fbpx

¿Qué es el targeted adversting y por qué Biden lo quiere prohibir para niños?

Joe Biden quiere prohibir el targeted advertising para niños. Así lo solicitó ante el Congreso. Te contamos sus razones

En su primer discurso del estado de la unión, Joe Biden le solicitó al Congreso implementar nuevas leyes para aumentar la seguridad infantil en redes sociales como Tik Tok, Facebook e Instagram. "Es hora de fortalecer las protecciones de privacidad, prohibir la publicidad dirigida a los niños, exigir a las empresas de tecnología que dejen de recopilar datos personales de nuestros niños" dijo el presidente de Estados Unidos. 

Pequeña niña empacando productos en un carro de supermercado

Foto: Pexels

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: What Is Targeted Advertising And Why Does Biden Want To Ban It For Children?

En este discurso, Biden utilizó especificamente el término “targeted advertising” para referirse a la publicidad. Aquí te explicamos por qué podría estar justificado su reclamo de prohibición de esta práctica. 

El targeted advertising. 

Si estás en Internet, es probable que ya conozcas lo que es el targeted advertising. A diferencia de la publicidad tradicional, este tipo de publicidad utiliza tus datos personales para mostrarte anuncios de cosas que podrían interesarte. Utiliza tus gustos, intereses y preferencias para así entregarte los anuncios que más llamen tu atención, basándose en tu comportimiento usual en internet. Por ejemplo, si eres una persona a la que le encanta el ejercicio, cuando visites redes sociales te saldrán con frecuencia anuncios para pesas, descuentos de gimnasios o ropa deportiva etc. 

Entonces, ¿cuál es el problema? Resulta que los niños son bastante vulnerables a este tipo de publicidad y algunas compañías se aprovechan de esto para generar ingresos. Por lo tanto, puede ser considerada como una práctica poco ética y perjudicial para los infantes.Tomemos como ejemplo la publicidad de comida chatarra. En años recientes, se ha buscado reducir este tipo de publicidad en televisión, pues se ha demostrado que aumenta las posibiñidades de que los niños sufran de problemas de salud como diabetes y obesidad. Sin embargo, en las redes es mucho más díficil de controlar. Un niño puede ver decenas de pop-ups, anuncios creados por influencers, o publicidades disfrazadas como juegos en cuestión de minutos. 

Lea también: ¿Cómo evitar la desinformación sobre Ucrania en redes sociales?

Un número importante de estos anuncios también ayudan a exacerbar los problemas de salud mental que de por sí ya generan las redes sociales. Problemas de imagen propia, depresión y ansiedad son algunos de los síntomas que la Casa Blanca ha identificado con el sobreuso de estas redes. Aunque no se puede atribuir por completo estos problema al targeted advertising, este juega un papel en su desarollo.

Otro problema de esta práctica es la cantidad de información a la que tienen acceso los publicistas sobre los niños que usan las redes sociales. Por ejemplo, saben su ubicación en todo momento. Las fuentes de la Casa Blanca estiman que las compañías de redes sociales tienen acceso a 72 millones de datos sobre el niño promedio para cuando cumple 13 años. 
En el ámbito social, el targeted advertising también está causando efectos adversos en el desarollo de los niños. Un informe de la New Economics Foundation dice que esta publicidad “está demostradamente afectando la cohesión social para niños y adultos, ayudando a habilitar la desinformación, el clickbait, y la discriminación (…) Hace que los sitios web de desinformación sean mucho más económicamente viables que otros modos de publicidad”.

Considerando los efectos negativos que acabamos de mencionar, se evidencia cada vez más la necesidad de tomar acción en contra de estos tipos de publicidad. La cuestión a preguntarse es sí los gigantes de las redes estarán dispuestos a reducir sus ganancias para beneficiar a la sociedad.