fbpx

Deyna Castellanos: la venezolana que conquista el fútbol español

La delantera de la selección vinotinto de mujeres llegó al Atlético de Madrid en enero del 2020.

Deyna Castellanos

La venezolana ya tiene a toda una capital gritando sus goles. / Foto: IG-deynacastellanos

LatinAmerican | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: Deyna Castellanos: the Venezuelan who conquers Spanish Women's League

Cuando comenzó el año 2020 muy pocos se imaginaron que el fútbol a nivel mundial se iba a detener por varios meses. Otros, en cambio, ya estaban esperando por el grandioso cierre de temporada en las diferentes ligas del mundo. En España, particularmente, el Atlético de Madrid quiso apostar en grande con el fichaje de una joven que venía deslumbrando con las selecciones sub-17 y sub-20 de Venezuela, además de tener una temporada espectacular en el fútbol universitario estadounidense. Su nombre: Deyna Castellanos.

Con un talento innato para jugar desde pequeña, Deyna dio sus primeros pasos en el mismo equipo donde jugaba su hermano, y es que al no haber clubes para niñas debió entrenar y jugar con varones en las distintas categorías con el pasar de los años. Ser goleadora y capitana, resaltando siempre en todos los partidos, le valió la oportunidad de formar parte de la Escuela Juan Arango, en su ciudad natal Maracay. Esto apenas era el comienzo para ella.

"Es impresionante ver a una niña de su edad jugar con tanta habilidad y potencia, pegarle a la pelota con ambas piernas y tener tanta explosión de velocidad. No hay muchos jugadores que puedan anotar los goles que ella hace, y estoy hablando tanto de hombres como de mujeres"

- Juan Arango, excapitán de la Selección Nacional de Venezuela.

El paso de la venezolana por la Vinotinto ha estado marcado por grandes proezas. Desde un bicampeonato sudamericano femenino sub-17 (en 2013 y 2016), hasta dos cuartos lugares en el mundial de dicha categoría, ganando Bota de Oro y 2 Balones de Bronce, respectivamente. Pero no todo quedó allí. ¿Qué más podía ofrecer esa joven? El 2017 fue espectacular para ella, ya que logró ser finalista del Premio Puskas (única mujer que encabezaba la lista de nominados) y del Premio The Best de la FIFA (la jugadora más joven en ser nominada). A pesar de no ganar ninguno, significó entrar por la puerta grande en el mundo del fútbol internacional.

"Todavía no he jugado un Mundial Sub-20, ni un Mundial de mayores, ni siquiera juego en una liga profesional o la Champions League, nada de eso. Estar ya entre las 10 nominadas es algo increíble. Para mí significa mucha responsabilidad porque, aparte de ser un sueño, poder ganar este premio me impulsa a seguir trabajando y esforzándome"

- Deyna Castellanos.

Madrid a sus pies

Luego de ser becada por la Universidad Estatal de Florida en 2016, donde estudió Comunicación Social, ganó el título de NCAA Women’s Soccer 2018 y se convirtió en la segunda máxima goleadora del equipo con 46 goles, Deyna firmó su primer contrato profesional con el Atlético de Madrid. Mucho se había hablado de cuál podía ser el próximo destino de la venezolana una vez finalizara su etapa universitaria, pues contar con la destreza de una chica joven con grandes logros era algo con lo que equipos de gran envergadura hubiesen querido contar a partir del 2020. La apuesta fuerte la hicieron los colchoneros que no dudaron en anunciar el fichaje a los dos días del mes de enero.

Lea también: No solo juegan: 3 deportistas populares con estudios universitarios

El inicio, como suele suceder en los futbolistas, fue complicado para Deyna. Poco a poco se fue adaptando al equipo y al ritmo de juego de un club profesional. La temporada 19-20 finalizó para ella con solo 82 minutos en cancha en cinco partidos, todos viniendo desde el banco de suplentes. El objetivo estaba en iniciar la siguiente campaña con todas las ganas posibles, demostrando desde la pretemporada el motivo por el cual el club le dio esa confianza. Desafortunadamente llegó la pandemia y el parón del fútbol, pero eso al final solo fue un pequeño obstáculo que ella pudo superar con el tiempo.

La Primera Iberdrola se caracteriza por ser una de las ligas femeninas más disputadas de toda Europa y de eso estuvo conciente Deyna desde el arranque. El 3 de octubre, en la primera jornada, la venezolana no desentonó y se estrenó con su primer gol con la camiseta rojiblanca. Rivales como Espanyol, Santa Teresa, Logroño, Deportivo La Coruña, Athletic Club y Real Sociedad han sufrido -hasta ahora- cada vez que la atacante pone su mirada en el arco. Sus aportes también van más allá de mover las redes, ya que gracias a su buen dominio del balón y visión de juego la colocan como una de las mejores asistentes del equipo. En casi media temporada, y con solo 21 años, tiene a toda una capital gritando sus goles. Sin duda, el 2021 promete venir con mucho más fútbol en sus botas.