fbpx

Especial de Halloween: Muertes extrañas del deporte

En el mes del terror decidimos repasar los deportistas que fallecieron por las causas más extrañas.

Hernán Gaviria y Wayne Estes

Te contamos las muertes más extrañas en el mundo del deporte. / Foto: futbolred.com, asipofsports.com

LatinamericanPost| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Halloween Special: Strange Sports Deaths

La muerte durante el deporte no es tan extraña como parece. Todos los años, algún deportista sufre de un ataque cardíaco y colapsa en el campo de juego sin previo aviso. Sin embargo, ha habido algunas muertes que son verdaderamente extrañas. Aquí te contamos algunas de ellas.

5. Hernán Gaviria y Giovanni Córdoba - El rayo golpea dos veces

 

 

Un 24 de octubre de 2002, estos dos jugadores del deportivo Cali estaban en práctica cuando, según Colombia.com “una terrible lluvia cayó sobre las inmediaciones de Pance, localidad al sur de Cali, en donde se encuentra la sede deportiva del club.” Desafortunadamente, Gaviria fue fulminado por un rayo, muriendo instantáneamente y Córdoba sufrió graves lesiones por este mismo, muriendo tres días después en el hospital.

4. James Dunlop - Caída mortal

A James Dunlop lo mató algo tan inocuo como caer en un pequeño pedazo de vidrio. ¿La razón? La vacuna del tetano todavía no había sido inventada cuando jugó su último juego en 1892. Su historia es un gris recordatorio de que no todo tiempo pasado fue mejor.

3.  Wayne Estes- Las desventajas de ser alto

 

 

La historia de Estes parece sacada de una película de Stephen King. En Febrero de 1965, después de uno de sus mejores juegos, Estes fue con uno de sus compañeros a comer pizza. En su recorrido, pasó dos veces por el lugar de un accidente, donde un carro se había chocado contra un poste de teléfono, dejando caer un cable de línea eléctrica que se suspendía a 6 pies de la acera. Durante su tercer paso por la escena del accidente, su compañero de equipo, que medía 6 pies y dos pulgadas, se dió cuenta del cable y lo esquivó por poco. Wayne, que medía 6 pies y 6 pulgadas, lo golpeó de lleno con la frente. La electricidad lo mató instantáneamente.

Lee también: La reinvención en la carrera de Óliver Pérez

2.  Duncan McPherson-  Bajo el hielo por 14 años

El año era 1989, después de haber sido incapaz de entrar a la NHL, la liga de hockey más popular de planeta, McPherson decidió emprender un viaje de ski al Stubai Glacier Resort de Austria. Un viaje del que jamás regresaría. Despúes de no hacerse ver en la fecha que había acordado con sus conocidos en Escocia, McPherson fue declarado desaparecido. No fue sino hasta 14 años despúes que un empleado del resort descubrió que había sido de él, pues encontró un guante que sobresalía de uno de los glaciares de la pista y dentro de esta fría prisión, yacía el cuerpo de McPherson.

1 Dmitri Tertyshny- ¿Destino final?

 

 

Terminamos con una historia simple, pero tétrica. Este jugador de hockey profesional murió en 1999, lejos de la cancha, en un viaje de bote que estaba tomando con algunos compañeros. Fue cuestión de segundos: una ola golpeó su bote, Dimitri cayó, y la hélice del bote rebanó su vena yugular. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…