fbpx

Latinos en los Grammy: ¿para qué premios nos eligen?

Los Grammy han anunciado sus nominados, y algunos son latinos, pero ¿en qué ternas somos favoritos? Estos son los latinos en los Grammy.

Galardón de los Grammy

Las expectativas son enormes. Mientras esperamos, analizamos la disposición de los artistas de Latinoamérica. Foto: Grammys

LatinAmerican Post | Gabriela Krause

Escucha este artículo


Read in english: Latinos At The Grammys: Which Awards Could They Win?

Luego de la reciente entrega de los premios Grammy latinos, se acaba de anunciar toda la grilla de nominados para los premios Grammy 2022. Estamos hablando del premio más importante de toda la industria musical. La ceremonia se hará el 31 de enero en Los Ángeles. Está a la vuelta de la esquina y además, vuelve a hacerse en formato presencial. Las expectativas son enormes. Mientras esperamos, analizamos la disposición de los artistas de Latinoamérica.

Premios exclusivos para incluir identidades

Para las mujeres, premios de mujeres. Para los latinos, premios de latinos. ¿Esto es así? Y si lo es, ¿debería serlo?

Estamos en una época en la que muchas injusticias son puestas sobre la mesa, debatidas. Entre ellas, todas las relativas con la exclusión y todas las luchas por la emancipación de las identidades que no encajan con el status-quo. En toda esa vorágine transformadora, la verdad es que las industrias ven una oportunidad, accionan, proponen premios, productos y concursos para las especificidades y así captan nuevos mercados. Cuando vemos esas cosas, a veces, nos alegramos porque somos incluidos. Pero ¿qué implica esa inclusión?

Los premios Grammy son premios organizados por la Academia de Grabación de Estados Unidos. O sea, podemos decir, es esperable que la mayoría de los nombres de sus grillas sean de estadounidenses. Pero también hay latinos. Siempre hay latinos. La cuestión es que, en realidad, cuesta encontrarlos hasta no llegar a la categoría que les corresponde, “Latin”, y algunas más.

Lee también: Artistas latinos emergentes que deberías seguir para el Lollapalooza 2022

¿En qué categorías destacan los artistas latinoamericanos?

Hasta llegar a la categoría de Latin, en los premios más generales, como mejor álbum, mejor álbum pop, alternativo, rock, y otros, no se ven nombres latinoamericanos. Una vez que llegamos a esta categoría, ya nos topamos con nombres conocidos: Camilo, Ricardo Arjona, Pablo Alborán, Selena Gómez, Alex Cuba y Paula Arenas en la categoría de mejor álbum pop latino. Si seguimos viendo la grilla, en la categoría de “mejor álbum de música urbana” también todos los nombres son latinos. Es curioso que esta categoría forme parte de los Latin Grammy, considerando que música urbana se graba en todo el mundo. Podríamos decir que, para ser incluidos en los premios internacionales, debemos pagar un compromiso de encasillamiento.

En todos los otros premios latinos, por supuesto, los nominados son músicos de diferentes países de nuestra región, muy prolíferos en sus géneros musicales, como Natalia Lafourcade o Mon Laferte. Son pocos los casos de premios para artistas latinos de fuera de América. El más destacado es el caso de C. Tangana, con su álbum El Madrileño. En casi todos los casos, los títulos de las canciones o álbumes premiados están en español, aunque esto no se cumple en la categoría de “Mejor álbum de jazz latino”.

Es curioso que tampoco haya nominados latinos a la categoría de rap, un género que es prolífero y en continua alza en la región. Ni siquiera se postuló como un premio aparte, como en el caso del jazz.

Sí hay un nominado en Mejor álbum de música para niños. Actívate, de 1, 2, 3 Andrés. Es destacable, por ser nominado en una categoría no-latina y con un disco titulado en español. Hasta ahora, la mejor noticia de la grilla. Esto también sucede con el premio de Mejor arreglo, instrumental o acapella, con el dúo mexicano Rodrigo y Gabriela nominado.

Raíces americanas

¿De qué América son las raíces americanas? No es novedad que, hegemónicamente, cuando se habla de América, en realidad se está hablando de Estados Unidos. Lo vemos todo el tiempo: en el cine, en la literatura, en los medios de comunicación, en los discursos políticos. En las categorías de Raíces Americanas -y son varias- sólo hay canciones en inglés, de grupos, dúos y solistas estadounidenses. Cabe preguntarse, para ellos, ¿Latinoamérica no tiene raíces?

Es evidente que sí, pero ahora habrá que seguir preguntando, para entender con mayor precisión si esto sólo sucede porque hablamos de premios estadounidenses (tendrán su derecho a decidir lo que quieran) o si sucedería de igual manera. No olvidemos que la aparición de identidades no-estadounidenses en estas gigantes premiaciones de la industria son una novedad.

¿Categorías generales para artistas de todo el mundo?

En 2021, Kali Uchis ganó el premio Grammy a Mejor Grabación Dance, por su disco “10%” en colaboración con Kaytranada, y se convirtió en la primera artista latina en ganar un premio Grammy en categorías no-latinas.

Para la 92° edición de los Premios Oscar, en 2020, el premio más relevante de la industria cinematográfica, la Academia ha nominado y premiado a Parasite, una película surcoreana que ha cambiado los parámetros de un premio en el que siempre las películas extranjeras estuvieron destinadas a su propia categoría como única opción posible. Parasite fue un éxito rotundo: ganó Mejor Película, Mejor Director, Película Extranjera y Guión Original. Si bien no fue la primera película extranjera en nominarse a estas categorías, sí fue la segunda en resultar premiada. Dos películas extranjeras premiadas con la legitimidad de una estadounidense en… ¡92 años! ¿Una anomalía, o una tendencia en alza?

Cuesta muchísimo encontrar otros casos de tallas similares. Si bien es verdad es que da la sensación de que las Academias están buscando adaptarse a los tiempos de cambio imperantes en todo el mundo, también es verdad que ellos son simplemente los dueños de decidir a quién premiar y bajo qué concepto. Estamos arrinconados, etiquetados y condenados, en cierta forma, a un techo más bajo que el de ellos, pero, ¿es esto así? Hay algo emancipatorio en comprender que no necesitamos la validación de una industria que no nos pertenece para hacer lo que hacemos. Pero, claro, esto es un ideal. Las reglas del juego han sido escritas hace ya tiempo.