fbpx

Israel: Un ejemplo a seguir para combatir la crisis climática

Aquí te contamos tres propuestas innovadoras que Israel ha desarrollado en materia ambiental.

Vista panorámica de la ciudad de Jerusalén en Israel

Israel ha desarrollado tres propuestas innovadoras en materia ambiental. Foto: Freepik - drawnhy97

LatinAmerican Post | Brandon Martínez

El mundo enfrenta los desafíos de un futuro incierto, lleno de complicaciones para vivir y un aumento en la desigualdad ambiental. Durante décadas se ha advertido sobre el cambio climático y las consecuencias que este tendrá sobre la vida en la tierra. Sin embargo, las organizaciones mundiales no han logrado reducir las emisiones de gases contaminantes y por eso el planeta ya está empezando a mostrar los síntomas del calentamiento global.

Aunque parezca desalentador lo que puede llegar a suceder en los próximos años todavía hay tiempo para iniciar la implementación de propuestas sostenibles, que mejoren las condiciones de vida a largo plazo. Un ejemplo de esto es Israel, un país que hoy cuenta con 1200 empresas que se dedican a resolver los retos medioambientales por medio de la tecnología y de quien se puede aprender para replicar sus métodos en otras naciones.

La pregunta sería ¿Qué están haciendo y cómo lo hacen?

Lee también: Reciclar CO2: Estrategia de empresas para crear sus productos

Carne cultivada

Hablar de cultivos de carne puede llegar a ser algo extraño para las personas y posiblemente inconcebible, pero se está haciendo en Israel y de una forma muy interesante.

De acuerdo con la ONU, la crianza de ganado y sus actividades son las responsables de un 18% de las emisiones de gases en el aire, una cifra mayor a la que producen los medios de transporte. Esto es más crítico cuando se tiene en cuenta que el consumo mundial de carne y productos lácteos se duplicará en la misma proporción del crecimiento de la población global.

Esta alternativa es importante porque reduce la crianza de ganado y se obtiene el mismo resultado que la carne tradicional en sabor, olor y textura. Las granjas de cultivo de carne son laboratorios donde se selecciona y aíslan las células de una res sana, luego se cultivan con todos los nutrientes y, por último, se transforma en tejido muscular para su comercialización.

“Al ser cocinada, en la carne cultivada se producen las mismas reacciones enzimáticas de la carne tradicional, incluyendo la reacción de Maillard, el característico olor y sabor del asado”, afirma Aleph Farms, CEO y Cofundador de Didier Toubia, empresa que comenzará la venta masiva de este producto en el 2022. Además, no hay contaminación, no se deforestan las tierras y tampoco hay matanza de animales.

Vehículos eléctricos que se cargan mientras se mueven

Los medios de transporte impulsados por combustibles fósiles son la segunda fuente de contaminación del medio ambiente. Por esa razón, los vehículos eléctricos son la alternativa del futuro y reducirán en gran medida la huella de carbono.

Pero ¿cómo se carga un vehículo eléctrico mientras se mueve? Es una idea que han desarrollado ingenieros israelíes en el que se instala una red bobinas debajo del asfalto, suministrada por energías limpias que, a su vez, producen un campo electromagnético. Así mismo, cuando un vehículo con otra bobina instalada pasa, se genera otro campo alterno permitiendo que se cargue automáticamente la batería.

La empresa Electreon ya empezó a desarrollar esta innovadora propuesta en Israel con una red de omnibuses que se cargan sobre el asfalto. Por otro lado, Suecia también ha dado el paso a su implementación y se presume que próximamente Alemania e Italia estarán ejecutando la misma propuesta.

Extraer agua del aire

Según la ONU, en la actualidad hay cerca de 2200 millones de personas que carecen de acceso a agua potable. Una cifra alarmante si la comparamos con la población mundial, que no sólo afecta a las naciones con zonas desérticas sino también a países como Argentina que se ven afectados por la calidad del agua, donde aproximadamente cinco millones de habitantes están expuestos a consumirla contaminada con arsénico, químico que genera daños en la piel y hasta cáncer.

En este caso, Israel, un país mayoritariamente desértico, vio la necesidad de implementar una forma innovadora de obtener el líquido vital.

¿Cómo extraer agua del aire? La idea surgió en el 2009 de la mano de tres los ingenieros Oren Shtivy, Arye Kohavi y Avi Peretz, quienes observaron algo muy obvio de la vida en la ciudad: el agua que gotea por condensación de los aires acondicionados. Así nació la inquietud de si era posible producir agua a partir de la condensación del aire y convertirla en potable. De esta forma surge Watergen, una empresa israelí que ya hace realidad el sueño de muchas personas en el mundo.

“En los equipos de Watergen, luego de la condensación, se realiza un proceso de filtración, agregado de minerales, para que sea agua mineralizada como la que se compra embotellada en un negocio, y finalmente se la pasa por una lámpara UV para eliminar cualquier virus o bacteria. Es agua de calidad premium”, explica Matías Finkelstein, representante de Watergen en Argentina.

Estos equipos solo requieren un mínimo de 15% de humedad atmosférica y es tan simple que no necesitan ningún tipo de instalación. Lo único que hay que hacer es encenderlo y beber agua.