fbpx

Homosexuales y la Iglesia Católica: la historia de un rechazo histórico

El Papa Francisco respaldó la unión civil entre personas de mismo sexo. Ante esto, decidimos averiguar las bases de este conflicto.

Grupo de personas marchando bajo una bandera LGBTI

El papa Francisco ha despertado la polémica entre los católicos con sus declaraciones sobre la comunidad LGBTI. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Homosexuals and the Catholic Church: the story of a historical rejection

La Iglesia Católica continúa atendiendo sus asuntos, incluso durante la pandemia. Sorprendentemente, de forma reciente nos anoticiamos de un anuncio importante y que podría significar un cambio de paradigma. Según revela Página 12, el Papa Francisco reconoció la “convivencia civil entre personas del mismo sexo”.

Francisco habría reconocido su postura en el documental Francesco, que se presentó en el Festival de Cine de Roma. Allí remarcó que los homosexuales “tienen derecho a estar en familia”, motivo por el cual pidió normas que les garanticen este derecho, que debería estar cubierto de forma legal.

Se trató de un anuncio sorpresa, motivo por el cual el medio Clarín lo retrató como un “histórico cambio de postura”, debido a los conflictos que tuvo la Iglesia Católica y el propio Bergoglio con respecto a este sector. Veamos, entonces, cuál es la postura histórica que tuvo la máxima institución eclesiástica con respecto a los homosexuales.

El conflicto entre la Iglesia y los homosexuales

Cuando Francisco anunció sus declaraciones sobre la comunidad homosexual, la noticia supuso una sorpresa. Esto podría basarse en la conflictiva historia del conflicto de la propia institución con este grupo, pero la postura del Papa había sido abierta desde hace un tiempo. Por ejemplo, Ámbito menciona que, en el 2013, Bergoglio dijo que “Dios ama a los homosexuales”.

Desde El Mundo también informaron que, en un encuentro con el cómico británico Stephen K. Amos, el Papa argumentó que la persona que rechaza a los homosexuales “no tiene un corazón humano”. A pesar de esta tendencia a favor del sector, que pareció culminar con la aprobación del casamiento civil de los homosexuales, su propia postura en el pasado también es controvertida.

La Izquierda Diario había informado que Francisco recomendó “recurrir a la psiquiatría” cuando los padres constaten una tendencia homosexual en sus hijos desde la infancia. O sea, la consideró una especie de “desviación” o enfermedad de los designios de Dios, provocando el rechazo de toda la comunidad LGBT.

Sin embargo, la historia es mucho más profunda, hasta el punto en el que algunos consideran que se trata de una institución altamente homofóbica. Por ejemplo, de acuerdo con lo que revela la BBC, el sacerdote Krysztof Charamsa, teólogo del Vaticano, fue expulsado de la curia luego de anunciar que era homosexual, motivo por el cual admitió que la Iglesia “ha convertido en un infierno la vida de los gays”.

Lea también: El avance de la medicina en Latinoamérica

Por ejemplo, según informa Perfil, Benedicto XVI, antecesor de Francisco, tenía una visión diametralmente opuesta e incluso más conservadora que la actual eminencia de la Iglesia Católica. Desde su perspectiva, Ratzinger cree que el matrimonio gay es “el anticristo”, por lo que está en contra de los esfuerzos para modernizar a la Iglesia.

Volviendo más atrás en el tiempo, el anterior Santo Padre, Juan Pablo II, había lanzado un comunicado contra las uniones civiles entre gays y lesbianas. De esa manera, se incentivó a los políticos y gobernantes católicos a que se opongan a cualquier forma de convivencia homosexual, a la que había que intentar reprimir y evitar.

Incluso, si nos basamos en la propia Biblia, vemos que existe una “prohibición” de la homosexualidad, de acuerdo con lo que informa Hispanidad. A los homosexuales, en el caso de Sodoma y Gomorra, se los llama sodomitas. Se los trata de actos “contrarios a la ley natural”, que “no pueden recibir aprobación en ningún caso”, motivo por el cual son considerados pecados.

De ahí a que se trate de un conflicto de larga data que, debido a las justificaciones en los textos de la Biblia, tuvieron la condena de los distintos Papas a lo largo de la historia. Sin embargo, siguiendo este camino, puede que un día la Iglesia se “apropie” de los reclamos de las comunidades homosexuales y dejen de estigmatizar una práctica que es tan común como cualquier otra.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…