fbpx

Cuarta dosis contra la COVID-19 ¿Cuál es su avance?

La aplicación de la segunda dosis de refuerzo, también conocida como la cuarta dosis, ha generado polémica. Conoce cuáles son las recomendaciones de las autoridades y cómo ha avanzado su aprobación en el mundo.

Envases de vacunas contra el COVID-19 y jeringas

Foto: Pexels

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: Fourth Dose Against COVID-19. What is its Progress?

De acuerdo con información de Our World in Data, el 64,7% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra la Covid-19. No obstante, de acuerdo a los datos recogidos por dicho portal, en promedio en África apenas el 15,37% de la gente tiene la pauta inicial completa de vacunación y un 5,14% más al menos la primera dosis. Mientras tanto, en otros lugares del planeta ya se ha empezado a aplicar la cuarta dosis, como en Estados Unidos. En este país, a finales de marzo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó la aplicación de la segunda dosis de refuerzo (cuarta dosis) con las vacunas de de Pfizer-BioNTech o Moderna para personas mayores de 50 años y ciertas personas inmunodeprimidas, tras haber pasado mínimo cuatro meses desde la última vacuna. De hecho, el presidente de la nación, Joe Biden ya recibió su refuerzo. 

“La evidencia actual sugiere cierta disminución con el tiempo de la protección contra consecuencias graves de COVID-19 en personas mayores e inmunodeprimidas. Según un análisis de datos emergentes, una segunda dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o de Moderna podría ayudar a aumentar los niveles de protección para estas personas que tienen un mayor riesgo”, señaló el director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, Peter Marks. Estas decisiones se tomaron con base en datos de vigilancia proporcionados por el Ministerio de Salud de Israel de la aplicación de aproximadamente 700,000 cuartas dosis. De hecho, Israel fue el primer Estado en aplicar estas dosis. 

Te recomendamos leer: Galería: Estos químicos del día a día podrían estar afectando tu salud

Cuba y Chile, pioneros en Latinoamérica

Después de Israel, Cuba y Chile han sido de los primeros países en empezar la aplicación de las cuartas dosis. En Chile, desde enero, las personas con problemas del sistema inmune, mayores de 12 años han podido acceder a esta dosis. Asimismo, desde febrero, los mayores de 55 años han accedido a la cuarta dosis. Por su parte, Cuba ha realizado estudios clínicos con su vacuna, que han determinado la efectividad de la cuarta dosis. Desde noviembre del 2021, trabajadores de la salud, grupos de riesgos y otros grupos poblacionales han recibido esta dosis, según señala el Ministerio de Salud Pública del país.

Asimismo, otros países de Latinoamérica se han sumado a la vacunación de la cuarta dosis. En Brasil, desde inicio de año, está la autorización para que las personas inmunodeprimidas accedan al refuerzo. Asimismo, ciudades como Sao Pablo, iniciaron en marzo la vacunación de esta dosis para ancianos. En Colombia, a finales de marzo, el Ministerio de Salud y Protección Social autorizó la distribución de la cuarta dosis para el grupo poblacional de personas con trasplantes de órganos o con enfermedades autoinmunes. Asimismo, desde el 18 de marzo, en El Salvador se están aplicando estos segundos refuerzos a personas mayores de 12 años.

Previo a Semana Santa, Ecuador anunció que iniciaría con la aplicación de la cuarta dosis a personas con enfermedades que los pongan en situación vulnerable ante el coronavirus y a personas mayores de 50 años. En cuanto a Argentina, la situación es especial, pues las autoridades sanitarias del país no recomiendan la aplicación del segundo refuerzo, pero han habilitado la posibilidad del mismo para personas vacunadas con Sputnik que deseen viajar y necesiten presentar una de las vacunas aprobadas internacionalmente. 

La Agencia Europea del Medicamento no aconseja una cuarta dosis 

Uno de los anuncios más recientes respecto a la vacunación con la cuarta dosis lo ha dado el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y el grupo de trabajo COVID-19 de la Agencia Europea del Medicamento EMA. "Es demasiado pronto para considerar el uso de una cuarta dosis contra la COVID-19 de Pfizer y Moderna en la población general", indican en su comunicado.

"Como las campañas de revacunación podrían comenzar en otoño, las autoridades considerarán el mejor momento para administrar dosis adicionales, posiblemente aprovechando las vacunas actualizadas", han señalado las agencias. Mientras tanto, insisten en que es prioritario completar la vacunación inicial, de dos dosis, para todas las personas que aún no han sido inoculadas.