fbpx

Paro nacional y pandemia: los dos 'talones de Aquiles' de Iván Duque

Recientemente, una encuesta en Colombia reveló que casi el 70 % de la población tiene una imagen desfavorable hacia su presidente, Iván Duque. ¿Cuáles son las razones?.

Iván Duque

Según encuesta, en la mayoría del país Duque alcanza una desfavorabilidad del 67% tras alcanzar su tercer año de mandato presidencial el pasado 7 de agosto. Foto: Flickr-Policia Colombia

LatiAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: National Strike and Pandemic: the Two 'Achilles Heels' Of Iván Duque

Desde hace algunos meses, e incluso años, Colombia se encuentra sumida en una polarización política en la que sus habitantes viven en un vaivén de emociones, en busca del mesías que pueda solucionar de raíz los problemas económicos, sociales y culturales de su país. Tal parece que dicho “salvador” no es su actual presidente, Iván Duque.

Según una encuesta desarrollada y publicada el pasado 13 de agosto por la empresa de investigación y asesoría de mercado Invamer, en la mayoría del país Duque alcanza una desfavorabilidad del 67 % tras alcanzar su tercer año de mandato presidencial el pasado 7 de agosto.

Cabe recordar que en agosto de 2020, cuando Duque cumplió su segundo año en la Casa de Nariño (sede de gobierno), la encuesta Invamer reveló una aprobación del 48,2 % de los colombianos, contra una desaprobación del 46,6 %. ¿Cómo fue que en tan solo un año, la imagen desfavorable de Iván Duque aumentó casi 22 %? ¿Cuáles son los factores que han hecho que más de la mitad del país no esté de acuerdo con su gestión como Presidente de Colombia?

Te puede interesar: Entrevista: ¿Qué está pasando con la crisis migratoria en Antioquia?

Paro nacional 2021

El 28 de abril de este año iniciaron una serie de protestas en contra del Gobierno nacional, debido a una polémica reforma tributaria que, presuntamente, intentaba instaurar el Impuesto al Valor Agregado (IVA)  a productos de primera necesidad como los huevos y la leche, además de polémicos incrementos en el impuesto a la renta. Sin embargo, lo que inició como una protesta en contra de un proyecto de ley (mismo que se cayó días después en el Congreso de la República), derivó en un Paro nacional casi que indefinido en las principales ciudades de Colombia.

El pasado 4 de julio, el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación (CMPR) que se enfoca en reportar la historia del conflicto armado en Colombia, mostró un informe titulado “Las cifras del horror: Documentación y sistematización de violaciones a derechos humanos del paro”, en el que reveló algunas de las cifras más importantes que dejó la violencia en medio de las protestas en el país.

Citando a la ONG Temblores, entre el 28 de abril y el 26 de junio de 2021 (clímax del Paro nacional) se registraron al menos 44 homicidios derivados de 4687 hechos de violencia por parte de la Policía colombiana. Asimismo, el CMPR reveló que en los dos primeros meses de protestas se denunciaron más de 80 casos de violencia ocular, siendo el 28 de abril (día en que inició el Paro) y el 1 de mayo (Día del Trabajo), las dos fechas en las que se registró el mayor número de víctimas por esta situación: 11 y 9 personas, respectivamente.

Este ambiente de violencia, junto con el rechazo  generalizado de las políticas económicas del Gobierno nacional, derivó en una desaprobación sin precedentes en el mandato de Iván Duque, con un inconformismo del 76 % hacia su administración, según un estudio de Invamer que se publicó a finales del mes de mayo.

Pero incluso, muchos sectores cercanos al Gobierno manifestaron su descontento con Duque, ya que ellos lo califican como muy "blando" al dejar que el paro se alargara tanto. Además de que la mayoría de grandes grupos empresariales (cercanos al Gobierno) fueron los más afectados en esos dos meses.

Pandemia por covid-19

Aunque los colombianos la hayan dejado en un segundo plano durante las protestas en el marco del Paro nacional, la pandemia por covid-19 aún afecta considerablemente a Colombia. También ha sido un tema que ha apoyado al crecimiento de la imagen negativa de Iván Duque, especialmente por la forma en que se ha manejado la inmunización en contra de esta enfermedad en el país.

El país no ha logrado salir del Top 10 de países con mayor número de contagios por el nuevo coronavirus, manteniéndose entre altos y bajos durante el tercer pico de la pandemia que ya se ha prolongado por varios meses. De acuerdo con los registros de la Universidad Johns Hopkins, Colombia ocupa el noveno lugar en la lista de los países con más casos de covid-19, con casi cinco millones. En la región, solo es superado por Brasil (tercero a escala mundial) con casi 20 millones y medio y Argentina, que es octavo, con un poco más de cinco millones de contagiados desde que inició la pandemia.

¿Golpe al uribismo?

Ahora bien, la caída en la imagen de Iván Duque no lo afecta solamente a él, pues cabe recordar que es él, en primera medida, el máximo representante del Centro Democrático, por supuesto, después de su líder, el expresidente Álvaro Uribe. Sin embargo, a pesar del impacto que aún pueda tener Uribe en medio de la cotidianidad política en Colombia, es Duque el uribista que cuenta con el mejor puesto ejecutivo del país, por lo que su aprobación o desaprobación termina afectando de forma directa a su colectividad.

De esta forma, toca esperar lo que pueda suceder en las Elecciones Presidenciales de 2022, teniendo en cuenta que en las regionales de 2019 los grandes perdedores fueron los partidos de política tradicional, al registrar el triunfo sobre solo 6 gobernaciones de 32 que tiene el país; dos de ellas para el Centro Democrático.

Entonces, con Iván Duque siendo desaprobado por la mayoría de los colombianos y con una intención de voto liderada por el opositor Gustavo Petro (30 %), existen dos escenarios posibles para el cambio de Presidencia en Colombia: o llega Petro y con él la izquierda a la cúspide del Gobierno en el país, o el uribismo aprende de los errores y logra colocar a un personaje con mayor experiencia, siendo el excandidato presidencial en 2014, Óscar Iván Zuluaga, la opción más viable.