fbpx

Cambio climático: ¿cuáles fueron los avances tecnológicos del 2021?

El cambio climático amenaza a la humanidad y cada día son más necesarios avances tecnológicos que ayuden a mitigar su impacto.

Paneles solares

La innovación y los desarrollos tecnológicos que ayudan a disminuir las emisiones de carbono, preservar la biodiversidad y utilizar energías renovables son claves y cada vez más estimulados por los gobiernos. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: Climate Change: What Were The Technological Advances Of 2021?

Si se mira el 2021, la COVID-19 volvió a ser la gran protagonista del año. Sin embargo, otros temas, aunque más silenciosos, también fueron de vital importancia. Uno de los eventos de más relevancia fue la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático o COP26. Pese a que este encuentro dejó un sabor agrio, cada día es más evidente la necesidad de acelerar los cambios para mitigar el impacto del cambio climático y el daño ambiental. 

No todo son malas noticias, pues los avances tecnológicos arrojan esperanza de lograr cambios. La innovación y los desarrollos tecnológicos que ayudan a disminuir las emisiones de carbono, preservar la biodiversidad y utilizar energías renovables son claves y cada vez más estimulados por los gobiernos. De hecho, seis de las 50  empresas de la lista Fortune Future 50 del 2021 están relacionadas con tecnología climática como: Enphase Energy , EVE Energy, Xinyi Solar, Adani Green Energy, LONGi Green Energy, y Contemporary Amperex Technology. 

Te recomendamos leer: Las 10 publicaciones en línea detrás de las mentiras sobre el cambio climático

Desde diferentes puntos de la humanidad este año se hicieron desarrollos científicos que impulsan la sostenibilidad.

Tecnologías para reducir los gases de efecto invernadero 

Uno de los avances más prometedores, fue la puesta en funcionamiento de una planta para capturar carbono en Islandia, de la compañía  Climeworks, que puede almacenar alrededor de 4.000 toneladas de CO2 por año.

Continuando con la reducción de las emisiones de carbono, dos empresas gigantes del gas, Equinor y Cadent, lanzaron este 15 de diciembre un proyecto que pretende crear la primera ciudad que funcionará con hidrógeno en el Reino Unido. Se estima que convirtiendo el gas natural a hidrógeno se podría disminuir en una cuarta parte las emisiones de la ciudad.

Esto tendría su principal impacto en el uso de la calefacción, que constituye cerca de un 23% de todas las emisiones del Reino Unido. Entonces, se iniciarán las pruebas de calentamiento con hidrógeno y se estima que para el 2023 se desarrolle una prueba de ensayo con un vecindario. Respecto a la calefacción, Nueva York aprobó, a inicios de diciembre, la prohibición del uso de gas en los edificios nuevos a partir del 2023.

Cambios del día a día

Por otra parte, hay empresas que con sus desarrollos impactan la vida diaria. Para mitigar el daño de la industria de la moda, que es una de las más contaminantes y con menos responsabilidad social, la empresa  LifeLabs anunció el lanzamiento de diversas prendas de vestir que son térmicamente eficientes y ayudarán a combatir el cambio climático. Pese a que es una compañía que empezó a funcionar, después de años de investigación, en el 2019, cada vez hace más avances. Su ropa pretende garantizar que las personas se mantengan a una temperatura adecuada, por ejemplo en  invierno, sin requerir de tantos sistemas de calefacción, esto con el fin de ahorrar energía, así como textiles que enfríen el cuerpo.

Lee también: ¿Sabes de dónde viene tu ropa?

Energía renovables: las favoritas del 2021

La Agencia Internacional de la Energía señala que “A fines de octubre de 2021, los gobiernos nacionales a nivel mundial han destinado 470 mil millones de dólares a medidas de energía limpia como parte de su respuesta económica a la crisis de Covid-19, un aumento de 90 mil millones de dólares o 20% en comparación con fines de julio”. Además, de acuerdo con un informe de la Asociación de la Industria de Energía Solar de Estados Unidos, en el último trimestre, este país instaló 5,4 gigavatios (GW dc ) de capacidad solar fotovoltaica, que representa la energía para 21,8 millones de hogares estadounidenses. Se estima que sea un año récord en la instalación de este tipo de energía.

Además, una investigación de IHS Markit predice que para el 2022 el aumento de la energía solar en el mundo será de un 20%. En cuanto a la energía eólica, el reporte de este año de Wood Mackenzie, dedicada a investigar sobre la industria de los recursos naturales, estima que la capacidad mundial de energía eólica crecerá, del 2021 al 2030, en un 9% anual. En esta área, la empresa Mammoet avanzó en la  construcción de la turbina eólica flotante más grande del planeta en el proyecto WindFloat Atlantic, un parque eólico flotante ubicado en las costas europeas. De acuerdo a Mammoet el parque “está generando una capacidad de 25MW; equivalente a la energía consumida por 60.000 hogares en un año”.

Pese a todos estos avances y desarrollos tecnológicos, hay un tema clave hoy y es la justicia climática. Es necesario que los desarrollos tecnológicos y las soluciones de sostenibilidad sean accesibles para todos, en especial para las comunidades más vulnerables, que, de acuerdo con los análisis, serán las más afectadas por los efectos del cambio climático.