fbpx

Países que no celebran Navidad o la celebran de manera muy distinta

Las celebraciones navideñas tienen distinto significado y costumbres en diferentes partes del mundo. En algunos países no celebran la Navidad por religión o la celebran diferente.

Celebracion navideña en Rusia

Si a nivel nacional las celebraciones suelen ser distintas entre una región y otra, lo es más aún cuando se habla a nivel mundial. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Countries That Do Not Celebrate Christmas Or Celebrate It In A Very Different Way

Si a nivel nacional las celebraciones suelen ser distintas entre una región y otra, lo es más aún cuando se habla a nivel mundial. La Navidad parece ser de esas celebraciones universales, pero en realidad no lo es. Su evidente fondo cristiano hace que se limite a los países con mayoría de esta religión, no obstante, ha logrado convertirse también en parte de las celebraciones donde no se profesa, aunque adquiere un matiz distinto. Estas son algunas de las costumbres en diciembre en países donde se celebra poco o nada la Navidad.

La Navidad en Japón, China e India

Aunque no hay una religión o creencia que unifique a estos tres países, sí los engloba la escasa o nula presencia del cristianismo en ellos. Es especialmente interesante el caso de Japón con 88.9 millones de sintoístas, muy lejos de los 1.9 millones de cristianos, de acuerdo con datos del Departamento de Estado estadounidense. Sin embargo, la Navidad tiene una presencia importante en el país del sol naciente, al igual que otras celebraciones de origen religioso como el día de San Valentín que han sido adaptadas con un sentido distinto. Navidad suele ser en occidente una celebración familiar y emotiva, mientras que en Japón es un día para estar con amigos, hacer algunas compras o salir a divertirse en pareja.

En la India el festival de las luces, Diwali, acapara la atención prácticamente un mes antes de la Navidad cristiana. De acuerdo con Indian Culture es la celebración más importante entre los indios, se intercambian regalos, se comen platillos típicos y se usa ropa nueva. En cambio la celebración cristiana sólo se da entre los que profesan la religión y que son minoría en el país, por lo que pasa casi desapercibida. En China el fenómenos es similar al de Japón, la influencia occidental ha hecho que los chinos adapten la celebración como un día de amistad, compras y consumo, pero sin el componente religioso ni la solemnidad que le acompaña. 

El mundo islámico

Jesús no es un personaje ajeno al mundo islámico, es mencionado en el Corán, el libro sagrado de los musulmanes, como un profeta. Es decir, se reconoce el origen divino de su nacimiento a través de la Virgen María y su papel como difusor de la palabra de Dios (Alá). ¿Entonces por qué no se celebra la Navidad en el mundo musulmán? La respuesta es simple, el culto a todo aquello que no sea Dios está prohibido, se celebra la palabra de los profetas, pero no su nacimiento, ni existe el culto a su personalidad o imágenes, ello explica el por qué Mahoma no debe ser representado ni celebrado al "estilo occidental".

Existen casos extremos como el de Arabia Saudí o Somalia donde las manifestaciones públicas de cualquier celebración relacionada con la Navidad son ilegales.También hay países musulmanes que "toleran" las celebraciones de las minorías cristianas, sobre todo aquellos que han estrechado sus relaciones comerciales con Europa y Estados Unidos, entre ellos destacan Qatar y los Emiratos Árabes Unidos donde las festividades son casi tan grandes como en cualquier ciudad de Europa, con centros comerciales abarrotados y adornos. Incluso, en países como Turquía, con una gran indluencia occidental, celebran festividades con alumbrados e, incluso, árbol de Navidad (árbol de año nuevo), pero sin relacionarlas con el nacimiento de Jesús.

El caso de Israel es especial, como punto neurálgico para el Islam, el cristianismo y el judaísmo, religiones con orígenes comunes. Para los musulmanes Jesús fue un profeta, para los judíos no era el Mesías, mientras que para los cristianos es evidente su importancia, así que la minoría que la profesa en Israel debe convivir en sus celebraciones con las otras dos religiones. Con ellas tiene puntos en común, pero al mismo tiempo grandes diferencias dogmáticas que desde luego explican los profundos conflictos históricos en esta región del mundo.

También puedes leer: Galería: Las mujeres más poderosas de Latinoamérica en 2021

Los cristianos ortodoxos

El cristianismo, aunque extendido en buena parte del mundo, no es tampoco unitario ni homogéneo, por lo tanto sus diferencias también influyen en las celebraciones. El cristianismo ortodoxo nació del cisma con el catolicismo y al poder de difusión del Imperio bizantino. Su área de influencia se extiende por Europa central, los Balcanes y hasta Rusia, principalmente. La interesante mezcla de culturas ocurrida en esta parte del mundo han hecho que la Navidad tenga costumbres únicas que la diferencian de la occidental. Una de las grandes diferencias está en la fecha, mientras en occidente se celebra el 25 de diciembre, entre los ortodoxos se celebra el 7 de enero, esto se debe al calendario que utilizan en cada región. Los católicos se rigen por el calendario gregoriano y los ortodoxos por el calendario juliano.