fbpx

El lado oscuro de la Copa del Mundo de Qatar 2022

Alrededor de la organización del próximo mundial se han desatado controversias por su opacidad ante diferentes denuncias.

Obras en progreso del mundial de Qatar

Más allá de las restricciones tradicionales en países de mayoría musulmana, Qatar ha estado en el ojo de activistas en todo el mundo por los señalamientos sobre explotación laboral y atentar contra la libertad de expresión. Foto: AS

LatinAmerican Post | Luis Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: The Dark Side of the Qatar World Cup 2022

La Copa del Mundo de la FIFA Qatar 2022 se encuentra a la vuelta de la esquina, la emoción y la expectativa ante el primer mundial realizado en Medio Oriente se ha visto opacado ante las denuncias sobre su organización. Más allá de las restricciones tradicionales en países de mayoría musulmana, Qatar ha estado en el ojo de activistas en todo el mundo por los señalamientos sobre explotación laboral y atentar contra la libertad de expresión.

Trabajadores, casi esclavos

En la península arábiga se encuentran varios de los países más ricos del mundo: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Qatar que atraen a miles de trabajadores migrantes Bangladesh, India y Nepal, principalmente, de acuerdo con Human Rights Watch (HRW). El problema es que las condiciones laborales en las que estas personas se encuentran son deplorables, incluso equiparables a la esclavitud. Qatar ha dependido del trabajo de 2 millones de personas a lo largo de una década en la que se han construido las sedes mundialistas. La cifra de muertos en este lapso asciende a 6 500 trabajadores, la poca transparencia sobre sus muertes ha llamado la atención internacional.

Amnistía Internacional ha investigado y descubierto que los certificados de defunción de trabajadores en el emirato frecuentemente se relacionan con problemas cardíacos, también añade que la forma en la que son redactados los certificados hace que sean imprecisos, lo que levanta sospechas. Por si eso fuera poco, los que no mueren tienen que sufrir por salarios bajos (frente a lo que se les promete antes de migrar), retrasos en los pagos, están restringidos a no poder ir más allá de las zonas de obra debido a que dependen de sus empleadores para que sus documentos estén en regla y, en la mayoría de los casos, estos no los renuevan. Se les retira el pasaporte y se les obliga, bajo amenaza, a cumplir los contratos, por lo que no pueden salir del país.

Los señalamientos sobre corrupción en Qatar

Desde el día en el que se otorgó la sede del Mundial a Qatar, el 2 de diciembre de 2010, el emirato ha sido acusado de corrupto. El caso llegó a ser investigado profundamente, sobre todo en medio de los escándalos de la FIFA sobre corrupción que incluyeron al ex presidente del organismo, Joseph Blatter, al ex presidente de la UEFA, Michel Platini e incluso apareció el nombre del ex presidente francés Nicolás Sarkozy. 

En términos de derechos humanos no solo han salido a la luz las condiciones laborales de los migrantes, también han sido recurrentes las denuncias sobre el trato hacia las mujeres y la comunidad LGBT. El emirato ha intentado cambiar esa imagen, el director del comité organizador, Nasser Al-Khater, declaró hace unos días que el país sería tolerante con la comunidad LGBT, siempre y cuando no hubiera muestras públicas de afecto, de acuerdo con ESPN. Algo que contrasta notablemente con los valores de la FIFA, sin embargo el país obtuvo la sede pese a este y otros señalamientos que se conocían con anterioridad. La sede estuvo en peligro a principios de 2020 por los problemas de corrupción y los problemas geopolíticos de Qatar en la región, que incluían bloqueos navales y amenazas.

También puedes leer: ¿Por qué es tan controversial el final de la Fórmula 1?

Noruega es uno de los países que más se ha manifestado contra la forma en que el Mundial de Qatar avanza en términos de derechos humanos, de ahí son los dos periodistas que fueron detenidos en noviembre pasado por más de 30 horas de forma injustificada. Se dirigían a hacer una entrevista a Abdulá Ibhais, ex empleado del comité organizador, quien ha sido crítico del emirato y que, de acuerdo con HRW ha sido víctima de un proceso penal injusto.

Controversias en otros eventos deportivos de magnitud global

La sociedad civil aprovecha la exposición mediática que tienen los países organizadores de eventos deportivos de gran magnitud, como son los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo de fútbol. La lista es extensa, pero podemos recordar recientemente las manifestaciones por las principales ciudades antes de la celebración de la Copa Confederaciones 2013 y el Mundial de 2014, ambos realizados en Brasil. Las demandas de mejores salarios y condiciones laborales mostraron al mundo que no todo era fiesta antes del evento. Rusia 2018 fue el escenario de protestas de activistas LGBT que estaban en contra de la forma en la que el Estado ruso trata el tema en el país. Pese a lo escandaloso de los temas que ocurren en cada evento, autoridades del Comité Olímpico Internacional (COI) y en otros casos de la FIFA evitan comentar al respecto, por ello ambos organismos suelen ser criticados porque en apariencia no dan importancia a temas relevantes dentro de los valores que respaldan.