fbpx

¿Podrá Gustavo Petro emular los sistema de pensión europeos en Colombia?

LatinAmerican Post hizo un análisis de dos de los mejores sistema pensionales del mundo, los mismos que quiere emular el líder de la izquierda colombiana , Gustavo Petro, en caso de ganar las elecciones presidenciales de mayo.

Dos personas guardando dinero en una alcancía

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Will Gustavo Petro Be Able To Emulate The European Pension Systems In Colombia?

El próximo 29 de mayo se realizará en Colombia una nueva jornada de elecciones para elegir a la persona que tomará la Presidencia de este país, por los próximos cuatro años. Punteando en las encuestas se encuentra el candidato del Pacto Histórico, Gustavo Petro, quien a pesar de contar con una intención de voto del 37 %, según un estudio contratado por medios de importancia como RCN radio, la FM y RCN noticias, El Heraldo, El Universal, Vanguardia, La República y La Patria, aún tiene un largo trayecto por recorrer si quiere ser el nuevo presidente de los colombianos.

Una de sus propuestas más criticadas es una posible reforma pensional. El líder del Pacto Histórico busca disminuir la importancia de los fondos privados de pensiones en el régimen pensional del país, para que Colpensiones (fondo público) sea la entidad responsable de organizar y emitir los pagos para los jubilados en el país.

Según lo explicado por Petro, lo primero que se haría es pasar unos 20 billones de pesos (más de 530 millones de dólares) cotizados en los fondos privados a Colpensiones, para que de esta forma el fondo de pensiones estatales sea el encargado de su propio presupuesto y de sus propias transacciones. De esta forma, “el Gobierno logrará disminuir su transferencia del presupuesto a Colpensiones en 18 billones de pesos anuales”, explicó.

Así, de acuerdo con el político progresista, “no solo se pagará la pensión futura de los actuales cotizantes garantizando su derecho a la pensión, sino las pensiones actuales sin quitar los derechos adquiridos”.

Además, asegura de que con los 18 billones que se ahorraría el Gobierno nacional, el Estado podría gastar en apoyar a los más de tres millones de adultos mayores que hoy en día no cuentan con una pensión, repartiendo esta cifra en bonos pensionales de medio salario mínimo (500 mil pesos o 133 dólares) entre esta población.

Pensando en Europa

Cabe recordar que muchos de los puntos expuestos por Petro están, según él, basados ​​en una reforma que emule lo hecho en países europeos como Holanda, en donde se tiene un sistema de tres pilares que el candidato del Pacto Histórico quiere establecer en Colombia .

En el caso de este país del Viejo Continente, el sistema pensional cuenta con tres grandes actividades en las que los fondos públicos y privados no compiten entre sí, sino que se complementan.

Así, en un primer pilar, es el Estado el que garantiza a todos sus ciudadanos mayores de 66 años y medio, han o no pagada pensión, un sueldo igual al 70 % del Salario Mínimo Interprofesional que maneje el país cada año. Para cubrir este gasto, el Gobierno se encarga de administrar los impuestos de los ciudadanos, así como las cotizaciones realizadas por los trabajadores, lo que convierte esta estrategia en una 100 % estatal y con cero brote del sector privado.

El segundo pilar es la ya conocida cotización al sistema pensional que tienen la mayoría de los países en el mundo, en el que, tras un contrato laboral, el empleador y el empleado se comprometen a destinar cada uno una parte a un ahorro individual que servirá como pensión para el trabajador al momento de su jubilación. Esto representa al menos el 70 % de la pensión final de un jubilado.

Por último, el tercer pilar son los fondos privados de pensiones a los que pueden llegar a cualquier persona, y que son utilizados para ahorrar una pensión adicional complementaria. Es decir, si una persona quiere tener más dinero al momento de su jubilación, puede hacer uso de estos fondos y así tener un colchón mucho más grande con el cual garantizará que sus últimos días sean mucho más dignos.

También puedes leer:  El problema estructural de jubilaciones en Latinoamérica

Otro de los casos de éxito dentro de Europa es el de Islandia, país que fue catalogado como el mejor del planeta en cuanto a sistema pensional, según el último informe de Mercer CFA Institute Global Pension Index, considerado como uno de los mejores rankings mundiales en relación con este rubro.

De acuerdo con este, la isla del Atlántico Norte cuenta con un muy bien nivel básico de ingresos estudio, un buen plan de pensiones; una edad de jubilación que va acorde con el nivel de financiación de su gobierno (67 años) y una regulación estatal que sí protege a sus pensionados.

Islandia también cuenta con un sistema de contribución obligatoria por parte de los empleados y empleadores (15,5 % del sueldo, en el que el 11,5 % lo pagan las empresas y el 4 % los trabajadores), así como un sistema de fondos privados en el que cualquier persona puede contribuir.

Sin embargo, a diferencia de Holanda, estos sistemas privados son aprobados y a su vez regulados por el mismo Estado, y su contribución es para temas muy específicos como una pensión infantil, una para el hogar o simplemente como una añadidura o colchón que quieran tener los ciudadanos para su pensión final.

Antes de finalizar, es importante señalar que la edad de pensión en Colombia es a los 63 años, por lo que cuenta con una diferencia de 3 años y medio menos en relación con Holanda y de cuatro con Islandia. Por supuesto, esta situación (más personas pensionadas en menos tiempo), ha sido una crítica que se ha hecho a las propuestas pensionales de Petro, quien aún busca la forma de convencer a sus contradictores de que un sistema como el colombiano puede acoplarse a lo que los europeos han realizado durante muchos años.