fbpx

La producción de petróleo y gas debe acabar para 2050 según expertos

De acuerdo con un reporte de la Universidad de Manchester, los países ricos deben poner fin a la producción de petróleo y gas para 2034 para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

Maquina de extraccion de petroleo en el mar

Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: Oil and gas production must end by 2050 according to experts

Una nueva investigación, realizada por los expertos en cambio climático Dan Calverley y Kevin Anderson, del Centro Tyndall de la Universidad de Manchester realizó un análisis sobre las vías de eliminación gradual para la producción de combustibles fósiles (gas y petróleo) para cumplir con los requisitos del Acuerdo de Paris.

El Acuerdo de París de 2015 es un tratado internacional sobre el cambio climático que resulta jurídicamente vinculante para los 197 países que lo suscribieron. En él, los estados se comprometen a mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados centígrados y a hacer esfuerzos para limitar el aumento de dicha temperatura a los 1.5 grados centígrados. No obstante, por los efectos de los gases invernadero, el panorama no ha resultado muy alentador.

El estudio de la Universidad de Manchester señala que si se quieren cumplir con los objetivos de París, no existe ninguna probabilidad de que una nación aumente la producción de petróleo y gas. Por el contrario, todos deben comprometerse a hacer recortes significativos, en menos de una década.  En este sentido, teniendo en cuenta los niveles de desarrollo y riqueza, y la dependencia económica de los países en combustibles fósiles, el informe señala que los países más ricos deben reducir la producción en un 74% para 2030 y ponerle fin para 2034. En esta lista se encuentran 19 países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Noruega, Canadá, Australia y los Emiratos Árabes Unidos.

Si bien ya se había hablado de la necesidad de eliminar el uso del carbón como una medida urgente para frenar el cambio climático, los planes de sustitución del petróleo y gas no habían sido los protagonistas. Sin embargo, la reciente invasión de Rusia a Ucrania también ha puesto de manifiesto la necesidad para las naciones europeas de no depender del gas ruso. Por lo tanto, las alternativas verdes son, además de una opción, una necesidad urgente. No obstante, el informe citado se realizó incluso antes de dicho conflicto.

“La aplicación del Acuerdo de París requiere una transformación económica y social, basada en la mejor ciencia disponible”, señalan las Naciones Unidas. Además, indica que dicho acuerdo brinda un marco para el apoyo financiero, técnico y de creación de capacidad entre los países. Así que desde su concepción inicial, el Acuerdo de París fue pensado para fomentar la cooperación, aunque en la práctica no todo suceda como en el papel. 

¿Por qué la diferencia entre ricos y pobres? 

Kevin Anderson, autor de la investigación y profesor de Energía y Cambio Climático en la Universidad de Manchester señaló que: “Responder a la emergencia climática en curso requiere un cambio rápido de una economía de combustibles fósiles, pero esto debe hacerse de manera justa. Existen enormes diferencias en la capacidad de los países para poner fin a la producción de petróleo y gas, al tiempo que mantienen economías vibrantes y brindan una transición justa para sus ciudadanos”.

Por lo tanto,  la investigación propone un cronograma para la eliminación gradual de la producción de petróleo y gas que pretende brindar apoyo a los países en desarrollo y cumplir con los desafíos climáticos con justicia. Dicho cronograma está diseñado para 88 países, que son los responsables del 99,97% de todo el suministro de petróleo y gas. El cronograma está diseñado así, de acuerdo con International Institute for Sustainable Development:

  • 19 países de mayor capacidad deben finalizar la producción para 2034, con un recorte del 74 % para 2030. Incluye a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Noruega y los Emiratos Árabes Unidos.

  • 14 países de alta capacidad deben terminar la producción para 2039, con un recorte del 43 % para 2030. Están Arabia Saudita, Kuwait y Kazajstán.

  • 11 países de capacidad media deben acabar la producción para 2043 y recortar un 28 % para 2030. Están Brasil, México y China.

  • 19 países de baja capacidad deben finalizar la producción para 2045 y hacer un recorte del 18 % para 2030. Se incluye a Indonesia, Irán y Egipto.

  • 25 países de capacidad más baja deben finalizar la producción para 2050 con un recorte del 14 % para 2030. Allí están Irak, Libia, Angola y Sudán del Sur.

Asimismo, se ha comprobado que las naciones ricas que son grandes productoras, tiene la capacidad de continuar siendo ricas incluso cuando se eliminan los ingresos del petróleo y el gas. Por ejemplo, es el caso de los Estados Unidos en el que estos combustibles contribuyen al 8% de su PIB.

Por otra parte, el informe señala la necesidad de cooperación entre los países como una de sus principales conclusiones: “Aunque los países más pobres tienen más tiempo para eliminar la producción de petróleo y gas, muchos se verán muy afectados por la pérdida de ingresos, con el consiguiente riesgo de inestabilidad política. Una transición equitativa requerirá que las naciones ricas con altas emisiones hagan transferencias financieras sustanciales y continuas a las naciones más pobres para facilitar su desarrollo bajo en carbono, en un contexto de impactos climáticos peligrosos y crecientes”.