fbpx

El liderazgo de Juan Toscano en la NBA y en la política

Para Juan Toscano, jugador de la NBA, es de suma importancia apoyar el movimiento "Black Lives Matter".

Juan Toscano, jugador de la NBA.

Juan Toscano ha tomado el liderazgo en la campaña del 'Black Lives Matter'. / Foto: IG / juanonjuan10

LatinAmerican Post | Saúl Gómez

Escucha este artículo


Read in english: Juan Toscano's leadership in the NBA and in politics

Para Juan Toscano, el quinto jugador mexicano en llegar a la NBA, en este momento es de mayor valía apoyar el movimiento "Black Lives Matter" en su ciudad natal, que quedarse suspirando en lo que fue su debut esta temporada con los Golden State Warriors.

272 minutos jugados en su primer año en la NBA, por supuesto que es un logro para Juan Toscano. Pero organizar una marcha en Oakland, California para exigir la igualdad racial representa un suceso de mayor valía para el jugador mexicano.

“Sabemos quiénes somos, no quiero decir ‘figuras públicas’ en la comunidad, pero lo somos”, responde el quinto mexicano en llegar a la NBA durante la protesta. “Solo queremos usar esa plataforma en una forma positiva. No quiero que ellos vayan y me apoyen en los juegos de los Warriors, quiero su apoyo ahora. Preferiría que la gente me recuerde por hacer esto que digan: "Lo recuerdo, él jugaba con Golden State y era de Oakland. Esto es más importante para mí”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por JTA (@juanonjuan10) el

 

De ascendencia mexicana, Toscano-Anderson está orgulloso de sus raíces. Marcha por convicción propia en las calles de su natal Oakland, apoyando el movimiento “Black Lives Matter”. La multitud unida por una misma causa.

Los números del alero de 27 años con el equipo de Golden State Warriors de 5.3 puntos, 4.0 rebotes, 2.0 asistencias 1.0 robos y un porcentaje de 46% en tiros de campo le dejan una experiencia inolvidable tras trece juegos en la temporada regular. Ese mismo semblante de orgullo crece aún más cuando toma el megáfono y alza la voz para protestar ante la brutalidad policial en días recientes.  

“Soy mitad negro, mitad mexicano, pero soy una persona negra. Se trata de humanidad, de hacer las cosas bien, así que gracias a ustedes por estar aquí para hacer lo correcto”, fueron las palabras de bienvenida a los que atendieron la invitación en redes sociales en la ciudad californiana.

Lea también: Draft de la NBA: ¿la oportunidad de Warriors de regresar a la élite?

En su primera campaña dentro de la Asociación, el seleccionado nacional fue el penúltimo lugar del equipo en nómina con su salario de 350 mil dólares. Lejos de los 40 millones que percibió Stephen Curry, o los 32 de Klay Thompson. En un día de juego, ese par es el que normalmente recibe el balón por parte de Toscano. En esta ocasión, los “Splash Brothers” asistieron al mexicano durante la protesta, junto a Kevon Looney, Damion Lee y Marquese Chriss.

Juan encabezando el movimiento y con la voz de mando, como si fuera el mismo Steve Kerr en un entrenamiento del equipo o Stephen Curry en una jugada ofensiva en desarrollo. Ese liderazgo social que pocos pueden mostrar se le ve con naturalidad, por ser esta su casa y defender a los suyos.

“Ver a Steph (Curry), Klay (Thompson), Kevon (Looney) y Damion (Lee) ahí afuera fue algo grande para mí”, detalla el nativo de Oakland. “Me dieron una diferente confianza, y ahora sé que cuando camine en el vestidor será ahora un diferente vínculo. Correría a través de un muro por ellos, sé que cubren mi espalda y la de mi comunidad. Correría a través de un muro por ellos, cualquier día”.

Como mexicano estadounidense, Toscano-Anderson representa los valores con los que creció en el área de la Bahía en el estado de California. Vive el sueño de jugar para el equipo que apoyó desde su infancia, y que ese mismo tenía su antigua arena a un par de calles de distancia de la casa de sus abuelos. La comunidad y el básquetbol lo son todo para él.

“Ellos no tuvieron el lujo de crecer en una ciudad como Oakland; una ciudad diversa”, continúa en su discurso el alero de 27 años de edad. “Construimos diferente. No crecieron con ese lujo. Y todos ustedes que son de Oakland necesitan recordar que eso es un lujo, crecer en un lugar como. Esta ciudad es diferente, esta ciudad cría gente como ustedes. Deberían estar orgullosos de eso, haciendo una diferencia, esparciendo conocimiento, compartiendo el mensaje en mi nombre y en nombre de mis hermanos. Gracias”.  

No un liderazgo de un promedio de 25 puntos por partido, o de un sueldo de 20 millones por año, o de tantas apariciones en el Juego de Estrellas. Más allá de los trece juegos y las seis titularidades en su primer año, el dorsal #95 de Golden State tuvo un mensaje que, le sirvió para ser escuchado. El respeto en el vestidor está ganado para la próxima temporada. De él dependerá el resto.

Lea también: ¿Por qué no hay tiros de 4 puntos en el baloncesto?
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…