fbpx

"Implementación del capítulo étnico de los Acuerdos de Paz es casi nulo": IEANPE

Con el cumplimiento de los 5 años de la firma, la IEANPE presenta su informe de seguimiento del cumplimiento del capítulo étnico de los Acuerdos de Paz en Colombia. Estas son las conclusiones.

LatinAmerican Post | Juliana Rodríguez

Escucha este artículo


Hoy martes 30 de noviembre, la Instancia Especial de Alto Nivel de los Pueblos Étnicos de Colombia (IEANPE) presentó su informe sobre los 5 años de implementación del capítulo étnico del Acuerdo de Paz en Colombia. El informe, a grandes rasgos, concluye que el cumplimiento de este capítulo del Acuerdo es casi nulo. El documento estudia el capítulo étnico en cada uno de los seis puntos del Acuerdo de Paz y presenta sus conclusiones después de cinco años de su firma.

En el evento, se hizo énfasis en la ganancia que representó la firma del Acuerdo en términos de Derechos Humanos y Territoriales para las comunidades étnicas. También se mencionó la importancia del capítulo étnico en el Acuerdo ya que con esto se reconocía a las comunidades como un actor para la paz. Sin embargo, el informe presentado por la IEANPE pone en evidencia la ineficacia institucional para la implementación del Acuerdo.

Lee también: "Toda Colombia ve con absoluta desesperanza este momento electoral": lideresa indígena

El enfoque étnico en los seis puntos del Acuerdo de Paz

El capítulo étnico del Acuerdo Final de Paz consta del reconocimiento del papel de los pueblos étnicos en la construcción de paz. Tiene como principio que los pueblos étnicos participen en la toma de decisiones que afectarán su territorio. Por tanto, este es un enfoque transversal que atraviesa los seis puntos del Acuerdo Final de Paz. 

En cuanto al primer punto del Acuerdo, que se refiere a la Reforma Rural Integral, el informe de la IEANPE reporta un avance de tan solo 1% en las tierras adjudicadas a través del fondo de tierras. Además, diagnostica un desempeño ineficaz de parte de las herramientas diseñadas para el avance de la implementación de este punto.

En contraste, se reporta un cumplimiento del 21% en el punto 2, sobre la participación política y la apertura democrática. Sin embargo, el informe expresa preocupación por la falta de defensa por parte del Gobierno Nacional de la salvaguarda de la consulta previa, libre e informada. Este tema debe reiterarse también en relación al punto 3 del Acuerdo, sobre el fin del conflicto, pues el mecanismo de la Consulta Previa es sustancial para la toma de decisiones que tendrán implicaciones en la vida física y espiritual de los pueblos étnicos. Sobre este punto del Acuerdo, el informe también reporta graves retrasos y recomienda acelerar los procesos relacionados con medidas diferenciadas de seguridad por parte de la Fiscalía General de la Nación así como solicita a las instituciones información sobre el proceso de reintegración de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Sobre los puntos 4 (solución al problema de las drogas ilícitas) y 5 (en materia de víctimas del conflicto) del Acuerdo Final de Paz, la IEANPE encontró que la información sobre la implementación dada por el Gobierno Nacional presenta inconsistencias o es nula. Por esto, se sugiere que sean utilizadas las intituciones creadas para el seguimiento del Acuerdo, como el Sistema Integrado de Información para el Posconflicto (SIIPO), para facilitar la verficación de las metas trazadas y no para reproducir información inconsistente.

Finalmente, en cuanto al punto 6 del Acuerdo, sobre le implementación y su verificación, se concluye que la perspectiva étnica no ha recibido la atención adecuada. Muestra de esto es que tan solo hasta el cuarto año después de la firma del Acuerdo arrancó el proceso de la Instancia Étnica en este punto.

Necesidades de los pueblos étnicos

Con esta información y estas conclusiones, los pueblos étnicos identifican algunas necesidades urgentes para la implementación del Acuerdo:

  • Un enfoque de género que sea transversal al capítulo étnico. Es indispensable idear una atención y acompañamiento a las mujeres afrodescendientes e indígenas que sean respetuosos de su cosmogonía.
  • Trabajo territorial significativo por parte del Gobierno Nacional para la construcción de paz.
  • Espacio permanente de articulación y canales de comunicación que devengan en estrategias de encuentro, participación y construcción colectiva. 
  • Presupuestos respetuosos que atiendan las necesidades de la implementación del capítulo étnico y las iniciativas de desarrollo comunitario.

Finalmente, se hace énfasis en la importancia de la voluntad política para la implementación del Acuerdo, pues sin esto, independientemente del Gobierno de turno, no podrán lograrse las metas trazadas. También se reconoce que el cumplimiento del Acuerdo tendrá que ser un punto clave para las candidaturas que llegan a las elecciones de 2022. Después de cinco años de firmado el Acuerdo, los pueblos étnicos reconocen que hay una base para la construcción de paz, a la vez que exigen la implementación del capítulo étnico.