fbpx

NFL: Steelers y un futuro sin Ben Roethlisberger

Tras la dolorosa eliminación en la ronda de comodines a manos de los Cleveland Browns, el equipo seis veces ganador del Super Bowl necesita responder varias interrogantes.

Ben Roethlisberger

El futuro en la NFL de Ben Roethlisberger aún es incierto. / Foto: Flickr-Andy

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: NFL: Steelers and a future without Ben Roethlisberger

Ya son tres años en los que en los Pittsburgh Steelers se habla de lo mismo, ¿seguirá Ben Roethlisberger? La diferencia es que esta vez es que la dolorosa eliminación en ronda de comodines tras una estupenda ronda regular de 12-4 lleva al equipo a evaluar si es momento de cerrar un ciclo y apostar definitivamente a la renovación.

La imagen final del “Big Ben” tras el partido ante los Cleveland Browns habla por sí sola: con un campo vacío frente a ellos, casi 56 millones de dólares en contratos se sentaron juntos (Big Ben y el centro Maurkice Pouncey) en el banco del Heinz Field, casa de los Acereros. No había explicaciones para la eliminación en una postemporada que terminó siendo muy corta.

Posiblemente, esta fue la última vez que dos jugadores tan importantes de la organización compartieron un momento de reflexión. Roethlisberger, de 38 años, y Pouncey, de 31, se enfilan al que será el último año de sus contratos, pero, ¿jugarán?.

Es difícil construir para el futuro si sigues atado a tu pasado y eso es exactamente lo que le ocurre a Pittsburgh. El tope salarial de Roethlisberger alcanza los 41.2 millones, y es un enigma para esta larga temporada baja hasta el próximo mes de septiembre.

¿Reestructuración de contratos?

Los Steelers podrían realizar una profunda reconstrucción o ronda extra de extensiones para retrasar los cargos del tope salarial por una temporada más y así mantener la ventana abierta para Roethlisberger a un Super Bowl, su materia pendiente.

Omar Khan es el directivo que encabeza a los Steelers, una franquicia identificada por su capacidad para rearmar contratos y distribuir cargos con extensiones, pero no se puede olvidar que esas labores son difíciles de cumplir cuando se trata de jugadores en los cierres de sus carreras porque suelen tener capitalización más baja.

Además de “Big Ben” y Pouncey, Cameron Heyward, David DeCastro, Stephon Tuitt, Joe Haden y Steve Nelson se quedan con el 71% de un tope salarial proyectado en 182.4 millones de dólares, valor que se redujo debido a la pandemia.

Solamente el salario de Roethlisberger es de más del 40% del tope 2021, un significativo costo para un equipo con 19 agentes libres sin restricciones.

Lea también: Superbowl, cambio de reglas en la MLB y otras noticias deportivas

Por ejemplo, si Steelers decide no retener a ningún agente libre, se proyectan a estar casi 31 millones por encima del límite con 35 jugadores en la plantilla, lo que quiere decir que algunos agentes libres tendrán que irse, pensando a futuro en fortalecer áreas como la línea ofensiva, posiciones de apoyador interno, corredor o interno, por ejemplo.

Los 67 pases lanzados de Ben Roethlisberger hoy, son reflejo fiel de la incapacidad ofensiva, ausencia de juego terrestre, y desesperación en la que cayó su plan ofensivo.

¿Qué decidirá Big Ben?

Con seguridad, por la mente de Roethlisberger, pasan todavía las imágenes de aquel primer cuarto de terror en el que los Browns desarbolaron su defensiva y les vencieron parcialmente 28-0, ventaja que más nunca perderían.

Ante semejante desventaja, el espíritu combativo de Pittsburgh y las manecillas del reloj del ‘Big Ben’ aparecieron para acercarse por solo 12 puntos en el tercer cuarto 23-35. Pero no fue suficiente y los Cleveland pisaron el acelerador en los últimos 10 minutos luego de resistir durante dos cuartos para eliminar a los Steelers apenas en la ronda divisional.

El “Big Ben” es un hombre acostumbrado a instancias finales pero débil emocionalmente ante la adversidad y el fracaso. Roethlisberger se refugió en un costado del campo, al lado de JuJu Smith, y rompió en llanto al ver como se hacía trizas una campaña en la que fueron el último equipo en perder el invicto tras un 11-0.

Para muchos, esas lágrimas de Roethlisberger pudieron significar la despedida, y no solo de la franquicia de amarillo y negro sino del circuito en general. En medio de la tristeza, “Big Ben” tendrá que sentarse a analizar lo que más les conviene a sus 38 años y luego de dos anillos y seis ProBowl. ¿Se la pondrá fácil a los Steelers?.

Los Steelers se mantienen en la pelea. El Big Ben conecta con Claypool para TD #HereWeGo | #CLEvsPIT pic.twitter.com/Li3di9ejOg

¿Qué causó la pronta eliminación?

Son 12 ya los años que acumula Pittsburgh sin alzar el trofeo Vince Lombardi y 10 sin disputarlo tras la caída por 48-37 ante los sorpresivos Browns. Los Steelers perdieron cinco de sus últimos 6 partidos, incluyendo el de postemporada, pero ¿por qué?. El primer factor fue es el de las lesiones puntuales de defensa como el linebacker interno, Devin Bush y el linebacker externo Bud Dupree, quienes tras ausentarse debilitaron la defensa en contra de la carrera.

Luego está el hecho de que la de Pittsburgh fue la peor ofensiva corriendo el balón, de hecho, el número 32 en yardas terrestres por juego con 82.5, de igual manera fueron el peor equipo en yardas por acarreo con 3.6 de todo el circuito, uno en el que el tiempo de posesión suele dictar el desenlace de los partidos. Sin hombres garantía para esa labor, solo James Conner corrió para apenas 721 yardas en 169 intentos.

Las decisiones del coach Mike Tomlin, quien prefirió despejar antes que jugarse la cuarta oportunidad y una yarda por avanzar. También se le endilga responsabilidad al coordinador ofensivo, Henry Fitchtner quien tras 13 años en el club muestra poca creatividad y criterio en situaciones decisivas.