fbpx

Lo bueno y lo malo de la unión Microsoft/ Activision Blizzard

La unión Microsoft/ Activision Blizzard tiene consecuencias importantes para el mercado de los videojuegos

Personajes

Foto: Activision Blizzard

LatinAmerican Post | Juan Manuel Londoño

La semana pasada, una bomba sacudió al mercado de los videojuegos: Microsoft compró a Activision Blizzard, uno de los colosos de esta industria. Activision Blizzard cuenta con algunas de las propiedades intelectuales más populares en este medio, como “Call of Duty”, “World of Warcraft”, “Starcraft”, “Diablo” y “Candy Crush” que, se asume, serán propiedad de Microsoft. ¿Qué consecuencias podría tener esta compra? En este artículo te lo explicamos.

Lo bueno

Quizá lo mejor de esta unión es la posible renuncia del CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick. Kotick había sido el blanco de escándalo tras escándalo durante los últimos años y estaba creando dentro de la empresa una cultura que para muchos es considerada como “insostenible”.

Entre las controversias de este CEO se encuentran:

  • Encubrir multiples acusaciones de acoso sexual en la compañía por años.
  • Recibir un bono de 200 millones de dolarés el mismo mes que su compañía despidió a 200 empleados.
  • Emplear multiples practicas antisindicato, incluyendo el no-reconocimiento de los mismos.

De estas, quizá la controversia más dañina para la compañía era su pobre cultura laboral. El ambiente de la compañía era descrito como una “fraternidad” donde los empleados masculinos tomaban “copiosas cantidades de alcohol” mientras se abrían paso a través de los cubículos para, a menudo, “comportarse inapropiadamente con las empleadas”.

Del lado economico, la compañia sacaba un nuevo juego de “Call Of Duty” cada año, los cuales eran exitos en ventas, pero brutales para las jornadas laborales de los empleados. Durante los periodos más exigentes de trabajo, los empleados laboraban de 64 a 70 horas por semana, a lo largo de seis días. Estos horarios ponían en peligro la salud física y mental de los trabajadores, que contaban con pocos recursos para defenderse de estos abusos.

Lee también: El lado bueno de la escasez de microchips

Se espera que con la compra de Microsoft, mejoren estos problemas internos de la compañía, o que por lo menos se despidan a los responsables de ellos.

Lo malo

Esta unión también podría traer varios problemas, no solo para los trabajadores de la compañía, sino para los mismos consumidores.

Por ejemplo, juegos como “Call Of Duty” o “Overwatch” podrían pasar a ser exclusivos para la consola Xbox, lo cual obligaría a fanaticos de la serie que tengan un Playstation a pasarse a esta consola. En este sentido, la acumulación de propiedades inteleactuales de parte de Microsoft podría ser problematico en el futuro para los jugadores.

Por el lado de los trabajadores, existe la posibilidad de que aumenten los despidos a lo largo del año, pues algunos roles se volverán redundantes o dejarán de tener tanta importancia.

Pero quizá el peligro más grande reside en que el cambio en la cultura laboral de la empresa sea mínimo o nulo. Tal vez la compra de Microsoft solo le ponga una “nueva capa de pintura” a los problemas que se vienen dando en Activision Blizzard sin atacar las causas de fondo.