fbpx

"Caso Carnaval Fest: el poder de los artistas"

El evento Carnaval Fest fue cancelado porque varios de los grupos que hacían parte del cartel se retiraron para expresar su rechazo frente al caso de Andrés Felipe Muñoz. 

Multitud en un fesival de música y Cartel del Festival 'Carnaval' de Medellín

Foto: IG-carnavalfestmed

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez

 

Carnaval Fest es un evento musical de rock que se iba a realizar el 19 y 20 de marzo en Medellín. Uno de sus organizadores, Andrés Felipe Muñoz, baterista de la banda Tr3s de Corazón y líder de la  barra brava del Atlético Nacional llamada Los del Sur; fue mencionado recientemente en redes y en medios de comunicación dada la resolución de un caso con la justicia penal que tenía abierto hasta hace poco. Muñoz habría causado un aborto a su pareja al darle una pastilla de misoprostol sin su consentimiento. No obstante, el juez que llevó el caso absolvió a Muñoz.

Después de dos años de investigaciones, uno de los argumentos que usó el juez noveno de Antioquia para resolver el caso es que Milena, la exnovia de Muñoz,  había presentado un sangrado y no podía comprobarse si la pastilla que le había dado Muñoz realmente fue la razón del aborto. Así las cosas, el juez determinó que el embarazo, en todo caso, no sería llevado a buen término.

Ante lo absurdo del caso, hubo cientos de muestras de indignación en las redes sociales para mostrar el rechazo a la decisión del juez y a la actuación de Muñoz. Sin embargo, quedó una sensación generalizada de impotencia frente a la injusticia de la situación. 

Lea también: Así se destacó Latinoamérica en el Sundance

Como Muñoz era organizador del Carnaval Fest, varias bandas que habían confirmado su participación en el evento como Superlitio, I.R.A.Punk,  Los Petit Fellas y  Margarita Siempre Viva decidieron cancelar su participación. Esta última banda, de Bello, Antioquia; manifestó en sus redes que se retiraban por “no compartir con el espíritu ni la filosofía de los organizadores del festival”.

La cancelación y el poder de los artistas

Los artistas, al ser figuras públicas, adquieren cierta responsabilidad con la sociedad. Pese a que es una vergüenza la actuación de la justicia en este caso particular, la ciudadanía tiene un poder de acción que es importante dentro de las dinámicas sociales. Aunque no sea una justicia real, sí deja un precedente sobre lo que es inaceptable.

Por otra parte, la música también es una manifestación política, en especial en géneros como el rock o el rap, que son críticos con la sociedad. En este sentido, que los artistas se unan y rechacen este tipo de actuaciones es algo positivo. De todas maneras, el público y las audiencias cada vez son más exigentes con el comportamiento de las marcas y los artistas a los que respaldan. De hecho, se trata de una de las características de los millennials y los centennials. 

No obstante, la cancelación no es una manifestación nueva, ya se han dado muchos casos en los que los artistas manifiestan su inconformidad frente a diversas situaciones. Un caso reciente es el de Neil Young, que exigió que Spotify eliminara su música por la presencia de información falsa sobre las vacunas en el podcast de Joe Rogan. No siempre los artistas ganan estas batallas, pero su voz sin duda impacta a las audiencias.