fbpx

Lollapalooza en América Latina: ¿dejó de ser alternativo y pasó a ser mainstream?

Este evento musical, que tendrá su edición en la región, ha evolucionado a lo largo de los años y se transformó completamente, ¿El Lollapalooza en América Latina dejó de ser alternativo y pasó a ser mainstream?.

El Lollapalooza es uno de los eventos más importantes de la música actual. Lo cierto es que la anterior edición del 2020 en América Latina tuvo que cancelarse por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, después se reprogramó para que pueda tener lugar a finales de noviembre en toda la región.

Es decir, el festival que originariamente empezó en los Estados Unidos luegó ha aparecido en nuestra región. Países como Brasil (en São Paulo), Chile (Santiago), Argentina (Buenos Aires) o Colombia (Bogotá) recibieron esta celebración y tienen pensada la futura edición del 2021, que reúne artistas de todo el planeta.

Lo cierto es que este evento, a lo largo del tiempo, se ha vuelto cada vez más popular entre los jóvenes. En la mayoría de sus participaciones, han albergado a una base mínima de 100.000 espectadores, incluso llegando a unos 300.000, como ocurrió con la edición de la Argentina en el 2019.

Lee también: ¿Qué nos tendrá preparado el show del mediotiempo del Super Bowl 2022?

El Lollapalooza y el éxito mainstream

Lo cierto es que, inicialmente, el Lollapalooza se pensó como un espectáculo para aglomerar toda la música “alternativa”. El género “indie”, que comenzó a popularizarse en la última década, de cierta manera empezó a transformarse en mainstream. Esto implica que muchos de los artistas de ese género hoy son algunos de los más importantes del mundo.

Lógicamente, esto afectó a la realización del festival. Actualmente, hablar del Lollapalooza no es solamente la posibilidad de descubrir bandas y artistas en crecimiento, sino también de otros que están consagrados. Por eso, cuando se anuncian los line-ups, todos esperan para ver quiénes serán los headliners de cada edición.

Es importante mencionar que en toda la región el festival se divide en 3 días, generalmente de lunes a viernes. En cada uno de ellos hay un artista reconocido, que toca en el horario central nocturno, y suele ser el que más público atrae. A la vez, es importante mencionar que no existe solamente un escenario, sino que hay varios dentro del predio.Todo este crecimiento en el interés de los espectadores ha transformado el Lollapalooza en una especie de cultura sudamericana. Año tras año, los fanáticos “indie” esperan por ver quiénes serán los elegidos para formar parte del evento. Esto conlleva a que no solamente asistan los fans de cada artista, sino también otros que asisten sin importar quién vaya, incluso aunque tengan que hacer kilómetros de viaje para ello.

Por ejemplo, muchos de los fanáticos esperan al anuncio del line-up no solamente para ver si existen músicos que les gusten, sino también para descubrir otros grupos/cantantes que, probablemente, de otra manera no conocerían. Es decir, esa cuota “alternativa” sigue presente, aunque en una menor medida.

Como bien hemos mencionado, la calidad de los artistas ha mejorado a lo largo de los años. Una prueba de ellos habían sido los invitados para esta nueva edición en América Latina, los cuales, actualmente, están en “stand by”, ya que no han confirmado que volverán al país tras la postergación por la COVID-19.

Por ejemplo, para esta edición invitaron a los Guns N’ Roses, una de las bandas de rock más importantes del último tiempo. Lo mismo ocurrió con Travis Scott, uno de los raperos más trascendentales de la historia, que eligió este escenario para incursionar en América Latina, algo que los fans llevaban esperando durante mucho tiempo.

Después, otras artistas, como es el caso de Gwen Stefani o Lana del Rey, también atraen a muchos fanáticos que difícilmente podrían acceder a sus shows, ya que no suelen tener giras por la región. En cambio, se sienten atraídas por un festival que también está muy presente en los Estados Unidos, algo que lo está transformando en mainstream.

30 años después de su creación, pues empezó en el año 1991, el Lollapalooza pareció cambiar su esencia. En sus primeros momentos, se pensó como un festival itinerante que buscó despedir al grupo Jane’s Addiction, por lo que el show inicial trajo grupos que recién estaban emergiendo.

De esta manera, no solamente se atraen grupos internacionales, sino que se le da espacio a celebridades locales que, históricamente, parecían no tener cabida dentro de un grupo “indie”. Sin embargo, el avance del Lollapalooza ha demostrado que lo mainstream puede empezar a aglomerar a lo alternativo, algo que permite entender su éxito.

¡Quédate atento para confirmar el line-up de la siguiente edición en las siguientes semanas!