fbpx

Resultados en las elecciones en Honduras muestran un giro a la izquierda en Centroamérica

La opositora Xiomara se perfila como la ganadora en los comicios y la izquierda regresa al poder luego de los resultados en las elecciones en Honduras.

Xiomara Castro de Zelaya

La exprimera dama se convierte en la primera mujer presidenta de la nación centroamericana. Foto: TW-XiomaraCastroZ

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Election Results In Honduras Show A Shift To The Left In Central America

Después de 12 años desde que el presidente Manuel Zelaya fuera derrocado en un golpe de Estado, Honduras volvió a elegir un gobierno de izquierda. Fue precisamente Xiomara Castro, la esposa de Zelaya, la que arrebató el poder a la derecha que había gobernado desde que depusieran a su esposo. Asimismo, la exprimera dama se convierte en la primera mujer presidenta de la nación centroamericana.

Según los resultados parciales, Castro, candidata por el  Partido Libertad y Refundación, sumaba un total de 53,60% de los votos, mientras que Nasry Asfura, el aspirante oficialista del Partido Nacional, tan solo sumaba un 33,83%. Yani Rosenthal, muy por debajo, tenía un 9,25%.

Un giro a la izquierda en la región
La llegada de Xiomara Castro a la presidencia de Honduras marca un notable giro a la izquierda en una región marcada por dicataduras y golpes de Estado apoyados y financiados por Estados Unidos.

Costa Rica

Actualmente, Carlos Andrés Alvarado Quesada, miembro del Partido Acción Ciudadana, ejerce como mandatario costarricense.  Alvarado Quesada, elegido en 2018, sigue la línea de su predecesor, Luis Guillermo Solís Rivera, también candidato del PAC.

Nicaragua

Muy poco se puede decir de la dictadura socialista que vive el país ubicado al sur de Honduras. Recientemente reelecto en unas votaciones denunciadas por la comunidad internacional, Daniel Ortega, del movimiento Sandinista, se erige como el mandatario más controversial en la izquierda centroamericana. Acompañado por denuncias de persecución política a opositores y de perpetuarse en el poder junto con su esposa, Ortega parece haber instaurado un régimen similar al cubano o venezolano y que difícilmente pueda ser diferente en unas futuras elecciones.

Panamá

Laurentino Cortizo Cohen es el actual mandatario panameño, perteneciente al Partido Revolucionario Democrático, un movimiento de centro izquierda. El partido PRD se autodefine como socialdemócrata y, en un país marcado fuertemente por el comercio internacional que pasa a diario por su canal interoceánico, significa una importante influencia socialista.

Esta es la única forma de explicar cómo Cortizo, un empresario ganadero panameño, proveniente de un estrato socioeconómico privilegiado, es la principal figura de la izquierda en el istmo.

Belice

Incluso, la figura de Belice, una pequeña nación en la costa Caribe centroamericana de pasado británico, también es hoy un país con un Gobierno de centroizquierda. Juan Antonio Briceño, del Partido Popular Unido de Belice termina por inclinar la balanza de un mapa político evidentemente inclinado a la izquierda o centroizquierda. Adicionalmente, acompañados por un jugador importante en la frontera norte como lo es Andrés Manuel López Obrador, presidente mexicano que marca el evidente tinte de la zona que divide Sudamérica con Norteamérica.

Al otro lado del espectro político tan solo parece Alejandro Giammattei y Nayib Bukele. Destacando que el presidente salvadoreño, que hoy por hoy no tiene un tinte político definido, pero que suele ser un gran aliado de Estados Unidos y uno de los principales críticos de las dictaduras socialistas en la región.

Los retos de Castro

La llegada de Xiomara Castro marca un claro giro en las pretensiones y aspiraciones de los hondureños luego de 12 años de poder de la derecha, que finalizan con una tasa de pobreza superior al 70% de la población luego de la crisis que dejó la COVID-19, según datos de la agencia EFE.

También te puede interesar: ¿Qué deben hacer Kast y Boric para ganar la presidencia en Chile?

Este voto fue un claro voto de rechazo al actual Gobierno de Juan Orlando Hernández. El saliente presidente catracho tiene un prontuario de acusaciones bastante largo y amplio. Hace tan solo escasos meses, en un tribunal federal neoyorkino Hernández fue acusado de recibir dinero proveniente de narcotráfico, mantener reuniones con traficantes en una fábrica de arroz y tener la intención de construir un laboratorio de cocaína y poder enviar esta misma a Estados Unidos, todo esto, mientras aspiraba a llegar a la presidencia.

A pesar de que el mandatario niega repetidamente todas las acusaciones, en el hastío que ha causado su Gobierno, esta es la cereza del pastel para intenciones de cambio de sus ciudadanos. Adicionalmente, es posible que los cargos formales en contra de Hernández no tarden mucho en ser ordenados y este deba presentarse en una corte norteamericana, algo que ya está enfrentando Juan Antonio Hernández, el hermano de JOH.

Precisamente, la nueva presidenta tendrá un panorama lleno de desafíos en una Honduras absorbida en la inseguridad, la crisis económica y la crisis institutcional, problemas que tienen como principal consecuencia, una ola masiva de migrantes que viajan constantemente a los Estados Unidos.

Castro deberá entrar rápidamente a dialogar con el Gobierno de Joe Biden para buscar estrategias en conjunto para mejorar los índices en el país, objetivo que comparten ambos mandatarios y así disminuir la migración masiva por parte de uno, y construir una economía robusta, por parte de otra.

Y así lo dejó entrever la presidenta electa al llamar a un Gobierno de diálogo. "un diálogo permanente" con todos los sectores del país y la comunidad internacional para "encontrar las respuestas que esta patria necesita", explicó la exprimera dama. Igualmente, tendrá la oportunidad de volver a implementar la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, luego de que su predecesor la disolviese e 2020, lo que causó numerosas protestas de los ciudadanos.