fbpx

Se consolida el reinado de 'The Crown' y Netflix en los Golden Globes

Con cuatro premios en la bolsa, la serie de Netflix se ha alzado con la victoria en una ceremonia con un formato sui generis.

Claire Foy y Olivia Colman

Estos son los elementos principales que han hecho que en la más reciente edición de los Globos de Oro la serie se alzara con cuatro premios. Foto: YT-Netflix

LatinAmerican Post | Luis Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: The reign of 'the Crown' and Netflix is consolidated at the Golden Globes

¿Qué tienen las monarquías que atraen con tanta fuerza al público? Ya sea en dramas medievales, renacentistas o del siglo XXI, las historias de la realeza siguen teniendo una gran aceptación entre el público, The Crown de Netflix es sin duda una muestra de ello. Pero, ¿qué la hace tan interesante? Revisaremos los elementos principales que han hecho que en la más reciente edición de los Golden Globes la serie se alzara con cuatro premios, los más importantes de la noche.

¿De qué va The Crown?

Básicamente se trata del reinado de Isabel II del Reino Unido. Suena simple, pero en realidad es tan compleja que las seis temporadas que se tienen planeadas apenas le harán justicia al tamaño de la historia. El reinado de Isabel II es el más largo en la historia del Reino Unido, 69 años y contando, de acuerdo con Infobae. Aunque se convirtió en reina hasta 1952, ya tenía una vida activa en la monarquía desde la Segunda Guerra Mundial. En todos los sucesos históricos importantes del siglo XX (y XXI) ha estado presente de alguna manera: la Guerra Fría, la Guerra de las Malvinas, numerosos presidentes de los Estados Unidos, crisis políticas y diplomáticas, además de los problemas de su propia familia.

Considerando esto, vale la pena destacar que The Crown no es una serie documental, es una serie de ficción que relata las relaciones de la monarquía con los sucesos históricos más importantes, desde el punto de vista de la familia real, destacando desde luego el papel central que Isabel II tiene en ella. En lugar de dedicarse a reconstruir esos momentos trascendentales, la serie ha puesto el foco en tratar de comprender el pensamiento y la presión que ejerce el cargo sobre la reina tomando en cuenta también su rol como mujer y madre.

La calidad con la que la serie es producida ha sido notoria, desde su primera temporada ha sido elogiada. Vestuario, locaciones, efectos especiales, cinematografía, música, guión y un brillante reparto la han posicionado como una de las mejores producciones de Netflix, que se ha beneficiado enormemente de ello. Por lo tanto, no ha dejado de ser una de las apuestas fuertes de la plataforma estadounidense. Mientras cancela numerosas series, The Crown parece mantener asegurado su futuro y ser de las pocas series de Netflix que logra terminar su historia con tranquilidad. El New York Times informó en 2020 sobre la renovación de la serie para las temporadas 5 y 6.

 

También puedes leer: Conoce algunos de los récords que existen en los Globos de Oro

Una serie que se arriesga

Muchas series centran su éxito en una sola persona, que al dejar la producción, por la razón que sea, pierde toda su esencia y fracasa. Two and a half men y House of cards, son sólo dos ejemplos de lo que puede ocurrir. No obstante, The Crown ha logrado sortear bien ese obstáculo, en las temporadas 1 y 2 vimos a Claire Foy (First Man, Wolf Hall) en el papel de la reina Isabell II, actuación que fue recompensada con un Globo de oro y un Emmy. Sin embargo, el desarrollo de la historia requería a una protagonista de mayor edad, por lo que para las temporadas 3 y 4 fue sustituida por Olivia Colman (The Favourite, Les Misérables), quien también ha logrado obtener un Globo de oro por el mismo papel. 

Para las dos últimas temporadas la monarca será interpretada por Imelda Staunton (Vera Drake, Harry Potter) como lo informaron diversos medios a inicios del año 2020. Cabe destacar también que además del papel de la reina, también se sustituye a los actores que representan a los otros miembros de la familia real. Esto ha permitido que la serie se renueve totalmente cada dos temporadas, lo que le da frescura a los eventos y mayor realismo. Gracias a esto hemos tenido en pantalla repartos llenos de nombres importantes en la industria como Helena Bonham Carter, Matt Smith, John Lithgow, Tobias Menzies, Charles Dance, Jonathan Pryce, Geraldine Chaplin, Michael C. Hall y las dos más recientes ganadoras del Globo de oro: Gillian Anderson y Emma Corrin por sus papeles como Margaret Thatcher y Diana de Gales, respectivamente.

El New York Times también ha hecho hincapié en el presupuesto de la serie, $150 millones de dólares, resaltando también que es el doble del presupuesto anual de la verdadera familia real. Así, The Crown ha mostrado ser una serie que toma riesgos que la crítica especializada no ha ignorado, tampoco ha pasado desapercibida para la corona misma. La forma en la que la serie ha retratado distintos eventos dentro de la familia real no ha sido del agrado de la corona británica que ha externado su descontento, en la cuarta temporada, la más reciente, ha entrado en escena Diana de Gales, uno de los episodios más oscuros en la historia reciente de la casa real. Tanto que hasta hoy, a más de 20 años de su muerte, sigue llenando de polémica y causando estragos a la imagen de la realeza británica.