fbpx

AMLO ayuda a romper el cerco diplomático contra Maduro

El presidente venezolano fue la sorpresa de la última Cumbre de la CELAC celebrada en México el fin de semana.

Andrés Manuel López Obrador

Su presencia en un evento tan importante, demostró que a pesar del rechazo de varios países, las recientes victorias electorales de la izquierda, le han permitido tener un panorama internacional menos hostil. Foto: Wikimedia-EneasMx

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: AMLO Helps Break The Diplomatic Siege Against Maduro

Luego de más de un año sin viajes oficiales, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, asistió de forma sorpresiva a la VI cumbre de la CELAC. Su presencia en un evento tan importante, demostró que a pesar del rechazo de varios países, las recientes victorias electorales de la izquierda, le han permitido tener un panorama internacional menos hostil. 

Asimismo, este hecho evidencia queel cerco diplomático al régimen venezolano que en su momento planteó el Grupo de Lima quedó en el olvido y ya no cuenta con la suficiente fuerza diplomática en la región. 

Andrés Manuel López Obrador abrió las puertas a Maduro, bajo su papel de facilitador de las negociaciones entre chavismo y oposición, que busca una alternativa a la crisis democrática en Venezuela. En estas difíciles negociaciones, esperan llegar a acuerdos relevantes para que la oposición participe activamente en las elecciones que se llevarán a cabo en noviembre de este año.

LatinAmerican Post: No es solo en tu país: la inseguridad en Latinoamérica

Sin embargo, el apoyo no es total. Varios mandatarios, como los presidentes de Uruguay y Paraguay, dejaron claro que su asistencia y participación no es un reconocimiento a los Gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Ambos paìses acusaron a los gobiernos de Maduro, Daniel Ortega y Manuel Díaz-Canel de ir en contra de las libertades democráticas y de persecución política de opositores.

La asistencia de Maduro al evento también puede poner al Gobierno del presidente Manuel López Obrador en una mala posición ante Washington. Desde marzo, Estados Unidos ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por la captura del presidente venezolano por los delitos de terrorismo, tráfico de drogas y posesión de armas. Pero evidentemente la inmunidad diplomática de la que goza Maduro, más cuando asiste a una cumbre internacional en un país que se ha ofrecido como neutral, puedan ser suficientes razones para que Joe Biden pase por alto este evento.

Durante el evento, AMLO decidió apostarle a la inclusión de todos los mandatarios y, de cierto modo, lo logró. La presidencial de la mayoría de mandatarios regionales dejó esta cumbre como un paso importante hacia la integración de países. Sin embargo, el evento dejó 3 grandes ausentes, los presidentes de 3 de los 4 países más poblados de Latinoamérica (Argentina, Brasil y Colombia). Por diversos motivos, ni Jair Bolsonaro (retirado de la CELAC desde el 2020), ni Alberto Fernández (envuelto en una crisis política luego de la derrota del peronismo en las PASO), ni Iván Duque (de viaje diplomático en España) asistieron al evento.

Las caras nuevas

En este encuentro, también llamó la atención la participación de los mandatarios recientemente elegidos. Entre los novatos destacó la participación de Pedro Castillo, el mandatario peruano inició con la CELAC su primera gira internacional ya que luego asistirá a Estados Unidos. Debido a un discurso complejo, muchos en redes sociales compararon la intervención de Castillo con el personaje de comedia mexicana "Cantinflas".

Por su parte, Guillermo Lasso, presidente ecuatoriano, cumplió su cuarto viaje internacional y dejó mensajes que llaman también a la unidad de la región. El sucesor de Lenin Moreno aseguró que "en el fondo poco importa que nosotros nos reunamos aquí entre presidentes, lo que nos debería importar es que sean nuestros ciudadanos quienes estrechen verdaderos lazos de beneficios y provecho mutuo”.

Lasso igualmente manifestó la importancia de que Ecuador firme un TLC con México y que ingrese a la Alianza del Pacífico, un grupo de integración entre México, Perú, Chile y Colombia.