fbpx

Los mejores libros ficcionales sobre pandemias

Algunas obras de culto también tuvieron sus propias interpretaciones de los problemas de virus a nivel global. Veamos los mejores.

Portada del libro 'La Peste' de Albert Camus

Estas son algunas de las mejores novelas que retratan historias donde aparece una amenaza que cambia la vida del planeta. / Foto: amazon.com

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The best fiction books on pandemics

La actual pandemia del coronavirus es un tema que es tomado, incluso en la actualidad, para encarnar la ficción. Esto mismo lo demuestra la web de BolaVip, que habla sobre Utopía, una serie de Amazon Prime que trata sobre una pesadilla apocalíptica que permitió que muchos de los fanáticos lo relacionen de inmediato con el COVID-19.

Por supuesto, el terreno literario no será la excepción, ya que existen muchas historias interesantes que podríamos asociar de inmediato con este presente. Es por esto por lo que decidimos averiguar cuáles son las mejores novelas que retratan historias donde, de una u otra manera, aparece una amenaza que cambia la vida del planeta y las relaciones sociales existentes.

Soy Leyenda, de Richard Mathesson (1954)

Comenzamos hablando de una obra que muchos conocerán por su adaptación cinematográfica, protagonizada por Will Smith. Sin embargo, eso no quiere decir que no pueda disfrutarse en su versión original, que plasma, desde la óptica del terror y la ciencia ficción, un mundo postapocalíptico de la ciudad de Los Ángeles.

De acuerdo con lo que menciona el medio especializado de Resibooks, conoceremos la historia de Robert Nevill, el único hombre que logró sobrevivir a una pandemia que terminó con el resto de los seres humanos. Sin embargo, algunos no murieron del todo, ya que se transformaron en vampiros o en infectados. Ideal si buscas una perspectiva terrorífica de la desolación y la enfermedad.

La peste, de Albert Camus (1947)

Aquí hablamos de una novela basada en la epidemia que tuvo lugar en la ciudad argelina de Orán en 1849, luego de la colonización francesa. Según menciona la web de Jesús de Matías Batalla, las ratas comienzan a aparecer muertas en el lugar, siendo un simbolismo realmente terrorífico para los ciudadanos.

En este sentido, podremos descubrir en un primer momento cómo algunos personajes, como el portero Michel, creen que se tratan de simples bromas. Sin embargo, otros tantos, como el doctor Bernard Rieux, comienzan a preocuparse por la muerte de los habitantes, generando una peste que azota la vida tal y como la conocían.

Lea también: La historia e importancia de Mafalda para América Latina

Apocalipsis, de Stephen King (1978)

En este caso, mencionamos un bestseller que se convirtió en una de las novelas favoritas del popular escritor de terror. Aquí aparecerá un virus de la gripe, el cual fue creado en un laboratorio como una posible arma biológica que amenaza a todos los Estados Unidos, debido a su alta capacidad de contagio.

Se trata, en palabras del sitio especializado de Un Libro Un Café, de una de las novelas más largas de Stephen King. El miedo de la pandemia puede verse a lo largo de todas sus páginas, ya que tiene una alta efectividad de acabar con la vida humana, por el que el 99% de las personas tenderá a morir ya que no se puede contrarrestar tal letalidad.

Guerra Mundial Z, de Max Brooks (2006)

Por último, tenemos la obra original de la película protagonizada por Brad Pitt, la cual, según destaca la web de HobbyConsolas, generó una “fuerza visual” muy grande debido al impacto de la situación apocalíptica. En el libro, veremos una narrativa en relatos cortos en primera persona que nos atraparán de inmediato.

De acuerdo con lo que destaca la web de Hello Friki, conoceremos a un periodista que quiere aclarar lo ocurrido durante el conflicto, todo a través de una estructura compuesta por distintos testimonios, donde se aborda la pandemia desde distintas perspectivas: política, económica, religiosa o comunicacional.

Por lo tanto, trasladarnos a estos ambientes literarios en este escenario tan complejo puede generarnos terror, pero desde un lado completamente ficcional. Es decir, podría ayudarnos a ver que el mundo, en realidad, no está tan mal como lo pensamos, ya que hemos visto que hay casos mucho más desastrosos.