fbpx

The Batman: la película que el superhéroe necesitaba

La nueva cinta, protagonizada por Robert Pattinson, supone una fórmula refrescante y exitosa. ¿Será el comienzo de una popular franquicia? Esta es nuestra reseña de The Batman.

Fotograma de la película 'The Batman'

Foto: Warner Bros Pictures

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The Batman: The Film That The Superhero Needed

The Batman ha salido a la luz. Dirigida por Matt Reeves y protagonizada por Robert Pattinson, se trata de una nueva película que busca servir como “reinicio” para la historia de uno de los superhéroes más icónicos de DC. Justamente, esta cinta es consciente de su inmenso legado, por lo que apostó por un “lavado de cara” que resultó en un gran acierto.

Tomemos como ejemplo a la anterior saga del hombre murciélago, conocida como la trilogía de Cristopher Nolan, protagonizada por Christian Bale. Esta serie de películas nos mostraba los orígenes del villano, con el ya popular asesinato de los padres de Bruce Wayne. Luego, la trama principal se centraba sobre la faceta de acción del personaje.

Pues bien, en The Batman el tono es diferente. Principalmente, porque se da una representación mucho más fiel a la de los cómics, donde Bruce Wayne aprovecha sus recursos para resolver misterios de criminales. Sabiendo esto, te explicaremos por qué esta película es una de las mejores adaptaciones del héroe de DC Cómics.

Lee también: Óscars 2022: La vigencia de West Side Story

The Batman: ¿por qué su tono es un verdadero éxito?

Lo primero que hay que decir es que The Batman sabe lo que los espectadores buscaban en una nueva película. Al fin y al cabo, hemos visto muchas interpretaciones del hombre murciélago, todas exitosas, en mayor o menor medida. Entonces, la decisión de Matt Reeves fue clara: su filme debería cambiar el tono y diferenciarse de todas las demás obras.

Esto se puede ver en que The Batman es una película de puro suspenso. Se entiende como un policial que bebe directamente de influencias como Se7en o Zodiac. Más específicamente, de toda la obra de David Fincher, que es uno de los maestros del género. Sin embargo, Reeves le da su propio toque, ya que en ciertos momentos The Batman llega a ser una cinta de terror.

Entonces, ¿cuáles son las grandes virtudes de toda la cinta? En primer lugar, mantener la atención del espectador sobre la pantalla. The Batman dura casi 3 horas, pero bien podría extenderse una media hora más, gracias a su excelente ritmo. Todos los personajes están bien aprovechados y el guion les da justificación a todas las acciones, ya que no se encuentran escenas de relleno.

Del mismo modo, lo grandioso es cómo se van sembrando pistas sobre el conflicto principal de la película, que no es otra cosa que los asesinatos a cargo del Acertijo. Interpretado por un fabuloso Paul Dano, se trata de uno de los mejores antagonistas de la historia de Batman, hasta el punto de competir directamente con el Joker de Heath Ledger.

La locura de este personaje asusta al espectador, que entiende completamente las razones de su actuar, pese a desaprobar sus actos. Es que, justamente, uno de los grandes aciertos de esta película radica en que el villano no es malo “porque sí”, sino que toda la producción busca ahondar en los errores del pasado de la familia Wayne y las repercusiones futuras.

Y ahí es donde la interpretación de Robert Pattinson cumple con su cometido. El actor, cuestionado cuando lo habían elegido para el papel, se pone en la piel de un Bruce Wayne completamente introvertido. A la inversa, cuando se coloca el traje de Batman hace un cambio rotundo de personalidad, perdiendo el temor a expresarse y reaccionar.

Todo esto hace que Batman se muestre más humano que nunca. Las anteriores adaptaciones representaban a un Bruce Wayne mucho más entrenado en las artes marciales con la Liga de las Sombras. Aquí, en cambio, no es tan hábil al pelear, por lo que siente el dolor de cada golpe y es consciente de sus propias limitaciones.

Así, la película se vuelve completamente oscura desde su tono, con una estética sucia en Gotham que demuestra los problemas que posee la ciudad. Además, funcionan muy bien los acertijos que debemos resolver para entender más sobre el misterio de los asesinatos, ya que engancha de inmediato al espectador para descubrir al culpable.

Entonces, ¿es este un reboot necesario? La respuesta es que sí, pues hubiese sido un error seguir la misma fórmula exitosa de las ediciones pasadas. Al darle un tono detectivesco, esta película funciona incluso sin la necesidad de formar parte de un universo de superhéroes, por lo que es ideal para aquellos que no se sientan cómodos con el género.

Al mismo tiempo, también es una grandiosa propuesta para aquellos que ya estén saturados de la estructura de los anteriores Batman. Al fin y al cabo, aquí conocemos al superhéroe luego de su segundo año como justiciero de Gotham, por lo que el filme asume que ya conocemos cierta información y se enfoca en desarrollar lo siguiente.

Por último, esta nueva entrega apunta a convertirse en una franquicia. Existen algunos “secretos” que se muestran sobre el final que brindan mucha luz sobre el futuro de uno de los héroes más queridos de DC. Por eso, quedamos a la espera de la confirmación de una posible secuela. ¡No te la pierdas!