fbpx

¿Se quedaría "solo" Ecuador en una Sudamérica de izquierda?

Ecuador ha pasado de tener vecinos aliados ideológicamente a casi quedarse "solo". Las elecciones en Brasil y Colombia serán cruciales.

Guillermo Lasso

Foto: IG-guillermolasso

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Would Ecuador Be Stranded In A Left-wing South America?

Con Rafael Correa, Ecuador pasó una década orientado hacia la izquierda que coincidió con los gobiernos de Hugo Chávez, Luiz Inácio Lula da Silva, Cristina Fernández y Evo Morales, entre otros. Con ellos el Ecuador se sintió cómodo y sus relaciones fueron más que amistosas, la aparente unidad de la región se fue resquebrajando con el viraje hacia la derecha de estos países por lo que se fue quedando aislado hasta la llegada de Guillermo Lasso a la presidencia. Ahora, la tendencia es nuevamente hacia la izquierda, por lo que el país parece entrar en una nueva etapa de aislamiento.

Ecuador, de la izquierda a la derecha

Entre 2007 y 2017 Ecuador fue gobernado por Rafael Correa, un presidente que encajó bien en la dinámica de izquierda que vivía la región. En su gobierno el PIB pasó de 37 219 millones de euros en 2007 a 92 322 millones en 2017, por lo que casi se triplicó, según datos de Expansión de España. No obstante, la presidencia de Correa terminó entre señalamientos de corrupción y otros delitos que sepultaron su carrera política. Su sucesor y ex vicepresidente, Lenin Moreno, se opuso a Correa y representó una transición que culminó con la llegada de Guillermo Lasso al gobierno. El actual presidente de Ecuador se encontró con aliados rápidamente en Colombia, Brasil, Chile y Uruguay marcando distancia con Venezuela en Sudamérica y Cuba en el Caribe, aunque no con México gobernado por Andrés Manuel López Obrador. Para Ecuador la situación vuelve a cambiar: Argentina, Chile, Perú, Venezuela y en el norte México son gobernados por la izquierda en diferentes facetas. Las elecciones presidenciales de Colombia y Brasil de este año podrían terminar por aislar al país, al menos a nivel ideológico, ya que al mismo tiempo algunos de estos países son sus principales socios.

¿Gustavo Petro en Colombia?

De acuerdo con el Centro Nacional de Consultoría, Gustavo Petro y Federico Gutiérrez tienen casi asegurado el pase al balotaje, el primero con 36.5% de la intención de voto y el segundo con el 24.5%. En la encuesta por el balotaje los datos arrojaban un encuentro muy cerrado con Petro apenas a la cabeza con 43.1% frente al 40.1% de  Gutiérrez. El candidato de Pacto Histórico se presenta a su tercera candidatura tratando de emular lo logrado por López Obrador en México, quien también en su tercer intento obtuvo la victoria en un país que, al igual que Colombia, ha tenido una marcada tendencia hacia la derecha. De obtener la presidencia, Petro seguirá siendo un férreo crítico de Lasso, a quien siendo aún candidato a la presidencia de Ecuador señaló en Twitter por la supuesta posesión de propiedades de forma irregular. Y en cuanto Lasso se convirtió en presidente electo, Petro no tardó en calificar su victoria como un retroceso para la región, principalmente en términos ambientales. Sin embargo, Colombia no podrá perder de vista que es el tercer país que más vende a Ecuador, en un comercio que representa $1 500 millones de dólares, de acuerdo con el Observatorio de Complejidad Económica.

También puedes leer: Colombia: posiciones de los presidenciables frente al ELN y Venezuela

El posible regreso de Lula da Silva a la presidencia de Brasil

En Brasil, Lula da Silva ha vuelto a la vida política después de ser encarcelado y del impeachment a Dilma Rousseff que hundieron su carrera política. Su popularidad ha mejorado, el gobierno de Jair Bolsonaro y su posición de preso político lo tienen arriba en las encuestas. Según la más reciente del Instituto Datafolha, Lula lidera las intenciones de voto con el 43% frente al presidente Bolsonaro que busca la reelección y que cuenta con apenas el 26% de las preferencias, ambos son los punteros. Pese al tamaño de la economía brasileña, Ecuador apenas importa $614 millones de dólares y el gigante sudamericano no aparece siquiera entre los primeros cinco destinos para las exportaciones ecuatorianas. El entendimiento con Jair Bolsonaro y la posición de izquierda de Lula podrían definir las relaciones entre ambos países en el futuro, que más allá de cordiales no profundizarán el intercambio económico entre ambos países.

¿Hacia dónde debe apoyarse Ecuador?

De completarse la llegada de Lula y Petro en Brasil y Colombia, respectivamente, Ecuador se quedaría "solo" en Sudamérica y la región en general. Pero más allá de las diferencias en política, el peso del comercio podría ser decisivo para mantener buenas relaciones. Chile es uno de sus destinos de exportación más importantes con $823 millones de dólares en 2020, además de Colombia, Perú y Brasil de donde importa $2 700 millones de dólares en conjunto. Argentina y Venezuela no figuran entre sus socios principales, las relaciones con Maduro difícilmente llegarán a buen puerto. Finalmente, Ecuador se convirtió en 2019 en Estado asociado a la Alianza del Pacífico y en enero de este año solicitó su ingreso formal como miembro pleno, por lo que su relación con Colombia, Perú, Chile y México (estos últimos tres ya con gobiernos de izquierda) es crucial para las aspiraciones económicas de Lasso y su intención de posicionar a Ecuador en el contexto global. En temas de política exterior, la Uruguay de Luis Lacalle Pou y la Paraguay de Mario Abdo Benítez, serán sus únicos posibles aliados en la región. Esto demuestra que deberán encontrar puntos en común con los Gobiernos más moderados y así no quedar excluídos.