fbpx

Martín Palermo: El optimista del gol

Recordamos algunos de los hechos que llevaron a la carrera del goleador argentino a ser reconocida mundialmente.

Martín Palermo

Estos son algunos de los hechos más determinantes de Palermo en su carrera como futbolista. / Foto: Carlos A. Cermele

LatinAmerican Post / Thomas Handley

Escucha este artículo


Read in english: Martín Palermo: The optimist of the goal

El 7 de noviembre de 1973, nacía quien más adelante sería reconocido como uno de los más importantes futbolistas en Argentina. Ídolo para muchos y querido por propios y extraños, Martín Palermo logró no pasar desapercibido en su carrera como futbolista. Su vida es digna de una película, con capítulos que van desde una de las mayores alegrías que un jugador de fútbol puede tener, hasta tragedias que ningún ser humano quisiera protagonizar. Seleccionamos los hechos más determinantes en su carrera como futbolista.

Martín Palermo en Boca Juniors

Martín Palermo arribó a Boca Juniors en el año 1997 procedente de Estudiantes de la Plata, donde comenzó su carrera como futbolista. En su tiempo vistiendo la camiseta azul y amarilla, interrumpido por su partida al fútbol español, fue catalogado como “el optimista del gol”, dada su habilidad para ubicarse en el lugar y momento indicado para anotar. Si bien tuvo anotaciones de todo tipo e importancia, podemos destacar goles que marcaron tanto al jugador como al club. Entre ellos, su gol de mitad de cancha a Independiente, en el Torneo Apertura 1997, o a Vélez en 2009. Este último dejaría asentado un récord ya que fue de cabeza desde una distancia de 39 metros. Sus goles también significaron grandes títulos para su club, como lo fue el caso de la Copa Intercontinental del año 2000. Anotó dos veces, dándole la victoria a Boca por sobre el Real Madrid, y proclamándose campeón de dicho certamen.

Un capítulo aparte sería necesario para sus anotaciones frente a River Plate, acérrimo rival del conjunto Xeneize. Estos cobraron una lógica relevancia extra por tener de víctima a dicho equipo. Con un total de 18 goles ante el equipo millonario, Palermo inició su cuenta el 25 de octubre de 1997 y fue determinante, ya que con su tanto Boca logró remontar un 1 a 0 en contra para terminar ganando por 2 a 1. También luego de una grave lesión de ligamentos cruzados logró convertirse en pesadilla para el clásico contrincante. Este fue por la Copa Libertadores del año 2000. En la previa del partido, el técnico de River Plate se burló de su posible regreso en un partido tan importante. Ni siquiera se olvidó de marcarles en lo que sería su último superclásico, antes de retirarse del fútbol en el año 2011.

En sus dos períodos en Boca Juniors, Martín Palermo anotó 236 goles. Ese número lo ubicó como el máximo goleador en la historia del club. Además, ganó 14 títulos entre locales e internacionales.

Lea también: Entrenadores sudamericanos que hacen vida en el fútbol europeo

El aporte de Martín Palermo en la Selección de Argentina

Martín Palermo debutó en la selección argentina el 3 de febrero de 1999. Si bien no anotó goles en el triunfo contra Venezuela, sí lo hizo en otros momentos que quedaron enmarcados en la historia. El agónico tanto contra Perú en una noche lluviosa fue clave para la clasificación del conjunto albiceleste a la Copa Mundial de Fútbol 2010. En dicho mundial, celebrado en Sudáfrica, ingresó a los 80 minutos en un partido por fase de grupos contra Grecia. Le tomó 9 minutos hacerse de un gol, convirtiéndose en el jugador argentino más longevo en anotar en una copa mundial. Con 36 años, superó a Diego Armando Maradona, quien lo había hecho con 33, ante el mismo rival 16 años atrás. Coincidentemente, fue Maradona el encargado de convocarlo para que integrara el plantel argentino en Sudáfrica y hacerlo ingresar al campo en ese partido.

Pero no todos fueron récords positivos para Palermo. Su larga carrera como futbolista también incluyó malos momentos. Jugando para Argentina, en la Copa América de 1999 disputada en Paraguay, el goleador se encargó de patear tres penales en un mismo partido contra Colombia. Increíblemente, el goleador erró los 3.  Para empeorar la situación, el partido concluyó en derrota por 3 a 0.

En sus participaciones vistiendo la camiseta celeste y blanca, Palermo consiguió 9 goles en 15 partidos, sumando amistosos y partidos por competencias. Fue convocado para la Copa América 1999, las Eliminatorias 2010, y la Copa Mundial de Fútbol del mismo año.

Los números de la carrera futbolística de Martín Palermo

En resumidas cuentas, Martín Palermo jugó un total de 623 partidos, en los cuales anotó 306 goles. Esto le dejó un promedio aproximado de un gol cada dos partidos. En cuanto a su palmarés, consiguió 15 títulos en total. Tras su retiro y hasta el día de hoy, continúa vinculado al fútbol como director técnico.