fbpx

Los estímulos fiscales latinoamericanos: ¿necesarios en tiempos de pandemia?

La pandemia avivó la brecha de las desigualdades sociales, acentuando la caída de la economía de América Latina.

Billetes colombianos

La crisis por la pandemia acentuó la caída de la economía latinoamericana. / Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Latin American fiscal stimuli: necessary in times of pandemic?

¿Qué papel pueden o deberían tener las políticas fiscales?

La economía mundial parece estar en crisis por la pandemia. Sin embargo, la situación en América Latina es todavía más delicada. Por ejemplo, desde France 24 mencionan que la recesión económica “se posa en América Latina”, algo que se puede ver con la caída del Producto Bruto Interno de varios países, como es el caso de Perú.

Otro país que también está sufriendo gravemente las consecuencias políticas del confinamiento es Argentina. De acuerdo con Clarín, se trató de la “peor caída de la historia”, ya que, por la pandemia y la recesión, el PBI se derrumbó un 19,1% en el segundo semestre, con pérdidas económicas por doquier.

No obstante, la situación pudo haber sido incluso más grave de lo que es. El medio El País informa que, según el Fondo Monetario Internacional, la economía latinoamericana habría caído casi el doble sin el estímulo fiscal de los gobiernos. Es decir, gracias a los ocho puntos de PIB gastados, la región evitó un desplome de entre el 14% y el 15%. Veamos, entonces, qué rol juega la política fiscal latinoamericana ante el coronavirus.

Lea también: Qué es el cepo al dólar y qué consecuencias trae

La política fiscal y la caída de la economía en América Latina

La inyección económica, a pesar de los problemas que puede generar al largo plazo en la región, parece ser una de las claves políticas en el coronavirus. Esto puede verse, por ejemplo, en la Argentina, donde el medio Plan M aclara que el gasto público crece al 70%, mientras que la recaudación solamente se queda el 35%.

Esta descompensación económica se debió a los esfuerzos del gobierno argentino para atender las necesidades más urgentes de la población. En una radiografía del gasto propuesta por el medio Cronista, se develó que los programas de asistencia social implicaron casi 600 millones, equivalentes al 1,7% del PBI total.

Sin embargo, no es el único país que tiene esta tendencia. De acuerdo con El Economista de América, Chile decidió que el gasto público crecerá un 9,5% para el 2021. Es decir, una situación que implica un déficit estructural del 4,7% del Producto Interno Bruto, demostrando los problemas económicos que afectan a la región.

Al mismo tiempo, el panorama parece ser bastante desalentador. Desde la BBC advierten que existen países que tendrán una recuperación más tardía de la economía. Principalmente, se hace énfasis en Argentina, Ecuador, México y Venezuela, que tienen algunos problemas económicos relacionados con la deuda y el déficit fiscal.

El medio especializado Statista refleja que los paquetes de ayuda estatal implicaron un porcentaje bastante elevado para algunos países latinoamericanos. Principalmente, se menciona a Perú, que gastó un 9,0% del PIB, seguido de Brasil, con el 8,0% y Chile, con un 5,5%.

La cuestión parece ser, entonces, la extrema necesidad, que es un problema inmediato. La idea de inyectar dinero a través de políticas públicas permitiría que algunas familias, que han quedado a la deriva debido a los inconvenientes económicos, tengan un respiro a través de distintas ayudas gubernamentales, aún a costa de déficits a futuro.

Sin embargo, también parece ser importante para mitigar los efectos negativos de la pandemia. Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, la política fiscal “debe jugar un papel central en la mitigación del impacto social y económico”, derivado a raíz de la pandemia del COVID-19.

O sea, frente a la crisis humana y económica que debilitó la economía latinoamericana, el impulso de una reactivación económica podría ayudar a mejorar la delicada situación de muchas personas. El problema parece ser, entonces, cuál es el costo que se pagará de cara al futuro y cómo podría iniciarse la recuperación económica de América Latina.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…