fbpx

Bosques del Recuerdo: así se conmemoran a los fallecidos por el COVID-19 en Brasil

Esta iniciativa apoyada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) busca plantar 200.000 árboles en conmemoración a los 200.000 víctimas del COVID-19.

Grupo de personas plantando árboles en bosque de Brasil

Al día de hoy el país latinoamericano cuenta más de 211.000 muertos por el virus. / Foto: Fundação Brasil Cidadão

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Forests of Remembrance: this is how those who died from COVID-19 in Brazil are commemorated

Brasil es uno de los países que ha sido más afectado por la pandemia del COVID-19. Al día de hoy el país latinoamericano cuenta más de 211.000 muertos por el virus, ocupando el segundo lugar a nivel global (debajo de Estados Unidos) y el primero en la región con más personas fallecidas a causa del coronavirus. Esta alarmante cifra viene acompañada de una mancha gris para este país: la deforestación. 

Según informes del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), en los últimos 13 años ha habido una disminución del 94% de vida silvestre en Latinoamérica, sobre todo en el Amazonas brasileño. Asimismo, la WWF estima que los incendios en el Amazonas durante el 2019 produjeron el 80% de las emisiones en Brasil. 

A raíz de esta situación, varios individuos y organismos se han unido para conmemorar la memoria de las vidas que se han perdido a lo largo de la pandemia al tiempo que luchan contra el cambio climático que cada vez parece ser más inminente. El pasado 12 de diciembre varias familias en duelo, apoyadas por la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica y el Pacto para la Restauración de la Mata Atlántica, lanzaron esta campaña de plantación de árboles que busca conservar y restaurar bosques tropicales en 17 estados de Brasil. 

Lea también: Cambio climático podría ser favorable para Rusia

Recientemente el PNUMA decidió unirse a esta iniciativa y, además de ayudar a que Bosques del Recuerdo pueda convertirse en una campaña que sea más reconocida a lo largo del mundo, se encargará de garantizar que las plántulas de árboles nativos se nutran adecuadamente hasta alcanzar la madurez.

Para Tim Christophersen, director de la subdivisión de Naturaleza y Clima del PNUMA, “esta es una gran iniciativa porque muestra múltiples dimensiones de la restauración. En particular, que la restauración busca sanar nuestra relación con la naturaleza pero que, al mismo tiempo, es una experiencia sanadora para nosotros mismos”.

El objetivo principal de la campaña es alcanzar a plantar 200.000 árboles hasta el 5 de junio de 2021, fecha hasta la que estará vigente la campaña y en la que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. 

Dentro de las especies que se planea plantar hay una diversidad de especies arbóreas autóctonas de la región de la Mata Atlántica, entre las que se encuentran Inga sp., Guayaba (Psidium guajava), Jacaranda (Jacaranda caroba), Ipé (Tabebuia spp.), Grumichama (Eugenia brasiliensis) y varias especies de las familias botánicas Myrtaceae, Malvaceae, Lauraceae y Fabaceae. 

Además, esta apuesta a reparar regiones devastadas por deforestación permitirá que especies que están en peligro, como el mono tití león dorado, cuyo hábitat natural fue reducido al 2% por la deforestación, y que se verá beneficiado directamente por Bosques del Recuerdo.