fbpx

México elige para el Oscar una cinta con sabor colombiano

Ya no estoy aquí es el título del filme elegido para representar a México en los premios Oscar.

Fotograma de la película 'Ya no estoy aquí'.

La AMACC eligió la película 'Ya no estoy aquí' como representación de México en los premios Oscar 2021. / Foto: YT / Netflix

LatinAmerican Post | Luis Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Mexico chooses a film with Colombian flavor for the Oscar

Ya no estoy aquí ha resultado una sorpresa en México, para empezar se llevó diez premios Ariel en la entrega 62 de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográfica (AMACC). Entre ellos los de Mejor película, Mejor director para Fernando Frías de la Parra y Mejor actor revelación para su protagonista Juan Daniel García Treviño. Esta cinta ha sido elegida por la AMACC para representar a México en los premios Goya y en los premios Oscar, de acuerdo con información de Forbes México.

Ya no estoy aquí

La película se sitúa en la década de los años 2000, cuando México atravesó una de las etapas más crudas de la violencia causada por el enfrentamiento abierto entre el Estado mexicano y los cárteles de la droga. En ese contexto Ulises (Juan Daniel García Treviño), un joven amante de la música colombiana, se encuentra en el lugar y momento equivocados, por lo que debe huir hacia Nueva York, como ocurrió con otros mexicanos en esa época.

La ciudad de Monterrey, en el norte de México, es el escenario de esta historia que nos muestra el rostro de la pobreza en una de las ciudades más ricas de Latinoamérica. Ulises es uno de tantos jóvenes con escasas oportunidades educativas y laborales que siguen existiendo en México, la violencia extrema lo obliga a abandonar su ciudad, pero al mismo tiempo él mantiene el apego a su cultura gracias a la música. 

En Nueva York es esta identidad propia la que lo diferencia de los demás, como cualquier migrante ilegal sufre discriminación, pero también llama la atención de estadounidenses a quienes causa curiosidad su cultura apegada a la música y desde luego a una forma distinta de pensar. La cinta explora entonces por un lado la violencia que obliga a las personas a emigrar, y también el cómo se intentan adaptar a una nueva realidad.

Kolombia

Monterrey es uno de los centros industriales más importantes de México, y como tal tiene una cultura propia bien definida. Parte de esa identidad viene de Colombia, desde la cumbia hasta el vallenato han encontrado en los regiomontanos a un público cautivo. Uno de sus grandes ídolos, el acordeonista Celso Piña, se inspiró en la música del país sudamericano para crear un estilo único que lo catapultó a la fama. La subcultura Kolombia es parte de esta diversidad alrededor de la música colombiana que existe en Monterrey.

Ulises, el protagonista de Ya no estoy aquí, es un personaje que hace del ser cholombiano un modo de vida. Al estar en el norte de México, cerca de la frontera con los Estados Unidos, también tiene influencias de la cultura chicana, lo que crea una mezcla interesante de explorar y que es el marco perfecto para el desarrollo de la historia. Cuando veas el largometraje notarás la influencia de los cholos en su forma de vestir, así como el característico sonido del vallenato y de la cumbia rebajada, es decir, reproducida a una velocidad menor y frecuentemente bajando el tono de la misma.

También puedes leer: Vuelve a estremecerte con los nuevos episodios de Misterios sin resolver

Críticas

La crítica ha sido ambigua con Ya no estoy aquí, por un lado están quienes consideran que sigue reproduciendo los estereotipos de pobreza, su relación con la violencia y una visión superficial de las culturas urbanas en México, como señala por ejemplo el Heraldo de México. Para su director, Fernando Frías de la Parra "Está muy bien conversar y eliminar los prejuicios; la cultura 'Kolombia' tiene un gran grado de espontaneidad, en el sentido de cómo surge y a qué te responde. La idea es abrir el diálogo y aprender a no juzgar”, según comentó a Infobae.

Pero también ha tenido críticas positivas, hace unos días se reunieron los directores Alfonso Cuarón (Gravity, Roma) y Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, The Shape of water) para conversar acerca de la película.

Destacaron el valor que tuvo el trabajo de Fernando Frías de la Parra para optar por hacer una ópera prima de estas características, Cuarón afirmó que "Es una película muy importante para el cine mexicano por distintas razones. Porque está manteniendo vivo al cine mexicano". Por su parte del Toro comentó: "La película es una singularidad en la década en muchos sentidos. Tiene una mesura, una sensación de realidad, de lugar y de tiempo que esta retratada minuciosamente"

La mano de Netflix

Además de ser una ópera prima exitosa, y de hacerse acreedora a ser la elegida para representar a México en dos de los premios más importantes, Ya no estoy aquí también ha sido un parteaguas para Netflix en México. Aunque la cinta se estrenó en su plataforma desde mayo, en realidad cobró relevancia hasta que llegaron sus numerosas nominaciones al premio Ariel, el más importante de la cinematografía mexicana. Su mayor apogeo se dio al arrasar en la entrega de premios de este año y también por los elogios de Cuarón y del Toro.

Para Netflix representa un gran logro, como distribuidora del filme ha puesto en primer plano al cine estrenado vía streaming. Mientras en los Oscar sigue la batalla entre el cine tradicional, el cine digital, las salas de cine y el streaming, en México ha consolidado a la plataforma como un competidor serio frente a las productoras. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…