fbpx

Los problemas y controversias de Qatar 2022

Las preparaciones para el mundial de fútbol de la FIFA en Qatar estuvieron y están envueltas en distintos inconvenientes y tragedias.

Balón de fútbol en un campo de juego.

Mundial de Qatar, por primera vez en la historia se hará a fin de año, por las altas temperaturas del verano del hemisferio norte. Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The problems and controversies of Qatar 2022

Cada 4 años, el mundo se ve envuelto en, tal vez, el acontecimiento deportivo más importante: el Mundial de Fútbol. Lo cierto es que el más próximo, el de Qatar, será diferente por varios motivos. Uno de ellos radica en la fecha: por primera vez en la historia se hará a fin de año, por las altas temperaturas del verano del hemisferio norte.

Sin embargo, ahí no acaba las diferencias. La elección de esta sede histórica (será la primera vez que se hará en un país de Oriente Medio) estuvo manchada de sospechas de corrupción. El 2 de diciembre de 2010, el presidente de la FIFA de ese entonces, Joseph Blatter, reveló que la sede para el mundial del 2022 sería esta pequeá nación en la península arábiga. Sin embargo, tiempo después se destapó el Qatargate, en el cual se generaron sospechas de sobornos para favorecer la elección del emirato, hasta el punto en el que el mismísimo Michel Platini fue detenido.

Supuestamente, el más alto ejecutivo de fútbol de Qatar hasta 2011 -y presidente de la Confederación Asiática-, Mohamed bin Hamman, pagó hasta 3,6 millones a unos 30 miembros de la FIFA para asegurar la candidatura. Tiempo después siguieron las polémicas con la puesta a punto de los escenarios del evento. Qatar 2022 tuvo algunos "conflictos laborales", en los que murieron varias personas.

Los problemas de Qatar 2022

Para comprender mejor esta situación, hay que entender las dimensiones de un evento de estas características. Para recibir a tantos turistas de todo el mundo, los países deben estar preparados. Por eso, en Qatar están construyendo estadios con capacidades para miles de personas, grandes hoteles, un aeropuerto y varios rascacielos, con el objetivo de mejorar la capacidad de un país que no está acostumbrado a recibir a tanta gente.

Por eso mismo, en el rico emirato necesitan mano de obra. En este sentido, miles de trabajadores migraron al país en busca de oportunidades laborales… aunque no en las mejores condiciones. Los bajos salarios y las grandes olas de calor son algunos de los problemas que experimentan los constructores. Adicionalmente, varios han muerto por accidentes laborales y la precarias condiciones de seguridad en estos proyectos de infraestructura.  

De acuerdo con el medio británico The Guardian, unos 6500 trabajadores que llegaron desde la India, Nepal, Bangladesh, Sri Lanka y Pakistán habrían fallecido desde que el país fue electo para albergar la Copa del Mundo 2022. De acuerdo a las fuentes gubernamentales, se encontró que hay un promedio de 12 trabajadores de estas regiones de Asia mueren cada semana.

Incluso, se asegura que el número real de trabajadores que han perdido la vida sería mucho mayor, pues las cifras no incluyen todos los fallecidos que provienen de otras regiones, como Filipinas o Kenia. Del mismo modo, no están presentes los últimos meses del 2020, ni lo que llevamos del 2021, motivo por el cual estaríamos hablando de un grave problema estructural con tal de cumplir con los requisitos y el cronograma para esta celebración.

La controversia ocurre porque, de acuerdo con el Washington Post, no necesariamente todos los trabajadores muertos estaban haciendo sus actividades pensando en la Copa del Mundo. El propio Gobierno de Qatar aseguró en el 2015 que las muertes de trabajadores extranjeros no estaban relacionadas con la construcción de las edificaciones para el Mundial, aunque The Guardian desmiente esta información.

Lea también: ¿Cómo va la liga de fútbol profesional Colombiano?

En la mayoría de los casos, los fallecimientos se deben a caídas por altura, a situaciones de asfixia e incluso causas indeterminadas de muerte, las cuales estarían relacionadas con las condiciones de precariedad laboral. Sin embargo, desde el emirato se defienden y argumentan que el número de muertes no tiene que ver con problemas laborales, sino con la proporcionalidad directa del tamaño de la fuerza laboral migrante.

Dicho de otra forma, Qatar parecía no estar preparada para recibir un evento de tal magnitud, por lo que ha tenido que prepararse generando construcciones sin precedentes y con un cronograma estricto. Recordemos que, para el Mundial de Brasil, hubo unos 10 muertos confirmados al momento de construir los estadios.

Si bien el Mundial de Qatar 2022 será histórico por lo que representa que el máximo evento futbolístico llegue a esta parte del planeta, el país debería generar condiciones laborales mucho más seguras para garantizar la salud de la mano de obra, en su mayoría extranjera. De otra manera, la Copa podría quedar manchada por la tragedia de muchos trabajadores.