fbpx

¿Qué son las empresas unicornio y por qué podrían ser vitales para América Latina?

El futuro de los mercados globales podría estar influenciado por este tipo de compañías.

Grupo de personas viendo un computador

Te contamos la importancia de las 'empresas unicornio'. / Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: What are unicorn companies and why could they be vital for Latin America?

El mundo de los mercados es volátil, pero permite que constantemente surjan nuevas oportunidades. Por ejemplo, en Wall Street comenzaron a brillar un nuevo tipo de compañías, denominadas unicornio. Un ejemplo es Airbnb, que en diciembre del 2020 debutó con un valor de 47.300 millones de dólares, o DoorDash, con 68.400 millones de dólares.

Hablamos de compañías que, generalmente, se dedican al área de la tecnología y que se vieron enormemente beneficiadas por la pandemia, ya que gran parte de la producción no necesitó paralizarse por los contagios. Justamente, la idea de “unicornio” remite a lo fabuloso y a lo mitológico, es decir, un animal que todos esperamos encontrar.

Lo cierto es que, a diferencia de este animal que existe únicamente en la literatura, las empresas unicornio son absolutamente reales. Incluso, América Latina tiene algunos ejemplos realmente interesantes que explican por qué el futuro laboral de la región podría pasar por esta área. Veamos, entonces, la importancia de las empresas unicornio.

El valor de las empresas unicornio

En el terreno de los negocios, cada vez es más común escuchar este término. Estas empresas emergentes suelen ser los mejores sitios para trabajar. Como primera característica, suele garantizarse un excelente clima laboral, donde los empleados tienen enormes libertades laborales. Por ejemplo, Mercado Libre, uno de los ejemplos paradigmáticos de América Latina, apareció en el ranking de Great Place to Work sobre las 10 mejores multinacionales para trabajar en el planeta.

Esto se debe, en primer lugar, a que se trata de un entorno joven, pero también con libertades. En este momento tan particular por el coronavirus, muchos de los trabajadores de estas empresas, incluyendo a Mercado Libre, garantizaron el empleo desde casa, lo cual permitió sacarles ventaja a aquellas compañías que no pudieron adaptarse. Su valor es tan importante que, incluso, equivale a más del doble de las reservas del territorio y al 20% del PBI nacional argentino.

Por supuesto, esta no es la única característica que las diferencia. La clave está en el poder de crecimiento prolongado, algo que no logran todas las compañías. Por el contrario, solo el 10% de las startups alcanzan los 3 años de vida. Sin embargo, aquellas que logran diferenciarse por ocupar grandes nichos sin explotar, suelen generar la confianza de los inversores, pudiendo transformarse en empresas unicornio.

Lea también: Bitcoin: la historia de la pizza que hoy valdría más de 230 millones de dólares

Al mismo tiempo, otro aspecto clave es que la valoración de una empresa unicornio debe ser de unos 1.000 millones de dólares sin que haya sido adquirida por otra más, según lo explica Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, la primer en traer el término de compañía unicornio. Esto se debería a su acelerado crecimiento en términos financieros, algo que suele asociarse al hecho de ser una empresa disruptiva. De ahí a que casi todas las compañías de este estilo pertenezcan al rubro de la tecnología.

Lo cierto es que, poco a poco, estas startups comienzan a desplazar a las empresas tradicionales. En el caso de América Latina, vemos que existe un proceso para desarrollar un club propio de los unicornios, algo que podría ser fundamental para lograr un progreso económico en la región. Si bien no será sencillo, existen algunos ejemplos que auspician un gran futuro.

Ya nombramos a Mercado Libre, pero lo cierto es que también hay otra firma que logró popularizarse en este último tiempo: Rappi. De origen colombiano, salió al mercado en el 2015 y desde entonces no ha parado de crecer. Este primer unicornio colombiano apuesta a conquistar toda América Latina, teniendo un crecimiento constante del 20% mensual, un enorme impacto en la cuarentena y un valor de mercado que supera los 3.000 millones de dólares.

El terreno bancario también es explotado en Latinoamérica, teniendo como principal exponente a la brasileña Nubank. Surgida en el 2013, está arrasando América Latina al adquirir 41.000 nuevos clientes diarios. El valor de mercado actual se estipula en unos 8.800 millones de euros, destacándose por ofrecer una experiencia al usuario increíble, apostando por las mejoras continuas.

Por eso, tal y como destaca un informe del Consejo Latinoamericano de Escuelas de Administración (CLADEA), estamos atravesando por una “generación de unicornios latinoamericanos”. Se trata de compañías que cambian las reglas del juego, afectando a los mercados, pero también ofreciendo opciones interesantes a los consumidores. Del surgimiento de nuevas propuestas y de la consolidación de las actuales dependerá del progreso privado latinoamericano.