fbpx

¿Los deportes de motor eléctrico son una competencia real para la Fórmula 1?

Aunque sea duro de admitir, es muy posible que los deportes de motor eléctrico sobrepasen a la Fórmula 1 en el futuro.

Auto de carreras

Mucho se ha dicho sobre cómo estas alternativas eléctricas son “el futuro de los deportes de motor”. Foto: Unsplash

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Is electric motorsports a real competition for Formula 1?

Últimamente, como resultado de los tiempos que cambian y de la evidente amenaza del cambio climático, se han popularizado dos alternativas eléctricas a la Fórmula 1, el Extreme E y la Fórmula E. 

Mucho se ha dicho sobre cómo estas alternativas eléctricas son “el futuro de los deportes de motor”. Y aunque parezca difícil de creer, hay una posibilidad real de que, por lo menos, la Formula E le haga competencia real a la F1 en los años que vienen. Veamos por qué. 

También puedes leer: Los 5 pilotos de Fórmula 1 que más dinero ganan

Los ratings no mienten

La Fórmula 1 ha venido perdiendo espectadores de televisión, prácticamente desde el 2008. Desde ese año, la Fórmula 1 no ha logrado alcanzar los 600 millones de espectadores a nivel mundial . El número más cercano de espectadores en los últimos 5 años fue en el 2018, cuando lograron 490.2 millones de espectadores, según Stadista. 

Aunque esto se puede atribuir a un sinnúmero de factores diferentes, incluidos la pandemia del Coronavirus y la popularización del streaming, lo cierto es que también una mayor competencia afecta a la Fórmula 1.

Los carros eléctricos tienen la vista puesta en el futuro

Aunque la Fórmula 1 tiene una larga e interesante historia, así como un poder de marca que es francamente imposible igualar para cualquier deporte de motor, ya están en una desventaja en comparación a la Fórmula E y el Extreme E. 

Esto se debe a que la Fórmula E está llegando con mayor fuerza a las generaciones jóvenes. Durante su quinta temporada , que duró de 2018 a 2019, la Fórmula E mostró figuras que dijeron que el “El 72 por ciento de sus seguidores en las redes sociales eran menores de 35 años”. Por esa misma época, representantes de esa liga mencionaron que la Fórmula E era: “Entre las plataformas deportivas de mayor rendimiento del planeta en términos de desglose porcentual de aficionados jóvenes”

Tampoco hay que destacar que el factor espectáculo que ofrecen algunas de estas competencias es algo que la Fórmula 1 no puede igualar. El Extreme E, por ejemplo, tiene lugar en 5 hermosas locaciones alrededor del mundo que van desde un glaciar hasta un desierto. 

Añadido a esto, es importante recordar que las iniciativas deportivas con conciencia social han recibido apoyo financiero masivo en los últimos años. Solo hay que mirar al auge de nuevos inversores que ha recibido el fútbol femenino en Estados Unidos  para ver que el dinero se está yendo a los formatos nuevos, a las experiencias que apoyan maneras diferentes y novedosas de ver el mundo.