fbpx

Mulan: la nueva polémica película de Disney

La adaptación live action de la historia de Disney fue la pionera en ofrecer una nueva forma de consumo cinematográfico. Veamos en qué consiste.

Fotograma de la película 'Mulán'.

El estreno de la película se dio en medio de polémica en la plataforma de streaming, Disney +. / Foto: YT / Walt Disney Studios

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Mulan: the controversial new Disney movie

El estreno de Mulan, la adaptación live action de la obra animada de Disney, no dejó a nadie indiferente… incluso antes de salir. Resulta que, por la crisis del coronavirus, la web de Clarín informó que la compañía del ratón decidió estrenar esta obra por streaming, a través de su plataforma exclusiva de Disney+, lo cual generó en burlas y críticas por parte de los usuarios.

Sin embargo, la cuestión principal no radicaba tanto en la inclusión dentro de la nueva plataforma de suscripción de contenidos. El problema es que, para poder verla, debías pagar 30 dólares extra, los cuales se sumaban al valor del servicio, todo para consumir un contenido “desde el hogar” y sin posibilidad de ir a las pantallas grandes.

Además de la disputa de las nuevas formas de consumo de contenido, esta obra también fue eje de críticas diversas. Por ejemplo, la web de CNN en español menciona que se criticó a Disney por “agradecer en los créditos a las autoridades chinas acusadas de abusos a los derechos humanos”. Por ende, decidimos ver qué tan bien estuvo la adaptación de esta película con protagonista asiática.

Mulan y una cinta llena de polémicas

En primer lugar, esta película comenzó a ser vista “con malos ojos” por la decisión de tener que pagar para consumirla. Es decir, puede que los usuarios hayan accedido a verla mal predispuestos o esperando una “obra maestra” que justifique la inversión. La web de Xataka explica que nos parece caro verla desde nuestra casa, ya que estamos acostumbrados a “pagar de una vez” el servicio de suscripción.

Es decir, la experiencia de ir al cine implica que psicológicamente lo asociemos con “ver un estreno”, donde el hecho de salir de nuestra casa e ir a un lugar especializado fomenta esta experiencia. En cambio, aquí el contenido parece ser uno de los tantos que forman parte de la plataforma, por la que, además, ya habíamos pagado para acceder a ella.

Ahora bien, ante esta polémica inicial, estaba claro que la película debía superar las expectativas de los fanáticos para “merecer” el dinero que se invirtió en ella. Desde el punto de vista de Hobbyconsolas, se trató de una “lástima” que no hayamos podido verla en la pantalla grande, ya que podría haber sido mucho más sólida en esa situación.  

La web especializada de Espinof hace énfasis en “no tenerle miedo a cambiar el original animado”, ya que la cinta juega, para bien o para mal, con sus propias reglas. El hecho de desviarse un poco de la historia original, incluyendo a la propia protagonista, genera que no tenga esa esencia de “cuento infantil”, sino que se convierte en un relato mucho más guerrillero.

Lee también: Las 5 noticias más relevantes del mundo del entretenimiento

Uno de los cambios más evidentes se da en el terreno musical, ya que carece de canciones, apelando al instinto mucho más reflexivo y personal de la historia. Algo de eso menciona el medio El Universo, dado que los fanáticos todavía no comprenden que no hayan decidido incluir los temas originales del live-action, sino que solamente aparecen en formato instrumental.

Otra de las diferencias más evidentes es la ausencia de uno de los personajes claves de la historia: Mushu, el pequeño dragón compañero de aventuras de Mulán, partícipe de varias escenas graciosas en la obra original. La película de base, tal y como destaca el medio de Tomatazos, permitió modificar el género de princesas, aunque esto lo tomaron al extremo en la adaptación, como en la eliminación de su compañero.

Sin embargo, no fue la más criticada por gran parte de la comunidad que creció y amó con el cuento original de esta heroína, ya que también eliminaron la representatividad LGBTQ+ al no incluir la relación entre el comandante LI Shang y Ping, por lo que no hay rastros de bisexualidad dentro de esta cinta.

Otro de los cambios, tal y como refleja la web de Hipertextual, se da en la infancia de la propia Mulan. En la cinta actual vemos un poco de la infancia de la guerrera legendaria de China, aunque los núcleos familiares serán distintos. En la animada, tiene a su lado a su madre, abuela y su padre con problemas en la pierna. En la actual, no aparece su abuela, además de que ella tiene una hermana.

Por lo tanto, podemos considerarla una producción arriesgada, tanto en su historia como en su propio lanzamiento. Si la interpretamos como un producto original, logra cumplir con las expectativas, mostrándonos una narrativa oriental muy interesante y con un ritmo aceptable. Si la comparamos con la historia original, podemos observar un espectáculo que honra a esta guerrera, aunque sin llegar a enamorar debido a los cambios que modifican gran parte de su esencia, de ahí al disgusto de varios de sus fanáticos.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…