fbpx

La depresión puede afectar a todos, incluso a los futbolistas

Estos tres futbolistas latinoamericanos sufrieron de depresión.

Ramiro Castillo y Santiago García

Fotos: deportes.ea, ole.ar

LatinAmerican Post | Thomas Handley

Escucha este artículo


Read in english: Depression can affect everyone, even soccer players

Muchas veces cometemos el error de deshumanizar a los futbolistas. Los vemos en la televisión en partidos, entrevistas. Los vemos festejar goles, títulos u otros logros de las maneras más alocadas. Tal vez eso nos hace creer que viven una vida soñada, pero muchas veces no es así. Más allá de ser deportistas profesionales, y tener el trabajo que muchos de nosotros anhelaríamos tener, también tienen una vida por fuera de las canchas. En ellas tienen problemas como en cualquier otra persona, y por supuesto no están excentos a sufrir de enfermedades mentales, como lo podría ser la depresión. En alguno casos, incluso llegan a tomar la decisión de quitarse la vida. Cabe acalarar que tanto de Castillo como García no se conoce diagnóstico médico de depresión.

Ramiro “Chocolatín” Castillo

El centrocampista boliviano que participó en la Copa Mundial de Fútbol de 1994 con su selección nacional, recibió la noticia de que su hijo Juan Manuel, de 7 años de edad, había sido hospitalizado por presentar un grave caso de hepatitis. Dos días después, el pequeño falleció. El dolor y la angustia provocado por tal evento fue insostenible para Castillo. En la mañana del 18 de octubre de 1997, su cuerpo fue hallado sin vida en su casa al sur de La Paz, ahorcado con una corbata.

Ramiro Castillo formó parte de 9 clubes además de desempeñarse en el seleccionado boliviano. Entre ellos, se destacan River Plate (Arg), The Strongest (Bol), y Bolívar (Bol). Fue homenajeado por compañeros y rivales con un minuto de silencio. La Federación Boliviana de Fútbol declaró 30 días de duelo por su pérdida.

Raimundo Tupper

Nacido en Santiago de Chile el 7 de enero de 1969, Raimundo “Mumo” Tupper jugó como delantero en Universidad Católica durante 10 años. El futbolista estaba afectado por una depresión endógena, la cual no está relacionada con factores externos, sino biológicos o hereditarios. Debido a esto, durante un viaje a Costa Rica con su equipo, donde el mismo iba a jugar una serie de amistosos, Tupper se arrojó desde el balcón del noveno piso del hotel donde se hospedaba el plantel, acabando con su vida.

Al día de hoy, en las montañas de San Carlos de Apoquindo, una cruz blanca recuerda al “Mumo”. En forma de homenaje, el antes llamado Complejo Fútbol del mismo barrio chileno, fue rebautizado con su nombre. También fue publicada su biografía en 2009 bajo el nombre de Mumo… por siempre. La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) entrega anualmente un premio con el nombre de Raimundo Tupper al jugador más correcto de la temporada.

También puede interesarte: Jugadores que metieron goles importantísimos y luego desaparecieron

Santiago “El Morro” García

Desempeñándose en la posición de delantero, el futbolista uruguayo tenía todo acordado de palabra para regresar a Nacional, club en el que debutó en 2008. Dicho pase se frustró ante la imposibilidad de rescindir el contrato con Godoy Cruz. Sumado a esto, y luego de ser apartado del plantel por razones futbolísticas y más tarde por dar positivo de Covid-19, luego de su fallecimiento, trascendieron duras declaraciones por parte de dirigentes del club hacia su persona. Se desconoce si existieron otros factores externos al deporte que lo hundieran en una profunda depresión, la cual lo llevó a terminar con su vida. El 6 de febrero de 2021, su cuerpo fue hallado con una herida de bala fatal que más adelante sería catalogada como suicidio.

El club Godoy Cruz Antonio Tomba de Mendoza decidió retirar la camiseta número 18 de su plantel, utilizada por García durante su paso por la institución. Ante la imposibilidad del deseo de Nacional de velarlo en el Estadio Gran Parque Central por razones sanitarias debido a la pandemia, el cortejo fúnebre sí pudo pasar por la puerta de dicho lugar, donde cientos de hinchas se juntaron a despedirlo.