fbpx

Colombia tendrá el banco de semillas más grande del mundo

El jueves 15 de marzo se inauguró en Palmira, Valle del Cauca, el banco de germoplasma más grande del mundo para frijoles, yuca y follajes tropicales. Su nombre es Semillas del Futuro. Conoce sobre su importancia.

Fachada del Banco de Semillas en Colombia

Foto: TW-ZeaNavarro

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: Colombia Will Have The Largest Seed Bank In The World

Se trata de un Hub global de innovación que contribuirá a la conservación de la diversidad y a la innovación en la agricultura, con el fin de asegurar cosechas de buena calidad que sean resistentes a los desafíos ambientales de hoy.  Semillas del Futuro  tendrá la capacidad de almacenar alrededor de 250.000 semillas. 

Este banco genético es una iniciativa de los organismos Biodiversity International y el International Center for Tropical Agriculture que se han unido en una alianza. No obstante, se trata de un proyecto que cuenta con el apoyo de diversos sectores tanto públicos como privados.  Fue inaugurado con la presencia del presidente de Colombia, Iván Duque, y el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea. “Con #SemillasDelFuturo vamos desarrollar variedades mejoradas para las poblaciones más vulnerables del mundo”, indicó el Ministro en su cuenta de Twitter. Por otra parte, este centro de innovación también recibió 17 millones de dólares de Bezos Earth Fund foundation, la fundación que fue creada por el fundador de Amazon. 

¿Cuál es su importancia?

Este centro funcionará como un banco de conocimiento y material genético que contribuirá al futuro de la seguridad alimentaria para todo el mundo. De esta forma, será un centro de custodia, de incalculable valor para la humanidad, de alimentos tropicales. Inicialmente, tendrá más de 67.000 materiales diferentes de yuca, frijol y follajes tropicales provenientes de más de 75 países. Sin embargo, su misión será ampliar su variedad y tener un repositorio de otras colecciones de cultivos tropicales y silvestres.

Además, Semillas del Futuro contará con la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) de nivel platino, convirtiéndose en el primer centro de este tipo en tener dicha certificación en el mundo. De esta forma, Colombia se convertirá en un provedor mundial de semillas para los granjeros. Uno de los principales retos que afrontan los investigadores es conseguir semillas que se adapten al cambio climático y que garanticen la seguridad alimentaria para el planeta.

Te interesará leer:La ONU llega a un acuerdo global para ponerle fin a los plásticos de un solo uso

Asimismo, Semillas del Futuro contará con tecnología de punta y procesos abiertos a la cooperación con científicos y organizaciones de todo el mundo. Su infraestructura también es ejemplo de sostenibilidad, pues el edificio aprovecha los recursos renovables para funcionar adecuadamente. Asimismo, funcionará con inteligencia artifical para producir datos en tiempo real que sirvan para el desarrollo científico.

“El Laboratorio de Biotecnología y Descubrimiento de Datos, facilitará los descubrimientos, basándose en la genómica y las tecnologías de Big data, para continuar mejorando los cultivos para obtener mayores rendimientos, una mejor nutrición y resiliencia climática. Los científicos de todo el mundo tienen acceso gratuito y abierto a los pasaportes digitales para estos cultivos, lo que acelera la colaboración y los descubrimientos”, señala Alliance, que reúne al Biodiversity International y el International Center for Tropical Agriculture.

Sin duda alguna, esta iniciativa, líder en el planeta, será fundamental para el futuro de la alimentación en todo el mundo. Es un importante logro para Colombia que dicha iniciativa se encuentre en el país. Además, “Semillas del Futuro es uno de los 11 bancos de genes administrados a nivel mundial a través de la red CGIAR de organizaciones de investigación agrícola y la única instalación de este tipo diseñada para la educación y la capacitación, con paredes de vidrio que permiten a los visitantes ver a los científicos en acción”, según señala el consorcio de centros de investigación CGIAR. De tal manera que no solo será un centro para científicos, sino que permitirá educar a la población en temas de sostenibilidad y agricultura.