fbpx

¿Por qué a los líderes económicos les preocupa más el cambio climático que la inflación?

El informe anual del Foro Económico Mundial de Davos reveló que los líderes económicos temen al cambio climático incluso más que a la inflación

Líderes económicos durante el Foro Económico Mundial

Foto: Weforum.org

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

 

El pasado 11 de enero el Foro Económico de Davos publicó su Estudio de Percepción de Riesgos Globales 2022 en donde revelan cuáles son los principales riesgos a nivel global y cuál sería su impacto. En este informe se encuestó a 1.183 expertos en economía alrededor del mundo para definir cuáles son dichos riesgos globales. 

En la lista se encuetran los siguientes riesgos en los primeros diez puestos. Estos se clasifican de mayor a menor riesgo:

1.    Efectos del cambio climático

2.    Meteorología extrema

3.    Pérdida de la biodiversidad

4.    Erosión de la cohesión social

5.    Crisis de medios de subsistencia

6.    Enfermedades infecciosas

7.    Daños humanos al medio ambiente

8.    Crisis de recursos naturales

9.    Crisis de deuda

10.    Confrontación geoeconómica

El temor al cambio climático toma la delantera

Como podemos ver, 5 de los riesgos en la lista están directamente relacionadso con el medio ambiente. Asimismo, los tres primeros lugares lo ocupan problemas de este tipo. Más del 84% de los encuestados clasificaron los efectos del cambio climático como el mayot riesgo. Pero, ¿por qué la crisis climática preocupa a nivel económico?

Según el informe los riesgos que tienen que ver con el medio ambiente tienen “el potencial de desestabilizar el sistema financiero y la volatilidad de los activos”. También se señala que de no actuarse de manera rápida el cambio climático podría llegar a reducir el PIB mundial en una sexta parte.

Por otro lado, la crisis económica como resultado de la crisis climática resulta en un amplio incremento de las desigualdades, ya que sus consecuencias afectan en primera medida a las regiones más pobres y vulnerables del mundo. Un claro ejemplo de esto es el Amazonas, que hoy en día produce más dióxido de carbono del que puede absorber y que está por pasar de ser una selva tropical a una sabana. Las actividades económicas y de explotación que tienen más repercusión es esto no solo se hacen por parte de los países Latinoaméricanos, sin embargo estos son los primeros en vivir las consecuencia a nivel social, ambiental y económico. 

A esto hay que sumarle que la crisis por la COVID-19 y, en consecuencia, el afán por la reactivación económica implican un uso desmedido de los recursos naturales y los procesos de producción que contaminan.

Lea también: ¿Qué consecuencias económicas habría si el Amazonas se vuelve una sabana?

¿Qué hay por hacer y por cambiar?

Hay que tener en cuenta que esta no es la primera vez que los efectos del cambio climático entran en esta lista. De hecho, desde 2011 este es un ítem que no ha dejado de estar presente. Pero también ese fue el año en el que estuvo presente por primera vez. 

La crisis climática no es algo que veamos desde hace tan solo una década. Distintos movimientos sociales y científicos alrededor del mundo han inistido desde el siglo pasado en prestar atención y tomar acción alrededor de este problema. Lastimosamente, han sido silenciados y en consecuencia nos encontramos con acciones poco efectivas que ponen en peligro la integridad humana y de su entorno. 

El fracaso que ha tenido la lucha contra el cambio climático deja mucho que desear. Sin embargo, los esfuerzos realizados a nivel internacional y, por supuesto, a nivel individual han dado resultados, pero estos siguen siendo muy lejanos a los que se esperan. Es por ello, que desde el informe, se invitó a las empresas y gobiernos del mundo a tomar acciones y crear políticas que no sean solo a corto plazo, sino que se incorporen en sus agendas de acción permanentemente. 

Es hora de que los gobiernos presenten planes de acción climática más ambiciosos, que den resultados tangibles y que puedan ser de ejemplo para otros.