fbpx

Copa Libertadores Femenina: Colombia nuevamente a las puertas de la gloria

Por segunda edición seguida, un equipo representante de Colombia se queda con el subcampeonato de la Copa Libertadores Femenina.

Jugadoras del equipo femenino de Santa Fe

La Copa Libertadores Femenina es uno de los torneos por excelencia que sirve como vitrina para que muchas jugadoras demuestren su talento y así puedan dar el salto a Europa. Foto: independientesantafe.com

LatinAmerican Post| Theoscar Mogollón

Escucha este artículo


Read in english: Copa Libertadores Femenina: Once Again Colombia Is At The Gates Of Glory

El 2021 nos ha regalado cientos de emociones con el fútbol femenil y más a nivel sudamericano. La Copa Libertadores Femenina es uno de los torneos por excelencia que sirve como vitrina para que muchas jugadoras demuestren su talento y así puedan dar el salto a Europa. Y es que para esta última edición, representantes de Brasil y Colombia volvieron a demostrar que son los pioneros del deporte rey en esta categoría.

Para nadie es un secreto que en territorio brasileño se vive con pasión el fútbol y por ende sus equipos tienden a llegar -casi siempre- a las finales de las distintas copas. Sin embargo, a nivel femenino se ha notado la gran evolución de los clubes colombianos, los cuales han dejado muy buenas impresiones en la Copa Libertadores desde 2018. Vale recordar que en dicho año el Atlético Huila se coronó campeón tras derrotar en penales al Santos de Brasil, dándole así una gran alegría a Colombia por ese primer título.

Para el 2019, los focos de atención se los llevó el América de Cali luego de finalizar aquel torneo en la tercera posición. El buen desempeño de las Escarlatas se repitió en la edición del 2020 -que se jugó en marzo del 2021 por el tema pandemia-, donde se enfrentaron en la final a Ferroviária de Brasil y cayeron por 2-1 a pesar de dominar buena parte del compromiso. Si bien el trofeo volvía a ser esquivo, el nivel del fútbol femenino colombiano continuaba creciendo a pasos agigantados.

Independiente Santa Fe, otro gran representante

Durante el mes de noviembre se vivió otra edición de la Copa Libertadores Femenina, esta vez con sede en Paraguay y Uruguay solo para la final. Las representantes de Colombia fueron Deportivo Cali e Independiente Santa Fe, campeón y subcampeón de la Liga Femenina Betplay Dimayor respectivamente. Ambos equipos en la fase de grupos no tuvieron mayores problemas y gracias a su buen fútbol clasificaron a los cuartos de final. Todo parecía indicar que en las semifinales iban a decir presente, pero las Caleñas fueron sorprendidas por Nacional de Uruguay.

Quienes demostraron un grandioso juego colectivo que hizo ilusionar a todo un país fueron las dirigidas por el director técnico Albeiro Erazo. Sorteadas en el Grupo A, derrotaron a Deportivo Cuenca y Sol de América, mientras que un empate ante Ferroviária las colocó segundas. El invicto se mantuvo en cuartos de final y semifinal, escenarios donde se midieron a clubes brasileños y posteriormente eliminaron en la tanda de penales: Kindermann-Avaí y, una vez más, Ferroviária. Sin duda, contaban con todo lo necesario para ganarle la final a Corinthians.

Lea también: El retiro de un grande: Retrospectiva de la carrera del "Kun" Agüero

Santa Fe arrancó mejor el compromiso e impuso condiciones en los minutos iniciales, teniendo incluso una gran oportunidad de abrir el marcador con un remate que pegó en el travesaño. No obstante, las brasileñas aprovecharon las dos únicas llegadas al área contraria para batir las redes de Katherine Tapia, portera que brilló en las tandas de penales de los partidos anteriores atajando hasta tres lanzamientos. Para el segundo tiempo, las Leonas adelantaron líneas e intentaron imponer su juego, pero a pesar del dominio las acciones de peligro nunca llegaron y el 2-0 le dio el trofeo a Corinthians.

A nivel individual se pueden resaltar las actuaciones de Diana Celis, Joemar Guarecuco, Liana Salazar y la capitana Fany Gauto, quienes tuvieron un protagonismo importante en un equipo con carácter y que ha sabido afrontar partidos decisivos en los últimos años. Aunque no lograron conquistar la gloria en esta Copa Libertadores Femenina, el futuro de las bogotanas es prometedor gracias a la capacidad de su cuerpo técnico a la hora de hacer planificaciones. Y es que tarde o temprano, el fútbol colombiano volverá a celebrar un título continental a nivel femenil.

La competitividad del fútbol femenino colombiano

Si hay un motivo por el cual los conjuntos brasileños han dominado la Copa Libertadores Femenina es por su competitividad, algo que también viene mostrando el fútbol en Colombia. Pero eso no ha sido tarea fácil, ya que tanto el torneo local como la propia copa suelen ser muy cortos y la clave para el éxito se debe al trabajo incesante de sus equipos. En los últimos años los clubes colombianos no solo tienen entre sus objetivos ganar la liga, sino también destacar en el torneo internacional, una mentalidad que las pone por encima del resto de países.

Armar un equipo competitivo ya es común en territorio cafetero, por lo que contar con una base importante de buenas jugadoras en cada puesto, además de traer refuerzos de categoría, hacen de la liga local un torneo atractivo. El talento siempre ha estado presente y Colombia no deja de formar futbolistas de prestigio. No olvidemos que consolidar el fútbol femenino es un paso importante y solo de esa manera comenzarán a llegar los resultados deseados. ¿Podrá algún equipo colombiano alzar la Copa Libertadores Femenina en 2022?