fbpx

James Rodríguez a Qatar: ¿una oportunidad para volver a reencontrarse o una mala decisión?

El ahora ex jugador del Everton de Inglaterra pone fin a once años de carrera en el fútbol europeo, y llega con 30 años a Qatar.

James Rodríguez en su llegada al club Al Rayyan

La carrera de James ha terminado dando un salto inesperado para muchos, llegando a un fútbol que si bien crece cada vez más, está todavía lejos del nivel de las grandes ligas. Foto: TW-AlrayyanSC

LatinAmerican Post | Nicolás Donoso

Escucha este artículo


Read in english: James Rodríguez To Qatar: A Good Opportunity Or A Bad Decision?

El último partido que James Rodríguez disputó de manera oficial fue el pasado 16 de mayo, encuentro válido por la Premier League y que terminó con derrota ante el Sheffield United. Tras ese compromiso, sucedieron una serie de acontecimientos que no favorecieron demasiado al colombiano: Carlo Ancelotti, el entrenador que lo dirigió en Real Madrid, Bayern Múnich y recientemente en el Everton, abandonaba al equipo inglés para regresar al conjunto merengue, y el español Rafa benítez se transformaba en su nuevo director técnico (coincidieron en el Real Madrid). Tras no contar con minutos en el inicio de esta nueva temporada, buscó una salida a algún otro equipo del viejo continente, pero ninguna llegó a concretarse y James se quedó atrapado y sin jugar tanto a nivel de clubes como de selección. Con Reinaldo Rueda como DT de la selección cafetalera James no fue considerado en ninguna de las más recientes fechas de eliminatorias rumbo a Qatar 2022 ni tampoco para la pasada Copa América.

Pues bien, tras todas las complicaciones que se le suscitaron al jugador en estos últimos meses y al difícil momento que atraviesa en su carrera, se ha confirmado que James pone punto final a once años de manera consecutiva en los que jugó en el fútbol europeo para emprender una nueva, y para muchos polémica, travesía firmando por el Al Rayyan de Qatar, cuadro que milita en la máxima división de su país, que ha ganado ocho ligas locales y que es dirigido actualmente por el entrenador francés Laurent Blanc.

También te puede interesar: La liga femenina de fútbol en Japón debe ser un ejemplo para Latinoamérica.

Allí, además de encontrarse con un reconocido entrenador, James jugará con un connotado futbolista argelino, Yacine Brahimi. Brahimi, al igual que él, supo brillar en sus mejores momentos con el Porto de Portugal. Además ha defendido las camisetas del Rennes de Francia y del Granada de España, siendo seleccionado argelino en 56 oportunidades y destacando con una gran actuación en el Mundial de Brasil del año 2014 con su selección (alcanzó los octavos de final), en donde precisamente James Rodríguez sobresalió y Colombia llegó hasta los cuartos de final.

 

Más de una década en el fútbol europeo con altos y bajos

Su periplo por Europa arrancó de manera prematura, haciéndose notar con apenas 19 años en el Porto, cuadro en donde disputó 108 compromisos, aportando con 32 goles y 41 asistencias, ganando seis títulos, entre los que destacan tres ligas y una UEFA Europa League y coincidiendo en aquel plantel con Radamel Falcao y el centrocampista Freddy Guarín. Esto lo llevaría a firmar por el Mónaco, y en el cuadro del Principado si bien solo estuvo una temporada, volvió a compartir equipo con Radamel Falcao y sus números fueron positivos, logrando 10 goles y 14 asistencias en 38 juegos.

Gracias al Mundial de Brasil 2014 dio un gran salto en su carrera y firmó con el Real Madrid. Sus primeros años en el conjunto merengue fueron bastante positivos, tanto a nivel individual como grupal, pero tras la salida de Carlo Ancelotti y las llegadas de Rafa Benítez y Zinedine Zidane, el colombiano poco a poco fue perdiendo protagonismo, hasta que se volvió a reunir con el DT italiano en Alemania, para jugar en el Bayern Múnich y siendo uno de los mediocentros de mayor nivel en la Bundesliga (estuvo dos temporadas en las que consiguió tres títulos).

Tras un regreso al Real Madrid en donde apenas contó con minutos en la temporada 2019-2020, las vidas del cucuteño y de Carlo Ancelotti volvieron a juntarse en Inglaterra, y pese a sufrir algunas lesiones, parecía que la carrera de James volvía a tomar sentido, ya que en 23 partidos disputados por la Premier League logró anotar en seis oportunidades y asistir en otras cinco. Sin embargo, la partida de Ancelotti del Everton y la llegada de Rafa Benítez al club, terminaron por frenar el repunte que estaba teniendo.

¿Oportunidad para volver a reencontrarse o una mala decisión?

Sin pisar un terreno de juego en más de cuatro meses, sin jugar por la selección de Colombia hace casi un año y con 30 años cumplidos el pasado mes de julio, la carrera de James ha terminado dando un salto inesperado para muchos, llegando a un fútbol que si bien crece cada vez más (la selección de Qatar ganó la Copa de Asia del 2019 y fue semifinalista de la Copa de Oro del 2021), está todavía lejos del nivel de las grandes ligas europeas en las que jugó, y es un territorio desconocido para muchos y muchas.

Dicho lo anterior, podría considerarse como una muy mala decisión del jugador el emigrar al fútbol qatarí por su nivel de competitividad, por su lejanía y por muchos otros factores. No obstante, Qatar se puede considerar como una nueva oportunidad para que James vuelva a sentirse importante, recupere el nivel que está acostumbrado a tener y pueda regresar a la selección de Colombia, que actualmente se encuentra peleando por un cupo precisamente para poder clasificar al Mundial de Qatar 2022.

Porque así como Juan Fernando Quintero decidió irse al fútbol chino y fue una de las figuras en el triunfo de Colombia ante Chile por las Eliminatorias, James Rodríguez perfectamente puede volver a encantarse con su fútbol, con su zurda y con el nivel que alguna vez mostró jugando en esta oportunidad en Qatar. Y quién sabe, de llegar a sumar muchos minutos y destacar en Oriente Medio puede regresar a las nóminas de Colombia y volver al fútbol europeo. Si fue una buena o mala decisión, solo el tiempo lo dirá.