fbpx

Young Royals: el amor contra el deber en Netflix

Young Royals es una de las producciones más recientes de Netflix y se destaca por abordar temáticas de la realeza y de la juventud con total acierto.

Fotograma de la serie 'Young Royals'

La realización de series de temática adolescente está en su máximo apogeo desde hace muchos años, being producciones muy consumidas por el público y preferidas también .. Foto: YT-Netflix

LatinAmerican Post | Nicolás Donoso

Escucha este artículo


Read in english: Young Royals: Love Versus Duty on Netflix

Young Royals es una de las producciones más recintes de Netflix y se destaca por abordar temáticas de la realeza y de la juventud con total acierto. El primer amor, la exploración de la sexualidad, el pertenecer a un grupo repleto de privilegios sin desearlo y los problemas con las adicciones, entre los aspectos más destacados.

La realización de series de temática adolescente está en su máximo apogeo desde hace muchos años, siendo producciones muy consumidas por el público. Netflix es consciente de aquello y por lo mismo han estrenado exitosas series como es el caso de Élite, Sex Education, Stranger Things, Riverdale, etc. Pues bien, al anterior listado hay que sumarle Young Royals, una producción sueca que se distancia de muchos prejuicios, clichés y obviedades, logrando construir una historia coherente, atractiva y con un elenco muy bien logrado.

Young Royals trata la historia de Wilhelm (Edving Ryding), un adolescente sueco que pertenece a la realeza y que es enviado a estudiar en el adinerado internado Hillerska, en donde el protagonista podrá conocerse. Sin embargo, esto se verá truncado por un inesperado suceso que enlutará a toda su familia y a todo un país y que significará que él debe pasar de ser príncipe de la segunda línea al trono en Suecia a príncipe heredero y futuro rey.

Así, los seis capítulos tratan de un joven al que no parece gustarle la idea de formar parte de la familia de la realeza, y que a pesar de que a simple vista parece tenerlo todo, no está conforme con la vida que le ha tocado.

Entre el amor y el deber

Pero la serie no se basa únicamente en los privilegios de la realeza y de la gente adinerada, también trata del amor. A lo largo de la historia, Wilhelm se enamorará perdidamente de Simon (Omar Rudberg), un joven venezolano que vive en la parte más rural de Suecia y que canta en el coro del establecimiento. Con Simon desde el primer momento en el que se conocen se generará una conexión bastante especial, unas miradas sumamente cómplices y unos gestos que a todas luces dan indicios de que lo que llegarán a sentir el uno por el otro será muy fuerte y difícil de obviar.

Esta relación tendrá bastantes dificultades para funcionar, y lo novedoso es que no será exclusivamente debido a que es una relación homosexual, sino que el pertenecer a la monarquía nórdica y ser un chico de clase alta le obliga a Wilhelm a comportarse de una determinada forma. Aquello con Mateo no sería posible, ya que él no pertenece a una familia noble y es un inmigrante.

Pese a lo anterior, ambos vivirán momentos inolvidables y de mucha intensidad, lo que claramente es un guiño a que se encuentran en el proceso de la adolescencia y buscan experimentar y descubrir qué les gusta. Para Mateo es mucho más sencillo, pues él es abiertamente homosexual, pero en cambio Wilhelm no tiene claro lo que quiere en su vida, y el tener que ser un ejemplo para todo un país y ser el el nuevo príncipe heredero es una mochila muy pesada con la que debe cargar. 

La solidez de un elenco que funciona y brilla por luz propia

Otro de los aspectos que sí o sí se deben destacar de la serie además de la narrativa, la ambientación y la trama principal, es el elenco, y es que no solamente sobresalen sus personajes principales, sino que también el elenco completo, demostrando solidez, diversidad, naturalidad y honestidad. Esto se potencia por los distintos dramas que atraviesa el reparto.

August (Malte Gardinger) es el primo de Wilhelm, y a pesar de que parece contar con todos los privilegios, su familia está prácticamente en bancarrota tras el fallecimiento de su padre. Él siente poco apoyo por parte de su madre y tiene inseguridades propias de un chico adolescente, que intenta disipar mostrándose fuerte, seguro y superior al resto. Es uno de los antagonistas de la serie porque una acción de él terminará por desencadenar en un escándalo de enormes proporciones que afectará a gran parte de los personajes de la serie, pero por sobre todas las cosas a su primo.

Lea también: Marvel Studios camina hacia la inclusión al confirmar bisexualidad de Loki

También se debe destacar a la hermana de Mateo, Ayub (Inti Zamora), quien tiene síndrome de asperger y trastorno por déficit de atención, y que no está del todo conforme con su vida cotidiana, ya que desearía poder tener más amigos, más dinero y dejar atrás a su padre. En Sara (Frida Argento), Ayub encontrará a una amiga y compañera con la que podrá sentirse más a gusto y ser ella misma.

Un final que deja la puerta abierta para una segunda temporada

Como toda serie, siempre está la incertidumbre de saber si será o no renovada para una próxima temporada, lo que puede depender de su éxito, alcance y viabilidad, y en el caso de Young Royals esta no la excepción. El equipo creativo todavía no se ha pronunciado respecto a esta posibilidad. Por lo pronto, es un acierto total de Netflix la realización de Young Royals, y aquello difícilmente se puede poner en discusión.