fbpx

¿Buscas un aumento de sueldo? Aplica estos cinco trucos psicológicos

Aunque tiende a ser una conversación algo estresante, hablar con tu jefe sobre un aumento de salario puede ser sencillo si aplicas la psicología a tu favor.

Persona guardando un dolar en su billetera

Aunque para muchos todo esto puede sonar intimidante, lo cierto del caso es que solo necesitas armarte de valor y atreverte a hacerlo. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: Looking For A Raise? Apply These Five Psychological Tricks

Si bien el dinero no lo es todo en la vida, para nadie es un secreto que es prácticamente imposible sobrevivir sin un salario. La necesidad de comprar alimentos, pagar la renta o salir a divertirse, son puntos importantes que debes tomar en cuenta cuando tienes un empleo, sobre todo si tu objetivo principal es convertirte en una persona exitosa. Tarde o temprano llegará a tu mente la intensión de pedir un aumento de sueldo a tu jefe y será en ese escenario donde deberás estar preparado psicológicamente para dar un paso adelante.

Ese tipo de conversaciones siempre suelen ser estresantes y delicadas, por lo que debes saber hacerla en el lugar y momento correcto para no terminar con una respuesta negativa y la sensación de que nadie valora lo que haces en tu lugar de trabajo. Para esos momentos es importante que te sientas seguro y confiado de ti mismo, ya que en gran parte todo dependerá de tu actitud y las capacidades laborales que hayas demostrado previamente. Además, si ese aumento es lo que de verdad quieres, muy probablemente tendrás que pedirlo por tu cuenta y no esperar a que llegue solo.

Lee también: Estas son las criptomonedas en las que deberías invertir

Aunque para muchos todo esto puede sonar intimidante, lo cierto del caso es que solo necesitas armarte de valor y atreverte a hacerlo. ¿Pueden salir mal las cosas? Sí, es posible si no se maneja la situación de manera correcta y termina todo con un malentendido, pero la buena noticia es que para evitar esos terribles escenarios puedes aplicar ciertos trucos psicológicos que te ayudarán a aumentar las posibilidades de conseguir el aumento de sueldo que tanto buscas.

1. El lenguaje corporal siempre cuenta

No todo se trata de palabras, y más cuando hay de por medio alguna negociación. Aunque tengas el discurso perfecto para pedir ese aumento, de muy poco servirá si no muestras un lenguaje corporal acorde a la situación. En este punto, tal como se mencionó anteriormente, debes mostrar confianza en ti mismo y olvidarte de los nervios y/o ansiedad. Asimismo, algunos de los consejos que los expertos siempre dan es el de tomar una postura de poder, colocar tus manos sobre la mesa para proyectar seguridad y -principalmente- mantener contacto visual.

2. Toma la iniciativa con la propuesta

Según un estudio de las Universidades de Ohio State y Vanderbilt, existe un proceso bastante efectivo llamado "Anchoring" que puede aumentar exponencialmente tus posibilidades de recibir el aumento de sueldo. Todo se basa en que seas tú quien dé la primera sugerencia para marcar el camino de la negociación y así evitar que la cifra sea muy baja. Recuerda darte ese valor que consideras e incluso pide más dinero de ser posible, pues así si tu jefe te propone algo por debajo no estará tan lejos de lo que pediste.

3. Usa el poder de otras ofertas

Para que este punto cobre mucha más relevancia es importante que seas un empleado destacado en tu trabajo. ¿El motivo? Todas las empresas, sin importar cuál sea el rubro, siempre tienen en cuenta quiénes son sus trabajadores irremplazables, pues saben lo valioso que son para los proyectos a corto y largo plazo. Perder un empleado destacado puede llegar a ser muchísimo más caro de lo que muchos piensan, por lo que asomar la posibilidad de que existen otras ofertas de trabajo podrían motivar a tus jefes a aumentarte el sueldo con tal de que continúes con ellos.

4. Conexión personal

Si bien la conversación debe girar en torno a una negociación, existe un truco muy sencillo que toma en cuenta las historias personales. Según una investigación de la neurocientífica de Harvard, Diana Tamir, los efectos neurológicos producidos por compartir esos relatos, e incluso motivar a que tu jefe cuente sus experiencias, son parte de un proceso que genera las mismas sensaciones de placer que provocan la comida o el dinero. Ese tipo de detalles son capaces de hacer una conexión entre ambas partes que pueden causar impresiones favorables.

5. ¡Sonríe!

Este es uno de los trucos más efectivos que puedes aplicar en cualquier aspecto de tu vida, incluso para pedir un aumento de sueldo. Muy pocas personas conocen el verdadero poder que tiene algo tan sencillo como una sonrisa, y el solo hecho de llegar a una negociación con ella en el rostro cambia totalmente el panorama. Por ello, ten siempre en cuenta que si acompañas tu discurso con una sonrisa, el efecto que provocará en tu jefe será tan positivo que seguro aprobará ese aumento que buscas.