fbpx

La Fórmula Uno antes y después de Frank Williams

Tras el fallecimiento del dirigente británico, fundador y ex propietario de la escudería Williams Racing, se generó un hondo vacío en la categoría reina del automovilismo.

 Frank Williams

Estamos hablando de un hombre que se hizo marca en el automovilismo hace más de 40 años con innumerables récords y hasta siete campeones diferentes, pero sobre todo, la superación de muchos obstáculos en su carrera. Foto: Wikimedia-LyndseyWF1

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Formula One mourns Frank Williams

Se fue a otro plano Frank Williams el pasado 28 de noviembre y desde luego que la Fórmula Uno no volverá a ser la misma.  Estamos hablando de un hombre que se hizo marca en el automovilismo hace más de 40 años con innumerables récords y hasta siete campeones diferentes, pero sobre todo, la superación de muchos obstáculos en su carrera.

Para el último garajista, fallecido a los 79 años, su mayor logro fue ubicar a su escudería en el cuarto escalón de las máximas ganadoras del Campeonato del Mundo tras fundarla en 1977 junto a Patrick Head, y obtener 16 títulos, siete de pilotos y los restantes nueve de constructores. La mejor temporada de su escudería fue sin dudas la de 1982, al adjudicarse 11 de las 15 carreras programadas.

Pero los logros son muchos más.  Por ejemplo, es la tercera escudería con más Grandes Premios disputados en la historia, 756, solo por detrás de las dos históricas Ferrari y McLaren, con 1030 y 904 respectivamente. Además, como se mencionó anteriormente, es el cuarto equipo con más victorias con 114 para una efectividad porcentual del 15.1 por ciento, el tercero con más podios (312) y el cuarto con más poles (128).

Las rachas victoriosas de Williams fueron dominantes, como los siete triunfos en fila en 1993 desde el Gran Premio de Canadá hasta el de Italia, ser el cuarto equipo con más dobletes al término de las carreras (33) y la marca de 15 poles en 16 carreras entre 1992 y 1993. De hecho, por esta etapa la escudería es el equipo con más poles consecutivas de la historia (24) entre 1992 y 1993, una más que Mercedes (23) entre 2014 y 2015.

Sus pilotos y títulos

Fueron siete a saber: Alan Jones (1980), Keke Rosberg (1982), Nelson Piquet (1987), Nigel Mansell (1992), Alain Prost (1993), Damon Hill (1996) y Jacques Villeneuve (1997), pero también formaron parte de este prestigioso team dos sudamericanos, el brasileño Ayrton Senna (1994) y el colombiano Juan Pablo Montoya entre 2001 y 2004.

A excepción de 1982, un año con 11 ganadores en 16 carreras, en el resto de temporadas Williams alcanzó también la primera posición en el Mundial de Constructores. Así, la escudería cuenta con un total de 9 entorchados, añadiendo a las anteriores las campañas de 1981, 1986 y 1994. Únicamente Ferrari, con 16 títulos, está por delante en la clasificación histórica.

Lea también: Pedri, un chico de oro con un futuro muy prometedor

Pocas escuderías se dan el lujo de tener en sus filas a dos de los más grandes pilotos de la historia, como Alain Prost y Ayrton Senna, quizá dos de los cuatro más grandes junto con Michael Schumacher y Lewis Hamilton. Williams lo hizo, aunque con el terrible suceso del fallecimiento de Senna en plena pista de Imola en julio de 1994, en su primera y única campaña bajo la tutela de Frank.

Una férrea personalidad

Lo que muchos destacan de Sir Frank Williams es que nunca se dejó vencer pese a cualquier adversidad y esto quizá tenga que ver con su nacimiento en el año 1942 en plena Segunda Guerra Mundial y con su origen, pues su padre fue combatiente y perteneció a la Fuerza Aérea. Su pasión siempre fue la de los coches de competición.

Su vida laboral inició como vendedor de alimentos, pero nunca le perdió la pista a su pasión, y tras conseguir algunos contactos gracias al mundo del Motorsport, logró ingresar a trabajar en un concesionario y a partir de allí, paulatinamente, dedicarse a lo que le gustaba.

En 1966 fundó su primer equipo, Frank Williams Racing Cars, el cual compitió en campeonatos de Fórmula 3 y Fórmula 2 hasta alcanzar máxima categoría en 1969. En ese momento, compró un Brabham BT26 de segunda mano y poco prometedor que, sin embargo, otorgó dos podios al equipo, en Mónaco y Estados Unidos gracias al piloto británico Piers Courage, fallecido en 1970.

El sueño se convertía en realidad para el apasionado joven de South Shields quien con su perseverancia logró liderar la época más preciosa de la Fórmula 1, las décadas de los 80 y 90, con sus 16 gallardetes ya mencionados, bajo el nombre exacto de Williams Grand Prix Engineering.

Así, Williams tiene por último un total de 3578 puntos a día de hoy, siendo la quinta de la historia por detrás de Ferrari, Mercedes, McLaren y Red Bull. Sin duda, unos datos de los que estar más que orgullosos, y a los que Sir Frank Williams aportó mucho entre 1977 y 2020.

Vencedor de la muerte

En su vida, Williams debió afrontar hechos muy dolorosos. El primero y más influyente fue el que le dejó en silla de ruedas el 8 de marzo de 1986, saliendo del circuito de Paul Ricard (Le Castellet), tras presenciar unos test del FW11 que pilotarían Nigel Mansell y Nelson Piquet.

Ese acontecimiento lejos de ablandar, endureció a Williams, quien se recuperó rápidamente y continuó siendo la cara visible de un equipo en el que implantó la filosofía: ganar por encima de todo, amparado en la fortuna que fue amasando para potenciar coches como el FW14B.

De acuerdo a Car and Driver Williams nunca se perdonó que Senna falleciera en uno de sus monoplazas y, de hecho, en palabras de su hija Claire, a él siempre se le notó la tristeza luego de aquel incidente, razón por la que prefería no hablar del tema. Aun así, salió adelante, como lo hizo en marzo de 2013 cuando perdió a su esposa Virginia.

Ese mismo año, el cambio de reglamento generó el inicio de una era híbrida en la que Williams se aprovechó con muy buen pie para consolidarse como segundo por detrás de la imbatible Mercedes.

En 2020 y quizá como preámbulo a lo que ocurriría un año después, la familia Williams tuvo que despedirse de su gran proyecto de vida, al vender la escudería a un fondo estadounidense, que, por los momentos, parece interesado en mantener el legado de competitividad de los Williams.

 

Sir Frank Williams was one of the kindest people I had the pleasure of meeting in this sport. What he achieved is something truly special. Until his last days I know he remained a racer and a fighter at heart. His legacy will live on forever. pic.twitter.com/NDIwIvzZCl

— Lewis Hamilton (@LewisHamilton) November 28, 2021