fbpx

Salud mental seguirá amenazada aún después de la Pandemia

Autoridad psiquiátrica afirma que los efectos del COVID-19 en la salud mental pueden llegar a ser similares a los de la Segunda Guerra Mundial.

Mujer sentada en una silla viendo por una ventana

La crisis social y económica que representa globalmente la pandemia da como consecuencia un efecto profundo y directo en la salud mental. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Saúde Mental continuará sob ameaça, mesmo após a Pandemic

¿Qué dicen los expertos?

Según el Dr. Adrian Jame, presidente del Royal College of Psychiatrists del Reino Unido, la pandemia por el COVID-19 representa la mayor amenaza para la salud mental después de la Segunda Guerra Mundial

El experto afirma que la combinación de la enfermedad y la crisis social y económica da como consecuencia un efecto profundo y directo en la salud mental. Además, se cree que este impacto continuará aún después de que el coronavirus sea controlado. 

James afirmó para The Guardian que la pandemia “probablemente sea el mayor impacto para la salud mental desde la Segunda Guerra Mundial. No se detiene cuando el virus esté bajo control y hay pocas personas en el hospital”. Es por eso, que llama la atención sobre financiar las consecuencias a largo plazo.

Lea también: Algunos consejos para empezar tu 2021 en bienestar

Por otro lado, se encuentran casos como el de Japón, en el que tan solo en octubre se dieron a conocer 2.153 muertes por suicidio (cifra que superó las muertes totales por COVID-19). Sobre esto, la Dra. Michiko Ueda, experta en suicidios en la Universidad de Waseda en Tokio, dice que esta cifra es alta incluso para un país en el que hay una gran tasa de suicidios y alerta a otros países, pues, debido a la pandemia, esta tendencia podría llegar a verse con más regularidad a lo largo del mundo. 

¿Cuáles son las cifras?

Un sondeo realizado por la UNICEF demuestra el gran impacto que ha tenido la crisis por el COVID-19 en adolescentes y jóvenes en Latinoamérica y el Caribe. En él, se encuestaron a 8.444 personas entre 13 y 29 años. 27% de la muestra reportó tener ansiedad y 15% depresión en los últimos 7 días, 30% dice que esto se debe a sus emociones actuales y los problemas económicos que atraviesan. Además, 1 de cada 2 encuestados afirma que siente menos motivación por hacer actividades que usualmente disfrutaría. 

Por otro lado, el 43% de las mujeres se siente pesimista frente al futuro, a diferencia de los hombres, que son un 31%. Asimismo, 3 de cada 4 han sentido la necesidad de buscar ayuda profesional. 

Las admisiones de emergencia de salud conductual a instituciones psiquiátricas registraron un aumento de 300% debido a la pandemia. Hay que tener en cuenta que, sondeos a lo largo de todo el mundo, han arrojado que los grupos más afectados por la crisis de la pandemia son las minorías étnicas en las que las expectativas de vida se reducen ampliamente debido a la salud mental.

Teniendo esto en cuenta, las instituciones de salud mental se han enfocado en hacer un llamado para que se preste atención a la salud mental ahora más que nunca. Para esto, debe haber programas de financiación que permitan una educación constante en la que se desmitifique la salud mental y sus consecuencias, ya que esto ayudará, no solo a quienes presentan este tipo de enfermedades, sino a que quienes los rodean para que puedan apoyarlos y acompañarlos saludablemente.