fbpx

Las propuestas medioambientales de los candidatos a la Presidencia de Colombia

LatinAmerican Post trae un recuento de las iniciativas que liderarán los principales candidatos presidenciales en Colombia, en relación con la problemática medioambiental del país.

Persona sosteniendo una planta en sus manos

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

El próximo 29 de mayo se desarrollará en Colombia una nueva jornada de elecciones con el fin de elegir al nuevo presidente del país. Sin embargo, antes de eso, el 13 de marzo las coaliciones existentes tendrán que ir a unas consultas para decidir, entre su ramillete de precandidatos, quien será la persona que los representará. Por esto, los colombianos han estado escuchando a los precandidatos, con el fin de saber cuál puede ser la mejor opción de voto. Las propuestas medioambientales de los candidatos para contrarrestar los problemas ecosistémicos y climáticos que hoy aquejan a Colombia son fundamentales para el futuro del país.

En el Pacto Histórico

Gustavo Petro, precandidato por el Pacto Histórico, ha asegurado que Colombia debe centrarse en tres conceptos fundamentales: “el impacto sobre la vida en la tierra, sobre el agua local y el aire local, y sobre la vida local en el territorio”.

En ese orden ideas, para Petro uno de los pilares que permitirían recuperar el equilibrio medioambiental en Colombia serían cambiar el modelo de desarrollo del país que tiene como base los combustibles fósiles. Para él es crucial “dejar de exportar carbón y petróleo”, tal como lo comunicó en un foro virtual desarrollado por la organización Futurible en 2021. Petro también ha asegurado estar en contra de la explotación de gas por medio del fracking, además de criticar la aspersión de glifosato para acabar con los cultivos ilícitos.

Francia Márquez es una de las precandidatas con mayor recorrido y autoridad en cuanto a temas medioambientales. Su trabajo en la defensa de recursos hídricos como los ríos que cruzan por el Municipio del Suárez, en el Cauca, y el rechazo a la minería, tanto legal como ilegal, la hicieron merecedora del The Goldman Environmental Prize 2018, considerado como el Premio Nobel de los temas ambientales.

Para esta lideresa ambiental, el mayor cambio que debería tener Colombia es uno que involucre directamente el sistema económico del país. La economía debe centrarse en procesos que pongan la vida por sobre todo, tanto la humana como la del resto de la biodiversidad del planeta. Por esto, en resumen, Márquez apoya dos puntos clave: independencia del extractivismo y fortalecimiento de la producción agroecológica, esto con el fin de mejorar el manejo de los recursos naturales desde y para las comunidades, y de paso reducir el impacto de los hidrocarburos.

También puedes leer: Contaminación por fármacos: una amenaza para los ríos del mundo

En la Coalición Centro Esperanza

Para este año, Sergio Fajardo es uno de los precandidatos con una de las propuestas ambientales más robustas. Su plan de gobierno abarca temas como el aumento de generación de energías renovables, apuesta a mayor uso de la energía solar, la creación del Centro Nacional para la Lucha contra el Cambio Climático, la reducción de la deforestación en al menos un 50 % y la protección de las fuentes hídricas, especialmente los páramos. Tampoco apoya el uso del glifosato ni el fracking.

Por su parte, Juan Manuel Galán ha señalado, en diversos debates, como el organizado por El Espectador, que se opone al fracking y que es necesario luchar contra el narcotráfico y la criminalidad para frenar la minería ilegal, el despojo de tierras y la deforestación. Jorge Enrique Robledo, otro de los precandidatos de la consulta, también señaló que la minería debe aprovecharse pero con procesos estrictos que protejan el medio ambiente.

En la derecha

Por el lado de la derecha está el Equipo por Colombia, y entre sus líderes más fuertes está el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa. Aunque no es uno de los temas en los que presente mayores argumentos, Peñalosa sí ha hablado sobre algunos puntos relacionados a la problemática medioambiental de Colombia. En un foro desarrollado por varias organizaciones importantes del país, el político aseguró que más que acabar con, por ejemplo, la minería o reestructurarla, una de sus propuestas es mejorar la infraestructura para explotar este sector económico de mejor manera.

Contrario a los otros candidatos nombrados anteriormente, Peñalosa sí apoya la fumigación con glifosato, así como del fracking (estudiándolo “de manera muy científica” y tomando las “medidas de manera responsable con el medioambiente”). Sin embargo, lo ve como una opción, pues, tal como lo indicó en su cuenta de Twitter, “tenemos que tener en cuenta la pobreza en la que están muchos de nuestros habitantes y pensar en ellos”.

Por otra parte, se encuentra Óscar Iván Zuluaga, candidato por el Centro Democrático, partido del actual presidente: Iván Duque. Aunque el candidato del uribismo no ha compartido explícitamente las propuestas medioambientales con las cuales gobernaría en caso de ganar la Presidencia (su mejor muestra aparece en su página web y solo señala una promesa de que cuidará el medioambiente), en LatinAmerican Post citaremos algunas de las iniciativas que impulsó durante su campaña en 2014, cuando perdió contra el expresidente Juan Manuel Santos: fin de la minería ilegal, desarrollo forestal (mantenimiento, recuperación y siembra masiva de árboles) y la creación de un Ministerio de Desarrollo Sostenible que se ocupe de temas como el cuidado del agua, vivienda y medioambiente.

No obstante, estas son propuestas de hace casi diez años, por lo que se desconoce si tienen validez o no en su plan de gobierno actual. Lo que sí se sabe es que apoya la fumigación aérea con glifosato como política central para erradicar los cultivos ilícitos, así como el fracking “responsablemente”.

Con la situación mundial de emergencia ante el impacto del cambio climático, es fundamental conocer a profundidad las propuestas medioambientales de los candidatos a la presidencia para hacer una buena elección de quien tendrá en sus manos el poder de implementar políticas públicas para proteger el desarrollo del país.