fbpx

¿Cómo queda el Grupo de Lima con la salida de Perú?

El Grupo de Lima pierde credibilidad por la partida de las naciones fundadoras y la falta de resultados.

Líderes de los países miembros del Grupo de Lima

La presión diplomática no ha conseguido sus objetivos y cada vez parece que su credibilidad disminuye por la falta de resultados y la reducción de países miembros. Foto: Voice of America

LatiAmerican Post | Rafael Ricardo Lopez Marti

Escucha este artículo


Read in english: Peru's Departure from Lima Group

Venezuela se ha convertido en un componente de desequilibrio para América Latina debido a sus múltiples crisis. Esta realidad tomó fuerzas a partir de que el Grupo de Lima, fue creado con el único objetivo de recuperar su democracia. Sin embargo, la presión diplomática no ha conseguido sus objetivos y cada vez parece que su credibilidad disminuye por la falta de resultados y la reducción de países miembros.

Retiro formal de México, Bolivia, Argentina, Perú y Santa Lucía

A partir del comunicado de prensa que generó el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina, el pasado 24 de marzo del 2021 se aseguró que las acciones internacionales que ha inducido el Grupo de Lima, es bloquear a Venezuela. Esta presión sobre el gobierno venezolano no ha logrado sus objetivos y Maduro, a pesar de sus crisis, se mantiene en el poder con una oposición debilitada. Además, la nación reitera que la mejor forma es forjar un dialogo.

Recientemente, el nuevo presidente peruano Pedro Castillo aseguró un cambio de postura sobre Venezuela. El líder dejó entrever que busca un dialogo a la crisis que viven los venezolanos. Además, Bolivia apoya de forma incondicional esta decisión del dirigente peruano. Incluso, Santa Lucía también cambió su postura internacional y se retiró formalmente del Grupo de Lima. Pero, ¿qué opciones tiene el Grupo de Lima?, para no seguir en declive.

¿Qué opciones tiene el Grupo de Lima?

El último comunicado del Grupo de Lima sugiere la búsqueda de aliados internacionales, con el fin de aumentar la presión en Venezuela. El bloque enfatiza involucrar actores, como la Corte Penal Internacional, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y el Consejo de Seguridad. Esta acción marca el enfrentamiento al máximo nivel entre el presidente Nicolás Maduro y Juan Guaidó. Por consiguiente, es importante identificar los riesgos que afronta los métodos de confrontación. Estas acciones de disputas generan una condición de eficacia, con respecto a su estrategia diplomática. Es por ello, que resulta necesario adicionar el respaldo de los Estados Unidos y así subsanar la debilidad conceptual y estructural del bloque.

Lea también: ¿Hacia dónde van los diálogos entre el chavismo y la oposición venezolana?

Sin embargo, el Grupo de Lima cuenta con otras estrategias de acción diplomática que debe manejar. Según un artículo de Carlos Chaves, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia, publicado en la Revista de Relaciones Internacionales, Estrategias y Seguridad, el bloque debe considerar colocar en la balanza algunos ejes temáticos para no entrar en un deslave repentino.

  • Moderar el discurso ideológico para convertirse en un bloque con habilidades de locución ante la severa crisis que tiene Venezuela.
  • La falta de identidad regional genera que no tenga capacidad operativa en el presente y en el futuro.
  • El incremento en el respaldo por parte de los Estados Unidos condiciona las decisiones tomadas. Por ende, no podría continuar como eje diplomático que brinda facilidad y soluciones al problema general de Venezuela.
  • La estrategia de internalización de la crisis venezolana ha generado reconocimiento. No obstante, han incluido a grandes potencias que desplazan proyectos de colaboración sobre Venezuela.
  • La historia del Grupo de Lima marca la incapacidad que tiene el sistema americano en gestionar la crisis de Venezuela.
  • Consolidar las posturas unificadas dentro del bloque, para permitir eficiencia.
  • El papel en la política colombiana es otro de los desafíos que tiene el Grupo de Lima. El gobierno de Duque busca adquirir de manera contundente el liderazgo político. Sin embargo, el bloque no ha colaborado entre las relaciones de Duque y Maduro. Además, el capital que invirtió Duque está en riesgo, ya que el gobierno de Maduro logró soportar las presiones políticas.
  • La presión que lidera el Grupo de Lima choca con la tradición. Es por ello, que el bloque debe revisar su estrategia en los logros del cerco diplomático.

El deslave del Grupo de Lima, le da un turning point a Maduro en la región

Efectivamente, el desplome del Grupo de Lima le da al gobierno de Nicolás Maduro un punto de retorno para el futuro inmediato. La presión internacional ha disminuido y, a pesar de que siguen las sanciones, el Gobierno ya sabe cómo permanecer en el poder. Sin embargo, queda ver las diversas opciones en las que enfatiza el bloque, para observar el rumbo que toma. Es importante destacar que, sea cual sea la orientación que tome el Grupo de Lima, los países que la apoyan son pocos.