fbpx

Algunos consejos para empezar tu 2021 en bienestar

Estas son algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta para empezar el año de una manera más agradable y, sobre todo, enfocada.

Mujer sentada a la orilla del mar

Recopilamos algunos consejos que pueden ayudarte a empezar el 2021 en bienestar. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Tips to achieve your 2021 wellness goals

Con la llegada de la pandemia por el COVID-19 muchos de los planes que se hicieron para el 2020 quedaron truncados. Esto, más el cambio drástico de nuestras rutinas diarias, no solo afectó el mundo afuera, la economía y toda una sociedad, sino que también afectó a cada quien de manera individual

Las preocupaciones que trajo consigo la pandemia y la cuarentena tuvieron una repercusión en la salud mental de las personas más vulnerables emocionalmente, e incluso de aquellas que quizás no lo son tanto. 

Independientemente del caso, desde el inicio, organizaciones como la OMS han llamado la atención sobre la importancia de mantenerse mentalmente estable en este momento histórico que estamos viviendo. De hecho, en octubre la OMS publicó un comunicado en el que dio a conocer los datos de los “efectos ‎devastadores de la COVID-19 sobre el acceso a los servicios de salud mental”. 

Teniendo en cuenta esto y a pocos días de acabar el 2020, a continuación recopilamos algunos consejos que pueden ayudarte a empezar el 2021 en bienestar, siempre teniendo en cuenta que, si se requiere, la ayuda profesional es indispensable. 

Celebrar los pequeños logros

Quizás con el 2020 los sueños y metas que se tenían se vieron truncados, por lo que fue difícil celebrar los logros cumplidos. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que los pequeños logros también cuentan y deben ser celebrados. 

Una manera de mantener la perspectiva clara en 2021 puede ir de la mano de permitirse ver lo importantes que pueden ser esos logros por más pequeños que sean. Esto no solo ayuda a aumentar el autoestima, sino que también motiva para seguir trabajando en las metas más ambiciosas a largo plazo. 

Además, a la hora de hacer un balance, es importante tener en cuenta que las circunstancias durante la pandemia no han sido las más fáciles, por lo que algo que puede parecer mínimo realmente requiere un esfuerzo grande. 

Esto no solo aplica para uno mismo, sino también para las personas que están alrededor. Celebrar los pequeños logros de las personas que nos rodean será alentador para ellos y tendrá beneficios en su bienestar

Lea también: Salud mental en el trabajo: La importancia de empresas cerebro amigables

Identificar las cosas en las que se quiere trabajar

Cuando se inicia un nuevo año hay una motivación clara por crecer en todas las áreas de la vida, sin embargo los planes que hacemos pueden resultar vagos y no se termina de entender en qué y cómo se debe trabajar.

Una buena forma de empezar el 2021 es dividir los logros que se quieren cumplir o los crecimientos que se quieren tener por categorías. Es decir, no solo mencionar logros sueltos, sino identificar a qué parte de la vida pertenecen. Por ejemplo, ¿pertenece a lo espiritual, a lo profesional, a lo relacional, etc?

Esto ayudará a que a la hora de trabajar en ello te enfoques que hay algo específico y algo general, y trabajar en lo específico permitirá que el objetivo general sea más fácil de alcanzar. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al tratarse de varias categorías, hay que ser consciente de qué tanto se puede hacer. Es decir, tener identificado lo que se desea hacer no significa que todo se pueda hacer. Por eso es que es tan importante el proceso de identificación, porque no solo nos da una perspectiva más clara, sino que también nos ayuda a poner todo en un plano realista. 

Esto no significa que se pase a pesar negativamente, sino que se podrá ser más consciente de qué se puede o no se puede hacer. 

Desarrollar poco a poco los hábitos

Otro pensamiento que es recurrente en estas fechas es el de crear hábitos saludables. Sin embargo, estos suelen dejarse después de un par de semanas. Esto para porque, de nuevo, antes de identificar, se decide, y los propósitos terminan siendo poco realistas. 

Hay que tener en cuenta que todo es un proceso, y no se va a poder cambiar los hábitos negativos que se tienen por hábitos saludables de un día para otro. 

Es por ello que se suele recomendar comenzar por algo pequeño. Por ejemplo, si dentro de los hábitos saludables que quieres tener está el hacer ejercicio diariamente y comer mejor, no cambies tu dieta y tu rutina diaria de repente. Comienza por pequeños cambios como comer menos calorías una vez a la semana y haz rutinas de ejercicio que sean progresivas

Asimismo, no es recomendable iniciar varias rutinas de repente. Es mejor ir poco a poco agregando una a tu lista. Si quieres levantarte temprano, hacer ejercicio, meditar, leer más, tener más vida social y destinar ciertas horas a tus proyectos personales, no inicies todo desde el primer día. Esto solo te generará estrés, pues no podrás cumplir y mantener estos hábitos. Lo mejor es comenzar por las cosas que sean más sencillas, como levantarte temprano. Una vez ya te sientas familiarizado con ese hábito, ve agregando uno a uno a tu lista. Así, verás un progreso a lo largo de todo el año. 

***

Estos consejos pueden ayudarte a tener un inicio de año en bienestar, pero de nuevo, recomendamos que si lo ves necesario, accedas a un servicio de salud mental.