerá el nuevo aeropuerto de México?

Las autoridades no han dado signos de querer suavizar las medidas. Ante un panorama con bajas tasas de vacunación y una política de cero tolerancia, las restricciones pueden prolongarse un par de semanas. Pero esta crisis sanitaria en Shanghái no puede ser tomada a la ligera. Si es verdad que China presenta registros favorables en crecimiento económico en los primeros meses de este año, el cierre de la ciudad más poblada y más rica puede representar posteriores problemas de crecimiento y empleo.

Un obstáculo para la reactivación económica de China

China empieza a mostrar signos de reactivación económica. En apenas los primeros 3 meses del 2022, el PIB chino creció un 4,8% comparado con el primer trimestre del 2021. Esto se da luego de no solo la pandemia, sino de la crisis inmobiliaria de Evergrande, la crisis de contenedores y del problema que generó para el comercio mundial el atascamiento del Canal del Suez.

Ahora, el confinamiento de la ciudad más poblada y más rica del país, también puede significar un golpe al crecimiento económico. Esto puede poner en duda las expectativas de 5,5% de crecimiento que espera tener China en todo el año (que ya de por sí, es pesimista). Un modelo creado por Michael Song, economista de la Universidad China de Hong Kong, estima que el encierro de 1 mes en Shanghái, puede representar una caída del 3% en el PIB nacional.

Esto incluso podría empeorar si se empiezan a aumentar las restricciones de viaje y la movilidad en otras ciudades chinas. Incluso, el desempleo ha llegado a rosar los niveles del inicio de la pandemia. En marzo el desempleo nacional llegaba a 5,8%, alcanzando a niveles de mayo del 2020, con caídas en las ventas del comercio de 3,5%.

Año de elecciones en China

A pesar de que China no se comporta como una democracia, sí existen elecciones para elegir al líder nacional. En un sistema de partido único, el líder del Partido Comunista Chino es, en consecuencia, el presidente de la nación. Y este año, a finales de 2022, el PCC deberá elegir nuevamente a su cabeza.

No se esperan grandes sorpresas y la reelección de Xi Jinping por segunda vez consecutiva parece ser segura. Pero, la campaña política del Gobierno se ha enfocado en favorecer la salud del pueblo, por encima de los indicadores económicos. Esto puede dar réditos políticos, sin embargo, dentro de la misma ciudad de Shanghái, el rechazo a las medidas estrictas ha sido general y esto puede generar algún tipo de roces para las elecciones.