fbpx

Futbolistas que no les gustaba ver fútbol

A pesar de que puede ser el sueño de muchos fanáticos, algunos futbolistas profesionales terminaron odiando su trabajo.

Neymar Jr

Algunos futbolistas profesionales admitieron que este es un deporte que practican solo como un trabajo. / Foto: Reuters

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Pofessional players who did not like to watch soccer

El fútbol es un deporte que despierta distintas emociones: amor, enojo e incluso tristeza. Se trata de una disciplina que reúne a millones de fanáticos a lo largo del planeta, que pagan sus entradas para ver a sus equipos y jugadores favoritos. Incluso, muchos sueñan o soñaron con la posibilidad de ser profesionales.

Justamente, en la web de Marca se preguntaron “quién no ha soñado con ser futbolista profesional alguna vez”. Esto lo hacen en referencia a Halilovic, un jugador que apareció como un niño prodigio, pero que acabó desencantándose del fútbol por convertirlo en su trabajo. Ante ese panorama, decidimos averiguar los casos de futbolistas profesionales que admitieron que el fútbol no es un deporte que les despierte especial interés, más allá de ser un trabajo.  

Gabriel Omar Batistuta

Tal vez uno de los delanteros más importantes de la Selección Argentina de Fútbol, además de uno de los mejores de la historia. A pesar de que su talento y potencia goleadora lo llevaron a convertirse en una de las estrellas de este deporte, el exfutbolista admitió que, en realidad, no siente pasión por el deporte.

En TNT Sports comentó que el fútbol nunca le pareció divertido. Es decir, no se trata de un ambiente del que le gusta formar parte. A pesar de que logró enormes resultados en Italia, no se divertía al competir. Por el contrario, lo veía como un trabajo, en el cual consiguió sus objetivos debido al esfuerzo y a la destreza.

Carlos Vela

Uno de los casos más icónicos. Un crack más al que no le gusta el fútbol, es decir, donde sus propios problemas o gustos personales le impidieron ser un jugador mucho mejor del que es. Incluso, el mexicano llegó a rechazar la asistencia a un mundial, como ocurrió en el de Brasil 2014.

Básicamente, el delantero había pedido no ser convocado por motivos personales, pero también es cierto que había admitido que el fútbol nunca le había apasionado tanto. Por eso, reconoció cuando apenas llegó al LA FC que prefiere mil veces un partido de básquetbol.

También te puede interesar: Los 5 fichajes latinoamericanos más costosos de la historia del fútbol

Neymar

Uno de los mejores jugadores del planeta, además de la figura de la Selección de Brasil. Hasta el momento, parece ser que muchos de los mejores futbolistas del planeta, figuras en sus clubes y selecciones, parecen tener un denominador en común: que no les guste demasiado el deporte en el que trabajan.

Durante su estancia en ele Barcelona, el extremo brasileño había reconocido, según informa la web de Marcado Rint, que no le gusta ver mucho los partidos en los que no juega su club. Incluso, había admitido que ni siquiera miraba los del Madrid, porque no le gusta mirar ningún partido en general, aunque eso no significa que no le guste practicarlos.

Angeliño

En este caso, tenemos un lateral izquierdo español que es sensación del Red Bull Leipzig. A pesar de ser una de las joyas de la Selección de Fútbol de España, el defensor admitió que no se “desvive” por consumir fútbol. Por el contrario, prefiere ver series y películas, ya que al mundo del deporte lo considera como un trabajo.

En realidad, según indica el medio ES24, se aburre viendo partidos. Solamente le presta atención a los que son muy especiales, pero, en ocasiones, no sabe ni quién juega. Por ende, hemos visto casos de futbolistas muy talentosos dentro de la cancha, pero que, por fuera, prefieren hacer otra cosa.