fbpx

El costo y los beneficios de un Gran Premio de Fórmula 1 en Barranquilla

El gobierno colombiano anunció que apoyará al gobierno local de Barranquilla para ser sede de un Gran Premio de Fórmula 1

Tres automóviles de la Fórmula 1 en carrera

Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

En 2022, la Fórmula 1 tendrá 23 circuitos a lo largo de todo el año y el gobierno colombiano apunta a que en los próximos años, uno de estos, pueda ser Barranquilla, la capital del departamento del Atlántico y la principal ciudad del caribe colombiano. La idea del alcalde Jaime Pumarejo y el apoyo del presidente Iván Duque fue tachada desde el principio como una utopía impensable para un país como Colombia, pues competiría con países como Austria, Francia, Estados Unidos, Arabia Saudita, Brasil, México, entre otros. ¿Pero, qué tan costoso y qué tan beneficioso es un Gran Premio de Fórmula 1?

¿Contra quién tendrá que competir?

Barranquilla (o Colombia) no es la única interesada en ser sede de la gran carpa. Hay una gran cantidad de países y circuitos que quieren entrar o volver a hacer parte del calendario automovilístico. Entre estos están Alemania (Nuremberg), Holanda (que busca su segundo gran premio) y muchos otros que ya tienen un autódromo construido.

Incluso, países con economías similares a la colombiana han venido en proceso de ingresar al calendario desde hace años. Ya desde el 2010 se venía hablando de un Gran Premio en Bulgaria y hasta se habló de financiación de algún país del Golfo Pérsico. Las esperanzas aún siguen para ingresar el próximo año, pero no hay nada seguro.

También te puede interesar: ¿Cuánto le costará a Novak Djokovic no vacunarse contra la COVID-19?

Sin embargo, el CEO de la competición, Stefano Domenicali, ha mostrado el interés de que el torneo tenga hasta 30 pistas. Lo que abriría las plazas para varias ciudades. Sin embargo, la FIA ya ha dejado claro que los costos no pueden elevarse exponencialmente por miedo a que las escuderías no puedan pagarlos.

Las dimensiones de las pistas

Para la construcción de un autódromo o de un circuito callejero se necesitan de varias normativas. Por ejemplo, las rectas no pueden ser mayores a 2 kilómetros y el circuito en total no puede ser menor de 3.5 km. Ahora, se recomienda que los nuevos GP sean de máximo 7 kilómetros en total, según autosport.com.

Adicionalmente, las carreras permanentes deben tener un amplio de calzada de 12 metros, Sin embargo, el portal web aclara que existe una excepción con el GP de Baku. Al ser este un premio "temporal" hay partes en el que la pista es de solo 7.6 metros.

Adicionalmente, se deben cumplir requerimientos de drenaje, barreras de protección, zona de pits y centro de medios de comunicación. Lo que implica una inversión importante, por lo menos, para la adecuación.

¿Pero, cuánto cuesta ser sede de una válida de Fórmula 1? y ¿qué beneficios económicos trae?

Tan solo para hacer una válida, la inversión inicia en 50 millones de dólares, aproximadamente. Esto es lo que cuestan los derechos a pagar a Liberty Media. Pero el costo depende mucho de la ciudad. Por ejemplo, Mónaco, por su antigüedad y simbolismo no debe pagar ningún costo adicional para albergar el premio de Mónaco. Pero Singapur o AbuDabi, tuvieron que desembolsar millonarias sumas. Particularmente, en el caso de Arabia Saudita, el GP de Riyad costó 53 millones de dólares en permisos.

Las carreras de Fórmula 1 se corren en 2 tipos de pista. Un circuito cerrado en un autódoromo o un circuito callejero como el de Mónaco. Cualquiera sea el caso, la ciudad anfitriona deberá hacer una gran inversión para construcción del autódromo o para modificar las calles que puedan albergar una carrera donde se alcanzan velocidades de más de 300 kilómetros por hora.

Según los cálculos de Pumarejo, los beneficios serían múltiples. En primera medida, según el alcalde, a un gran premio asisten cerca de 320.000 personas durante todo el evento, que dura 3 días. De estos, 60 mil son turistas internacionales que quieren asistir y presenciar la gran válida.

Los derechos de televisión y los patrocinios o publicidad, todo va para las arcas de la Fórmula 1. ¿Entonces, con qué se queda la ciudad? Bueno, la respuesta es un poco más complicada. En primera medida, se queda con los ingresos intangibles y económicos que genere el flujo de turistas.

Por ejemplo, según Forbes, en 2018, el gran premio de Ciudad de México dejó ganancias de 120 millones de dólares para los hoteles en la ciudad. Sin embargo, la oferta hotelera y conectividad que tiene la capital mexicana, podría ser una ventaja en comparación con la 4 ciudad más grande de Colombia.

A pesar de esto, el mismo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador anunció hace un par de años, que dejará de financiar el evento. Esto, para poder construir el proyecto ferroviario del Tren Maya.

Por su parte, Azerbaiyan, que realiza el gran premio de Baku que se disputa desde el 2017, ha manifestado que este ha beneficiado a su economía. De acuerdo con cifras oficiales, en los 4 años del primer contrato, registró 500 millones de dólares en beneficios. De estos, 300 son directos, por hoteles, restaurantes, transporte, etc. Mientras que los restantes 200 son de forma indirecta, lo que significa: empresas y servicios que vendían a organizaciones directamente asociadas con el evento. Además, según la BCC (Baku City Circuit), Baku generó entre 5 y 10 mil empleos de medio plazo.

El mal ejemplo de Vietnam

Uno de los nuevos circuitos que más llamaba la atención del mundo era el de Hanoi, Vietnam. Uno de los tigres asiáticos (como son conocidos los países de la indochina por su crecimiento económico) tenía todo listo para organizar su primer GP de Fórmula 1 en 2020. Sin embargo, debido la pandemia de la COVID-19; el cambio del calendario y un escándalo de corrupción, el premio se canceló y no se sabe si volverá a participar.

Hoy, Vietnam no parece que competirá pronto en el calendario. De acuerdo con caranddriver.com, el motivo de la cancelación fue un escándalo de corrupción que involucraba al comité organizador del evento y que tiene acusaciones de contrabando, falsedad contable, lavado de dinero, falsificación de documentos y espionaje.

Evidentemente, un gran premio en Barranquilla será una apuesta. De salir bien, puede ser un impulsor de la economía local y nacional. Sin embargo, la inversión es muy alta y el Gobierno local, nacional y el sector privado debe estar en total acuerdo para apostarle a un evento de estas magnitudes. Adicionalmente, al no haber un gran público aficionado a las Fórmula 1 en Colombia y al no haber un piloto local, es posible apostar a un turismo cercano: México. Con el gran nivel de Sergio "Checo" Pérez, Colombia y Barranquilla pueden apostar a que muchos mexicanos viajen a la ciudad para ver a su compatriota de cerca. Son muchas variables que deberán tener en cuenta, pero no es algo tan descabellado y a lo que el país le puede apostar.